La amenaza de Trump 'extraordinaria en su absoluta falta de entendimiento”: NYT

viernes, 14 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, negó las acusaciones sobre acoso sexual y amenazó con demandar al diario The New York Times (NYT) por publicar esas “mentiras”, el rotativo estadunidense advirtió que no se retractará de la historia difundida el pasado miércoles 12. En una editorial titulada “Donald Trump vs. la libertad de prensa”, el diario señala que “la carta que los abogados del Sr. Trump enviaron al Times el miércoles –en la que amenaza con demandar al periódico por publicar un artículo que detalla las acusaciones de dos mujeres de que el Sr. Trump las tocó y besó sin consentimiento– es extraordinaria en su absoluta falta de entendimiento, tanto de los hechos como de la ley.” En su misiva, el candidato republicano califica la nota del NYT como ‘injuriosa’, ‘temeraria’ y ‘difamatoria’, e indica que hay ‘un esfuerzo políticamente motivado por derrotar la candidatura de Trump’, y acusa al diario de no investigar adecuadamente la veracidad de las acusaciones. Ayer, el Times respondió con otra carta firmada por David McCraw, consultor legal general del diario, y dirigida a Marc E. Kasowitz, el abogado de Trump: “La esencia de una demanda por difamación, por supuesto, es la protección de la reputación. Trump se ha jactado de su contacto sexual no consentido con las mujeres. Él se ha jactado de entrometerse en los vestuarios de concursantes de concursos de belleza. Él accedió a la petición de un locutor de radio para hablar de su propia hija como un ‘pedazo de trasero’. Múltiples mujeres que no se mencionan en nuestro artículo han informado públicamente sobre los avances no deseados del Sr. Trump”. Añadió: “No hay nada en nuestro artículo que tenga el menor efecto en la reputación que el señor Trump, a través de sus propias palabras y acciones, ya ha creado sobre sí mismo”. Jessica Leeds y Rachel Crooks son las mujeres que acusaron al magnate republicano de haberlas tocado de forma inapropiada y sin su consentimiento. El diario estadunidense afirma que uno de los supuestos incidentes ocurrió hace más de 30 años, y el otro ocurrió en 2005.

Comentarios