Derechos Humanos

La principal responsable del gobierno iraní contra el matrimonio infantil pide medidas más enérgicas

Los reformistas defienden elevar a 13 la edad mínima del matrimonio de las niñas, pese a la oposición de los conservadores
domingo, 27 de diciembre de 2020

MADRID (EUROPA PRESS).- La principal responsable del Gobierno iraní sobre asuntos de las mujeres y de las familias, Masume Ebtekar, pidió  a las autoridades que adopten medidas más enérgicas contra el matrimonio infantil en un país donde están casando a niñas de nueve años.

El matrimonio infantil sigue siendo a la fecha una cuestión espinosa en el país, cuyo actual código civil permite casar a niñas que no llegan a los diez años de edad. Los reformistas y contrarios a esta práctica se han visto incapaces de luchar contra el poderoso estamento clerical, y han tenido que aceptar un término medio y proponer la edad mínima de matrimonio de 13 años para las chicas y 16 para los chicos.

Sin embargo, la propuesta de ley presentada hace dos años a tal efecto ni siquiera ha llegado todavía al proceso de votación parlamentaria. Según el Centro de Estadísticas de Irán más de 7 mil niñas de entre 10 y 14 años fueron obligadas a contraer matrimonio solo durante la primavera de este año. Niñas menores de 15 años dieron luz a 346 niños durante el mismo periodo.

"Nuestra política es animar a los jóvenes a que se casen a una edad adecuada", explicó la vicepresidenta iraní para la Mujer y Asuntos Familiares, Masume Ebtekar.

"Y creemos que, bajo las circunstancias apropiadas, el matrimonio debería ocurrir a partir de los 13 años, siempre bajo la supervisión de una familia y un juez", explicó.

"Sin embargo, cualquier matrimonio de menores de 13 años debería ser impedido", reiteró Ebtekar en una entrevista concedida a la agencia oficial de noticias iraní, IRNA.

La ministra contestó así a un responsable del Ministerio de Sanidad, Mohamad Esmail Akbari, que describió el problema del matrimonio infantil como una "estupidez" y animó a las mujeres a quedarse embarazadas antes de los 20 años, según contextualiza la agencia de noticias kurda Rudaw.

"Una mujer se puede quedar embarazada en el momento en que sus ovarios están activos. Tengan 10, 12 o 13 años. Así las creó Dios. En el momento en que esos signos aparecen, pueden quedarse embarazadas", indicó.

La ministra se declaró consciente de las numerosas ramificaciones del problema. El gobierno iraní está intentando combatir el envejecimiento de la población a través de incentivos al embarazo. Sin embargo, Ebtejar denunció que muchas familias están abusando de ese sistema y convierten a sus hijas en "vacas lecheras" para ganar dinero.

"Por desgracia, el matrimonio infantil se ha convertido en un activo financiero con el que comercian", lamentó la vicepresidenta sobre una política de planificación que comenzó a raíz del declive que el país lleva experimentando desde hace 40 años -- la fertilidad ha pasado del 6.9 de 1960 a 1.8 en 2020 --.

De hecho, el propio líder supremo del país, Alí Jamenei, elevó la voz de alarma sobre esta situación en 2013. "Uno de los errores que hemos cometido, y comparto la culpa, fue el de intentar controlar la población durante la explosión demográfica de los 90. "Limitar la reproducción a día de hoy es un error", hizo saber.

Por último, la vicepresidenta recordó que Irán es firmante de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que prohíbe terminantemente el matrimonio con menores de 18 años.

"Me gustaría saber si a la gente que está de acuerdo con el matrimonio infantil en este país les gustaría ver a sus hijas pequeñas casadas con hombres mayores", preguntó Masume Ebtekar.

Comentarios