Trump pagó solo mil 500 dólares de impuestos entre 2016 y 2017: NYT

lunes, 28 de septiembre de 2020
WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos Donald Trump, no pagó un solo centavo en impuestos durante 10 años y en 2016 y 2017 hizo una retribución tributaria por mil 500 dólares, reveló el diario estadunidense The New York Times. La investigación del influyente rotativo desplegada en su primera entrega en siete páginas de su edición impresa de este lunes expone a un Donald Trump que, por años, eludió con trucos legales sus responsabilidades tributarias y viviendo con una riqueza de oropel. “Son noticias falsas, son noticias totalmente falsas, inventadas”, fue la reacción inmediata del mandatario durante una repentina conferencia de prensa en la Casa Blanca, al reportaje exclusivo del New York Times.
Te recomendamos: Trump pasó una década en números rojos; perdió más de mil millones de dólares
A ocho columnas, el despacho del periódico que hizo eco en toda la prensa estadunidense destaca las “pérdidas crónicas”, las “batallas con las auditorias tributarias” y la “evasión” de esas responsabilidades de Trump, quien presume de ser un empresario totalmente exitoso. “Donald J. Trump” pagó 750 dólares en impuestos federales el año que ganó la presidencia. En su primer año en la Casa Blanca, él pagó otros 750 dólares”, inicia el extenso y minucioso reportaje firmado por Russ Buettner, Susanne Craig y Mike McIntire. The New York Times subraya que el mandatario y sus abogados tributarios, han echado mano de todos los mecanismos posibles para borrar las obligaciones de impuestos a los que debería estar sujeto Trump, usando las pérdidas en sus negocios como justificación. “En su contra está pendiente una auditoria tributaria que data de hace una década sobre la legitimidad de un crédito tributario de 72.9 millones de dólares que exigió y recibió tras declarar grandes pérdidas. Una decisión adversa le costaría 100 millones de dólares”, acota el diario.

Preámbulo al debate Trump-Biden

La información de las argucias tributarias del presidente se da a conocer en el preámbulo de la celebración este martes del primer debate presidencial entre Trump y el exvicepresidente y candidato demócrata, Joe Biden. Por años, y desde 2015 cuando decidió buscar la nominación presidencial republicana, Trump se niega a dar a conocer sus pagos tributarios, ya como presidente, sus abogados se han enfrascado en luchas con cortes federales para evitar que lo obliguen a hacerlo. El New York Times clama tener en su poder “cientos de documentos” sobre ingresos, egresos y pagos tributarios de Trump y sus empresas. Da a conocer que el presidente como inversionista siempre ha sido un perdedor en los negocios. “Con el amontonamiento de sus retos financieros, sus documentos muestran que depende más del dinero que hace de los negocios que lo colocan potencialmente y con frecuencia en conflicto de intereses por su trabajo como presidente”, estipula el periódico.
Puedes leer: Trump exige que Biden se someta al antidoping previo a debate por la presidencia
De entre los múltiples tropiezos como empresario e inversionista que padece Trump desde hace décadas, el New York Times apunta, por ejemplo, los 315.6 millones de dólares correspondientes a los campos de golf y resorts que tiene en Estados Unidos y el extranjero. Otra de las pérdidas subrayadas por el reportaje, son los 300 millones de dólares que debe en préstamos recibidos para evitar la bancarrota los 55.5 millones de dólares que en pérdidas le han generado sus hoteles, incluido el que tiene en la capital estadunidense. Otro de los aspectos altamente destacados por The New York Times, es que en los años recientes y desde que es presidente, Trump ha pagado más impuestos en países extranjeros que en los Estados Unidos donde para evitarlo argumenta que pierde más de los que ganan sus empresas. “Impuestos pagados en el extranjero por el señor Trump y sus empresas en el año 2017: en Filipinas, 156 mil 824 dólares, en India, 145 mil 400 y Panamá, 15 mil 598. Ese mismo año el presidente pagó 750 dólares en impuestos federales en Estados Unidos”, indica el periódico. Las adversidades en los negocios y las malas decisiones de inversión que tomó Trump desde que empezó este siglo y hasta antes de 2016, le favorecieron tributariamente para, en cumplimiento con estas obligaciones, quedar exento de pago. The New York Times destaca que, incluso los pagos de impuestos por 750 dólares que hizo en 2016 y 2017, corresponden a sus obligaciones como empleador de cientos de personas en sus negocios conferidos a la industria hotelera.