Capitolio

EU se niega a poner en libertad al líder de los Oath Keepers por su participación en el asalto al Capitolio

La Fiscalía estadunidense señaló a Kelly Meggs, quien deberá enfrentarse a un juicio en Florida por su implicación en los disturbios en el Capitolio, como uno de los diez miembros de esta milicia que desempeñaron un papel "destacado" en dichos altercados.
miércoles, 24 de marzo de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos se opuso a la puesta en libertad de Kelly Meggs, una de las principales figuras de la milicia de extrema derecha Oath Keepers, por su participación "destacada" y coordinación de los actos que acabaron derivando en el asalto al Capitolio en Washington el pasado 6 de enero.

La Fiscalía estadunidense señaló a Meggs, quien deberá enfrentarse a un juicio en Florida por su implicación en los disturbios, como uno de los diez miembros de esta milicia que desempeñaron un papel "destacado" en dichos altercados.

De acuerdo con los informes de los fiscales, Meggs coordinó no solo a sus compañeros de armas en Oath Keepers, sino también a los integrantes de otros grupos como Proud Boys en la toma del Poder Legislativo estadounidense, en la que fallecieron cinco personas.

"Coordinó al resto de conspiradores para detener la validación del voto del Colegio Electoral, se preparó para usar la violencia si era necesario y asaltó el Capitolio", señaló el último informe de la Fiscalía en relación al rol que asumió Meggs aquel día.

La investigación se basa en la participación de Meggs a través de redes sociales en foros de Internet y conferencias, en las que anunció que habría organizado "una alianza" entre los Oath Keepers, Proud Boys y la delegación de Florida de Three Percenters para "trabajar y poner fin a esta mierda".

"¡¡¡Será salvaje!!!! ¡¡¡Será una locura!!!!", escribió Meggs en un mensaje a través de Facebook, según recopiló la investigación, en la que también se recoge el arsenal que habría recomendado llevar para la ocasión, mazas, máscaras antigas, porras y otras protecciones.

"El presidente Donald Trump quiere que lo hagamos salvaje, eso es lo que está diciendo. ¡Nos llamó a todos al Capitolio y quiere que lo hagamos salvaje! ¡¡Caballeros, nos dirigimos a DC, empaquen sus mierdas!!", añadió, según las pesquisas, de las que se ha hecho eco la NBC.

Meggs fue arrestado en su casa de Dunnellon, en Florida, un mes después del asalto al Capitolio junto a su esposa Connie Meggs y otros cuatro integrantes de Oath Keepers. De acuerdo con las autoridades, el matrimonio está acusado de conspiración, destrucción de la propiedad del gobierno, obstrucción a la justicia y violación del acceso restringido a edificios o terrenos federales.

Los servicios de Inteligencia de Estados Unidos identificaron y presentaron cargos contra varias decenas de personas que pertenecen a alguno de los grupos armados dentro de una variopinta caterva de milicias de extrema derecha que aquel día hicieron gala de su arsenal.

El asalto al Capitolio, que dejó cinco muertos, tuvo lugar el día que el Congreso de Estados Unidos celebraba una sesión conjunta para ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, celebradas el 3 de noviembre. El expresidente Donald Trump rechazó repetidamente el resultado electoral, afirmando que se había producido un "fraude", aunque sin proporcionar pruebas al respecto.

Comentarios