AI y HRW piden a Obama que otorgue el perdón a Snowden

viernes, 13 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Casa Blanca recibió hoy una carta con una petición expresa al presidente saliente, Barack Obama: otorgar el perdón a Edward Snowden. Redactada por la Unión Americana de Libertades Civiles, Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW) y suscrita por un millón de personas de diversos países, la misiva dice: “Un perdón presidencial por Snowden sería una valiente afirmación del derecho de los ciudadanos a exigir cuentas a los gobiernos cuando se abuse del poder”. De acuerdo con la agencia AFP, el envío de la carta coincidió con la liberación en la ciudad de París de un globo gigante con el rostro del exconsultor de la NSA estadunidense. Al pie de una réplica de la Estatua de la Libertad, colgaba una pancarta amarilla que decía "perdón para Snowden". "En una semana termina el mandato de Obama. Lanzamos una campaña mundial para pedirle que indulte a Snowden antes de su partida", declaró Nicolas Krameyer, de Amnistía Internacional. Edward Snowden, exconsultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), filtró a la prensa miles de documentos clasificados en 2013, los cuales revelaron el alcance de un programa de vigilancia de datos privados que puso en marcha Estados Unidos, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Snowden, quien vive exiliado en Rusia, podría ser juzgado por espionaje y otros cargos en Estados Unidos con penas de hasta 30 años de cárcel. Desde septiembre se ha realizado una campaña para pedir el perdón presidencial, que ha recibido el apoyo del inversionista George Soros y del director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey. Sus abogados intentan conseguir la clemencia antes de que Obama entregue el poder en enero al republicano Donald Trump, quien fustigó a Snowden durante la campaña. "Pienso que es un total traidor y lo trataría severamente", dijo el magnate en una ocasión. Snowden insiste en que volvería a Estados Unidos si le permiten explicar ante un jurado por qué filtró la información, pero el cargo de espionaje que pesa en su contra le niega esta posibilidad. El exconsultor de la inteligencia estadounidense dijo esta semana que no esperaba el perdón de Barack Obama.

Comentarios