Evo Morales cede: renovará el Tribunal Electoral y convocará a nuevas elecciones

domingo, 10 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– El presidente de Bolivia, Evo Morales, ofreció este domingo renovar el órgano electoral para celebrar nuevas elecciones, luego de que un informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) reportara irregularidades en los comicios del pasado 20 de octubre. “Atento al cúmulo de irregularidades observadas, no es posible garantizar la integridad de los datos y dar certeza de los resultados”, indicó la comisión de auditoría de la OEA, que recomienda celebrar nuevas elecciones con un nuevo Tribunal Electoral, en un anuncio emitido poco antes del de Evo Morales. Poco después, y sin mencionar a la OEA, el presidente informó: “He decidido renovar el Tribunal Supremo Electoral y convocar a nuevas elecciones. Todos tenemos que pacificar Bolivia”. Las protestas que estallaron hace dos semanas por las sospechas de un fraude electoral han dejado tres muertos y más de cien heridos. Pero el conflicto escaló el viernes, con el amotinamiento de la policía en varias regiones del país. Y el sábado, el comandante de las Fuerzas Armadas, general William Kaliman, hizo un pronunciamiento en el que aseguró que los militares “nunca nos enfrentaremos con el pueblo al que nos debemos y siempre velará por la paz y la convivencia”. El agravamiento del conflicto llevó a Morales a plantear el sábado un diálogo nacional que fue rechazado por la oposición, que reclama la renuncia de Morales y la convocatoria a nuevas elecciones con un nuevo Tribunal Supremo Electoral. La comisión de la OEA, conformada por 36 expertos, señaló que “teniendo en cuenta las proyecciones estadísticas, resulta posible que el candidato Morales haya quedado en primer lugar y el candidato (Carlos) Mesa en segundo. Sin embargo, resulta improbable estadísticamente que Morales haya obtenido el 10% de diferencia para evitar una segunda vuelta”, y recomendó el reinicio del proceso electoral “tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas una nueva composición del órgano electoral”. Tras casi tres lustros en el gobierno, Morales llegó con la popularidad mermada a los comicios para optar por un cuarto mandato. Escándalos de corrupción, su afán de reelegirse a pesar de un referendo que le negó esa posibilidad y acusaciones de autoritarismo, debilitaron su capital político a pesar de su buena gestión económica que condujo al país andino hacia el crecimiento con baja inflación. (Con información de AP)

Comentarios