Internacional

UE y Reino Unido detienen negociaciones del Brexit por diferencias

"Tras una semana de intensas negociaciones, juntos hemos acordado que no se cumplen las condiciones para un acuerdo, debido a las significativas divergencias en igualdad de condiciones, gobernanza y pesca", afirmaron.
viernes, 4 de diciembre de 2020

BRUSELAS (EUROPA PRESS).- Los equipos negociadores de la Unión Europea y Reino Unido detuvieron las negociaciones sobre la relación futura entre ambas partes tras el Brexit, sin haber alcanzado acuerdo alguno después de una semana de contactos "intensos", debido a las importantes "divergencias" que todavía existen entre ellos en materia de pesca, gobernanza e igualdad de condiciones.

Las negociaciones quedan entonces a expensas de la conversación que mantendrán la tarde de este sábado 5 la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, quienes serán informados en las próximas horas por sus respectivos jefes negociadores, Michel Barnier y David Frost.

Precisamente éstos últimos informaron sobre la decisión de poner en pausa las negociaciones, a través de un comunicado pactado en el que subrayaron que "no se cumplen" las condiciones necesarias para anunciar un acuerdo sobre la relación comercial que mantendrán a partir del próximo 1 de enero, cuando expira el periodo transitorio del Brexit.

"Tras una semana de intensas negociaciones, juntos hemos acordado que no se cumplen las condiciones para un acuerdo, debido a las significativas divergencias en igualdad de condiciones, gobernanza y pesca", afirmaron en la red social Twitter.

Bruselas y Londres intensificaron hace semanas sus contactos para tratar de lograr un acuerdo que rija los intercambios comerciales entre ambas partes a partir del 1 de enero, fecha en la que expira el periodo transitorio que pactaron tras el divorcio del Brexit.

Los tres puntos que todavía separan a la UE y Reino Unido son las condiciones para el acceso aguas británicas por parte de la flota comunitaria, la gobernanza que se aplicará para el cumplimiento del acuerdo y la igualdad de condiciones en materia de competencia y ayudas de Estado.

Este mismo viernes, el gobierno francés deslizó la posibilidad de vetar un eventual acuerdo "si no es bueno" para los intereses de su país. "Si hay un acuerdo que no es bueno, nos opondríamos con el derecho de veto", advirtió el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, en una entrevista a la emisora gala Europe 1.

Comentarios