Pese a orden judicial, EU mantiene prohibición a inmigrantes de siete países

domingo, 29 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Luego de que una juez federal bloqueara parcialmente la orden ejecutiva migratoria del presidente Donald Trump para deportar a inmigrantes de siete nacionalidades detenidos en Estados Unidos, este domingo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por su sigla en inglés) de ese país anunció que seguirá aplicando el decreto antinmigración, aunque precisó que acatará las decisiones judiciales al respecto. “La orden ejecutiva del presidente sigue en su lugar, los viajes prohibidos seguirán prohibidos y el Gobierno de Estados Unidos se reserva su derecho a revocar las visas en cualquier momento por seguridad nacional o pública”, señaló el DHS. La jueza Ann Donnelly, de la Corte Federal Distrital de Brooklyn, determinó la noche del sábado que la ejecución de las acciones ejecutivas de Trump podrían provocar un daño irreparable en los migrantes, muchos de los cuales han recibido visas o estatus de refugiados. La sentencia de la jueza ordena a las autoridades que no deporten a los refugiados y otros viajeros detenidos en las fronteras estadunidenses. “Devolver a esos viajeros a sus países de origen los expone a “daños sustanciales e irreparables”, manifestó Donnelly. El fallo de la jueza no incide sobre la decisión de la administración Trump de suspender la entrada de los migrantes, sólo su deportación. En un comunicado, el Departamento de Seguridad Nacional indicó que la orden ejecutiva del presidente afecta a una pequeña porción de los viajeros internacionales y es un primer paso para el restablecimiento del control de las fronteras estadunidenses y la seguridad nacional. “Ayer menos del 1.0 por ciento de los más de 325 mil viajeros internacionales que arriban diariamente tuvieron la inconveniencia mientras se implementan las medidas de seguridad reforzadas”, argumentó el Departamento.