EU busca la extradición de diputado de Honduras, presunto aliado del Cártel de Sinaloa

viernes, 19 de enero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La justicia de Estados Unidos busca la extradición del diputado hondureño, Fredy Renan Najera Montoya, a quien acusa de haber traficado “enormes cantidades” de cocaína colombiana de la mano con “miembros de alto rango” del Cártel de Sinaloa, junto con otros legisladores, políticos y empresarios del pequeño país centroamericano. Las autoridades estadunidenses afirman que el diputado participó en una operación de tráfico de cocaína vía marítima, en la que pagó un soborno de 50 mil dólares a Fabio Porfirio Lobo, hijo del entonces presidente Porfirio Lobo Sosa, quien estuvo en el poder entre 2010 y 2014, después de un golpe de Estado contra el expresidente Manuel Zelaya. Entre las actividades que las autoridades imputan al diputado, se cuenta que “Najera facilitó la recepción de un avión cargado de cocaína en una pista clandestina de Honduras, que estaba protegida por personal de seguridad altamente armado, con el afán de que la cocaína sea transportada a través de Honduras, vendida al Cártel de Sinaloa e importada en Estados Unidos”, planteó la Agencia antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés). De acuerdo con el acta de imputación que la Corte federal de Manhattan emitió contra Najera Montoya, organizaciones de narcotraficantes se apoyaron en una red de corrupción en Honduras para trasladar “cientos de kilogramos de cocaína” hacia Guatemala entre 2009 y 2014. Esta red implicó el pago de sobornos a funcionarios, incluyendo a legisladores. De ser reconocido culpable por tráfico de drogas, uso y posesión de armas y objetos destructivos, el legislador enfrentaría una condena de por lo menos 10 años y un máximo de sentencia perpetua. En su país, el diputado ya fue condenado por un asesinato perpetrado en octubre de 2011, pero esta sentencia fue revocada en agosto de 2013, lo que permitió al hombre conseguir una reelección. La Corte federal de Manhattan lleva varios meses condenando a los integrantes de una red criminal que operó en Honduras bajo la protección de funcionarios y políticos durante el mandato de Lobo. En septiembre pasado, por ejemplo, esta Corte condenó a Fabio Lobo -detenido en Haití en 2015- a una sentencia de 24 años de cárcel por sus operaciones delictivas, en las que también estuvo señalado el mexicano Joaquín El Chapo Guzmán Loera, entonces jefe del Cártel de Sinaloa.