Texas

Texanos reciben facturas de luz por más de 5 mil dólares después de la tormenta invernal

Una de las compañías privadas que ofrecen el servicio de electricidad en la entidad estadunidense envió facturas exorbitantes a sus usuarios.
lunes, 22 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Después de la tormenta, a los texanos les llegaron facturas de luz de más de 5 mil dólares, al menos 100 mil pesos mexicanos, informó Dallas Morning News.

De acuerdo con la publicación, aquél que pagaba 200 dólares ahora pagará 3 mil 979 dólares.

Es el caso de Ivet Cantú, de Dallas, quien comentó que normalmente pagaba 200 dólares, en verano 300, pero ahora su deuda es de 4 mil dólares. La empresa que le provee el servicio se llama Griddy y contó que, en un solo día, pasó de facturar 50 a mil 229 dólares.

“El lunes tuve un consumo de 196 kilowatts a un precio de 6.27 dólares, así que mi cobro era ya de mil 229 dólares, solo por ese día. Ya el martes vi que mi kilowatt costaba 9 dólares, así que decidimos apagar la luz para no seguir gastando.”

Pese a la medida, su consumo fue de 54 kilowatts, por lo que el monto subió a 489 dólares el martes, según cuenta desde la aplicación en el teléfono que le permite ver el consumo. El balance entre el 1 y el 18 de febrero fue, en total, de 3 mil 979.39 dólares.

Decidió mudarse de compañía de luz, pero no le han instalado el nuevo servicio. Dio de baja su servicio con Griddy desde el 18 de febrero.

“Ahora sólo espero que no me saquen dinero de mi cuenta para cobrarse. Aunque ya hablé al banco para prohibir que cobren de mi cuenta. Lo que debo de la luz es más de lo que gano en un mes”, aseguró la asistente de médico de profesión que gana poco más de 5 mil 500 dólares mensuales. “No sé cómo le voy a hacer para pagar”.

Incluso llegaron a circular en redes facturas superiores a 10 mil dólares.

El gobernador Greg Abbott, la Comisión de Servicios Públicos de Texas y la Legislatura deben investigar de inmediato a Griddy y otras compañías depredadoras que cobran tarifas exorbitantes; sin embargo, parecen haber seguido el esquema establecido por Texas para permitir que esto suceda, dijo Clay Jenkins, funcionario oficial electo de la ciudad de Dallas.

Texas, añadió, debería prohibir los planes de tarifa variable o al menos prohibir el extremo superior de la exposición al riesgo para que su tarifa no puedo subir más de una pequeña fracción en cualquier ciclo de facturación.

“¡Esto nunca debió haber pasado! Los líderes electos en Austin que lo causaron deben corregirlo y arreglarlo para que nunca vuelva a suceder. Depende de todos nosotros que lo hagan.”

¿Qué pasa en realidad?

Clay Jenkins, juez del Condado de Dallas, abrió un hilo de Twitter sobre por qué los texanos enfrentan facturas altísimas. Reconoció que el mercado en Texas fue elaborado para beneficiar a las grandes empresas comerciales que usan mucha energía, no para las pequeñas empresas y texanos comunes.

“Para ello, las empresas cuentan con consultores que gestionan sus compras de energía aprovechando las caídas de los precios y cubriéndose de riesgos. Con estas empresas en mente, Texas creó un sistema que permite una amplia gama de opciones de compra, pero poca protección al consumidor”.

El resto de la población compra energía a empresas minoristas que operan como intermediarios y no generan ni entregan energía eléctrica, pero ofrecen una variedad de planes para los consumidores. Algunos a “tarifa fija”, lo que significa que la tasa no cambia durante la vigencia del contrato, pero otros son “variables” y fluctúan con el mercado. De esos planes unos tienen límites de riesgo y otros no.

“La mayoría de los consumidores compran un plan sin una apreciación completa del riesgo y luego se olvidan de él. Una vez que expira su contrato, las empresas no cambian a su plan determinado que puede tener tasas fijas o variables y lo único que tienen en común es que benefician a los minoristas, no a los usuarios”.

 

Comentarios