Discriminación, marginación y palindromos

lunes, 9 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Matar un ruiseñor (Ediciones B; Barcelona, 2011, 410 p.) es una de las novelas estadunidenses más vendidas de todos los tiempos y traducida a más de veinte lenguas. La autora, Harper Lee, únicamente ha escrito esta novela, que apareció en 1960 y recibió el Premio Pulitzer al año siguiente. En 1962 fue llevada al cine por Robert Mulligan y debido a su actuación Gregory Peck obtuvo el Oscar. La novela es contada por una niña de seis años, Jean Louise Finch, y trata sobre la defensa que hace su padre Atticus de un negro acusado de violar a una mujer blanca. A lo largo de la narración Lee defiende el derecho a la justicia, denuncia las desigualdades y cuestiona seriamente el racismo en los Estados Unidos de los años sesenta. Bibliotecarios británicos en 2006 estimaron que este libro es de los que todo adulto debe leer antes de morir (ojo Peña Nieto) junto con la Biblia, El Señor de los anillos de J. R. R. Tolkien, 1984 de George Orwell y Un cuento de Navidad de Charles Dickens, entre otros. Guadalupe Nettel presenta El cuerpo en que nací (Anagrama. Col. Narrativas hispánicas No. 491; México, 2011. 196 p.), una novela autobiográfica en donde cuenta lo sufrido durante la infancia a su psicoanalista. La protagonista tiene una deficiencia visual que la lleva a apartarse de la sociedad. Al margen de las convenciones se identifica con los excluidos y recupera parte de la cultura contestataria de los sesenta que se expresó en una libertad sexual, comunas, rebeliones juveniles, escuelas activas… En este medio alternativo el personaje encuentra los valores que le permitirán aceptar su diferencia y apreciar a los diferentes. Novela valiente escrita con una prosa seca y dolorosa que atrapa al lector desde las primeras líneas. En Sorberé cerebros. Antología palindrómica de la lengua española (Colofón; México, 2011. 145 p.), Gilberto Prado Galán hace una selección de palindromos escritos por 54 autores mexicanos y extranjeros. Entre los compilados están Juan José Arreola, Rubén Bonifaz Nuño, Julio Cortázar, Gerardo Deniz, Darío Lancini y Augusto Monterroso. Cada autor es presentado con una nota introductoria y una ficha biográfica, luego se presentan algunas de sus creaciones como: “Sé brutal y no la turbes” (Bonifaz Nuño), “René teme tener” (Óscar René Cruz), “Leí ‘hielo’ o leí ‘hiel’ (Ramón Giné Farré), “Leí, puta, tu piel” (Darío Lancini), “Sones y senos” (Carlos López), “Nada, yo soy Adán” (Guillermo Cabrera Infante), “Acá sólo Tito lo saca” (Tito Monterroso), “No di mi decoro, cedí mi don” (Juan Filloy). Colección interesante de esa curiosa destreza de escribir palabras y frases que pueden leerse hacia delante o hacia atrás.

Otras Noticias