Estados Unidos

Capitolio aprueba paquete de reconciliación presupuestal que evita cierre del gobierno de EU

La legislación de financiamiento gubernamental de corto plazo da aire y tiempo a Biden, Pelosi y Schumer para negociar el proyecto presupuestal para el año fiscal 2022, que arranca este 1 de octubre, por 3.5 billones de dólares como lo solicita la Casa Blanca.
jueves, 30 de septiembre de 2021

WASHINGTON (apro).- Tras intensas negociaciones entre la Casa Blanca, demócratas y republicanos, este jueves el Congreso federal de Estados Unidos aprobó un paquete de reconciliación presupuestal que evitar, por ahora, el cierre del gobierno.

Comandados por la presidenta y líder de la mayoría demócrata, Nancy Pelosi, la Cámara de Representantes avaló por 254 votos a favor y 175 en contra el proyecto de ley presupuestal que financiará al gobierno federal estadunidense hasta el próximo 3 de diciembre.

En el Senado, con 65 votos a favor y 35 en contra, Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata, consiguió la aprobación de la legislación presupuestal como mero trámite, que con su firma el presidente Joe Biden convertirá en ley.

El proyecto de gastos se logró luego de que, por el cabildeo de la Casa Blanca, los demócratas aceptaron retirar una enmienda que incrementaba las facilidades para que el Departamento del Tesoro siguiera solicitando créditos hasta 2022.

El tope del alza de la deuda pública provocó que la oposición republicana retirara su negativa al proyecto presupuestal y con ello la amenaza del cierre del gobierno federal, que hubiese ocurrido a partir de esta medianoche.

Con la medida se aportan 6 mil 300 millones de dólares para financiar los asentamientos de los refugiados afganos y se destinan 28 mil 600 millones de dólares en subsidios para las comunidades destruidas por desastres naturales que azotaron este año a Estados Unidos.

La legislación de financiamiento gubernamental de corto plazo da aire y tiempo a Biden, Pelosi y Schumer para negociar el proyecto presupuestal para el año fiscal 2022, que arranca este 1 de octubre, por 3.5 billones de dólares como lo solicita la Casa Blanca.

Increíblemente, lo que mantiene en el aire la solicitud original de gastos que Biden hizo al Congreso es la oposición del senador demócrata de Virginia del Oeste, Joe Manchin, quien rechaza que se destinen 1.5 billones de dólares para financiar proyectos sociales.

La postura de Manchin entre los correligionarios demócratas de Biden causó que la mayoría legislativa que controla las dos cámaras del Congreso federal se opusiera a aprobar un billón de dólares para inversiones en infraestructura como propone el mandatario.

“Este es un buen resultado y me siento contento de que lo hayamos logrado, cuando ocurren muchas cosas en Washington lo último que quiere el pueblo estadunidense es que se paren las actividades del gobierno federal”, declaró Schumer tras la victoria parcial.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes indicó que, más que celebrar la aprobación que evita una catástrofe política en materia presupuestal, “es necesario ponerse a trabajar inmediatamente para sacar adelante el presupuesto para el nuevo año fiscal”.

Comentarios