Confirman que avión en el que viajaba el Chapecoense se quedó sin combustible

jueves, 1 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las autoridades aeronáuticas de Colombia confirmaron que el avión de la empresa Lamia Corporation con matrícula LMI2933, en el que viajaban el equipo brasileño Chapecoense y que se accidentó el pasado 28 de noviembre, con un saldo de 71 muertos y seis sobrevivientes, carecía de reservas de combustible. El secretario de Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil de Colombia, Fredy Bonilla, aseguró a los periodistas en la ciudad de Medellín, que el avión se aproximó a su destino, el aeropuerto José María Córdova, sin suficientes reservas de combustibles. “Podemos afirmar claramente que la aeronave no tenía combustible en el momento del impacto por lo tanto iniciamos un proceso de investigación para poder establecer el motivo”, dijo Bonilla. Explicó que los protocolos indican que las aeronaves deben tener reservas suficientes para volar a un aeropuerto alterno y sobrevolar hasta por 30 minutos, “en este caso, lamentablemente, la aeronave no contaba con el combustible reglamentario para la contingencia”, dijo el funcionario. La aeronave procedente de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia se precipitó a tierra en el cerro El Gordo, municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia, a cinco minutos aproximadamente del aeropuerto José María Córdoba. Mientras las autoridades colombianas continúan con la investigación de este caso para establecer las responsabilidades y aclarar todas las hipótesis sobre este accidente que enluto el mundo del deporte, el periodismo y la aviación mundial, avanzan los trabajos para identificar los cadáveres. Según los reportes oficiales, al menos 59 de los 71 cuerpos ya fueron identificados y para este jueves se espera que se termine el proceso con los otros 12 cadáveres. Pronóstico reservado En relación con los seis sobrevivientes, los partes médicos indican que tres están en situación crítica en unidades de cuidados intensivos de centros hospitalarios en la ciudad de Medellín. Por otra parte, el jugador Helio Zampier Neto y el periodista Rafael Hensel son dos de los seis sobrevivientes del accidente aéreo del lunes pasado que se encuentran en estado crítico y con pronóstico reservado, según los más recientes reportes médicos. De acuerdo con el informe médico, “el futbolista del Chapecoense y el reportero siguen sedados y en situación muy crítica, aunque están estables hemodinámica y neurológicamente y el pronóstico es incierto. Además presentan múltiples fracturas”. Los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Vicente, en la ciudad de Medellín, informaron que es delicado el estado del jugador Jackson Follman, pero menos grave. Los otros sobrevivientes están en proceso de recuperación satisfactorio a pesar de los múltiples golpes y fracturas en diferentes partes de sus cuerpos. La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, visitó la Clínica Somer, para conocer el estado de salud de sobrevivientes del accidente del avión que transportaba a los jugadores y cuerpo técnico del Chapecoense, así como a periodistas junto con la tripulación del aparato, informó la cancillería. Holguín estuvo acompañada del ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José Serra; el director de Migración Colombia, Christian Krüger, y el director de Asuntos Consulares de la cancillería, embajador Javier Darío Higuera. La canciller colombiana sostuvo una reunión privada con la junta médica de la Clínica, quienes entregaron un reporte de la evolución médica de los tres pacientes que se encuentran allí internados, los dos miembros de la tripulación boliviana Erwin Tumiri y Ximena Suárez, y el futbolista Alan Luciano Ruschel. Holguín dialogó con los dos miembros de la tripulación, quienes le relataron detalles de lo sucedido durante la emergencia aérea y las horas posteriores al accidente, además de la evolución de su estado de salud. La canciller transmitió a los sobrevivientes un “mensaje de solidaridad y les aseguró que el presidente Juan Manuel Santos, el gobierno y el pueblo colombiano están dispuestos a colaborar en lo que se requiera y atender sus solicitudes”. El accidente aéreo que ocurrió en la noche del lunes 28 de noviembre, en el departamento de Antioquia dejó un saldo de 71 muertos, cuyos cuerpos serán repatriados a Brasil y a Bolivia, una vez termine la identificación. (Con información de Notimex)