Coronavirus

Los hospitales de Inglaterra podrían verse abrumados en 15 días, advierten

Ante el acerelado ritmo de contagios de coronavirus en Inglaterra, el Servicio Nacional de Salud adviritió que, en los próximos 15 días, el servicio médico podría verse abrumado.
domingo, 10 de enero de 2021

LONDRES, Ing. (proceso.com.mx).- El Servicio Nacional de Salud (NHS) se enfrenta a la situación más peligrosa que cualquiera pueda recordar, pues existe la posibilidad de “que el servicio se vea abrumado en los próximos 15 días”, admitió el director médico de Inglaterra, Chris Whitty, sobre la batalla contra la segunda ola de coronavirus.

Con más de mil muertes diarias en la última semana en Reino Unido, reconoció que, con la nueva variante del virus de rápida transmisión, el país está teniendo consecuencias trágicas.

“La situación se ha deteriorado más allá de lo previsto. Si el virus continúa la misma trayectoria muchos hospitales se verán en verdaderas dificultades, y muy pronto. Lo que significa que el tiempo de espera para pacientes se incrementará hasta niveles potencialmente inseguros”, señaló en un comunicado de prensa.

Los hospitales, añadió, "no tendrán espacio para redirigir las emergencias en casos regionales, las proporciones de atención de personal médico a paciente, que ya se han incrementado, se volverán inaceptables incluso en lugares como cuidados intensivos. Habrá muertes evitables”.

El principal asesor médico del gobierno de Reino Unido reconoció al personal de NHS: “están haciendo su mejor esfuerzo, trabajando notablemente; todos les debemos una enorme gratitud, pero incluso ellos tienen límites”. 

Por ello, insistió a la población que, pese a estar “cansados de las restricciones”, se deben encontrar la fuerza colectiva para pasar esta fase crítica y salvar tantas vidas como se pueda.

Insistió en que el mensaje inequívoco es: para bajar las estadísticas, tenemos que estar en casa excepto por trabajo, ejercicio y actividades esenciales. “Cada interacción innecesaria que tenga podría ser el eslabón de una cadena de transmisión que tiene a una persona vulnerable al final”.

Recordó que estas restricciones no durarán para siempre. Sin embargo, insistió en que aún faltan muchas semanas antes de que las vacunas empiecen a reducir las muertes por covid-19, y otras más para reducir los números de personas hospitalizadas.

“Por ahora hay que quedarse en casa y evitar todos los contactos innecesarios. Siguiendo las reglas salvaremos vidas y ayudaremos a que la vida normal regrese más rápidamente”, finalizó.

Por su parte, el secretario de Salud, Matt Hancock, admitió que la presión para el NHS es “muy, muy mala”, por lo que no descartó reforzar las medidas restrictivas para contener el virus.

De acuerdo con las estadísticas, hay 60 mil nuevos casos de covid-19 y se han rebasado las 80 mil muertes.

Comentarios