Con Texcoco se concreta el sueño de ICA

martes, 30 de octubre de 2001
Desde octubre de 1995, la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA) le propuso al Gobierno federal encargarse de la construcción de un aeropuerto de tres pistas para operaciones simultáneas en la zona federal de rescate ecohidrológico del exlago de Texcoco, a cambio de obtener la concesión, por al menos 20 años, de las utilidades erogadas de este nuevo sistema aeroportuario "Esta propuesta considera, a partir del inicio de la construcción, la concesión por al menos 20 años de la operación del nuevo sistema aeroportuario Caracol --nombre de la antigua presa ubicada junto a la zona federal de rescate--, obteniendo todos los ingresos por concepto de tarifas de uso aeroportuario (TUA), aterrizajes y maniobras terrestres, uso de plataformas, pernoctas, manejo de aviones y pasajeros, y operación de edificios terminales, estacionamientos y otras construcciones", indica la propuesta elaborada por ICA, en consorcio con la empresa estadunidense Ogden Fundada en 1947, ICA es la empresa de ingeniería y construcción más grande de México, que a la fecha está presidida por Bernardo Quintana Isaac, socio, además, de empresarios como Carlos Hank Rhon (dueño de Interacciones Grupo Financiero) y Adrián Sada González (presidente de Vitro) También forma parte del consejo directivo de Gruma, propiedad de Roberto González Barrera (dueño de Banorte y Maseca) El proyecto de ICA, elaborado en 1995 por ingenieros que hoy son funcionarios de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), contiene consideraciones técnicas que a la postre fueron retomadas en la síntesis ejecutiva de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que desde enero del 2000 --en el sexenio del priista Ernesto Zedillo-- determinó que el mejor sitio para el nuevo aeropuerto era Texcoco Estas mismas consideraciones son las que a la fecha sostienen el proyecto Texcoco, presentado este año por el Gobierno del Estado de México, anunciado el lunes por el titular de la SCT, Pedro Cerisola, como el ganador El grupo de trabajo que elaboró la propuesta de ICA, según indica el documento en poder de "apro", estuvo integrado por Ricardo Tapia, excoordinador de Programas y Presupuestos en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Estado de México, y hoy director adjunto de nuevos proyectos de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), así como por Jorge Mandri, gerente de estudios aeronáuticos de la misma dependencia Jorge Cendejas, director de ASA de 1980 a 1982 y preso por fraude en 1983, también aparece en el documento como miembro del equipo de trabajo que elaboró la propuesta El documento indica que ICA prevé construir la primera etapa del nuevo aeropuerto, que incluye las pistas, plataformas, salidas y calles de rodaje, edificio terminal, pasillos telescópicos, estacionamientos de usuarios y de empleados, torre de control, cuerpo de rescate y de extinción de incendios, instalaciones para almacenamiento y manejo de combustibles, subestación eléctrica, vialidad interna y exterior del aeropuerto, así como los accesos viales y su enlace con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) También prevé instrumentar medidas para mejorar la operación del AICM, como la construcción de calles de rodaje y salidas de alta velocidad, ejecutar medidas de mitigación de impacto ecológico, así como operar algunos aeropuertos deficitarios o pagar al Gobierno federal una contraprestación por la concesión obtenida A cambio, además de las ganancias señaladas en el segundo párrafo, ICA espera del Gobierno federal obtener la concesión del manejo de combustible y de concesiones y rentas "no comprometidas con el Grupo Hakim", que en 1995 todavía tenía la concesión para operar el área de salidas y llegadas internacionales del actual AICM "ICA de cualquier forma participará en este proceso Sólo estaba esperando que se tomara la decisión", señaló Quintana a los medios, luego de conocer el anuncio hecho por Cerisola El aeropuerto de ICA, igual al de la SCT Algunas de las consideraciones técnicas previstas por ICA, que a la fecha sostienen el proyecto Texcoco, son, además de las tres pistas para operaciones simultáneas, el diseño de programas de mitigación ambiental que impedirían el crecimiento urbano, el desarrollo de áreas verdes en torno al nuevo aeropuerto y la cancelación de operaciones del actual AICM Otras: que el aeropuerto en el centro de la zona de rescate ecohidrológico aprovechará la infraestructura vial actualmente en construcción, el periférico y la vía Peñón-Texcoco, y que la nueva obra ocupará una superficie que no incide en los programas de regeneración del vaso de Texcoco Las implicaciones económicas son otros de los puntos del proyecto de ICA que ahora incluye el de la SCT, ya que desde 1995 la empresa señaló que el proyecto Texcoco requiere una menor inversión en obras de infraestructura vial e hidráulica y reduce el tiempo de traslado de pasajeros en vuelos de conexión "De las alternativas factibles, es la que presenta mayor potencial de captación de operaciones en un solo aeropuerto", señala En la argumentación de su proyecto, ICA apunta que analizó siete alternativas para ampliar la capacidad aeroportuaria de la Ciudad de México, y que sólo tres -Pachuca, Toluca y Texcoco centro-- cumplen con los requerimientos del nuevo complejo, pero que "las desventajas y el costo económico que involucra ubicar el nuevo aeropuerto fuera del Valle de México obliga a agotar todas las opciones posibles en el vaso de Texcoco" Entre muchas otras obras de infraestructura, el actual AICM se encarga de la reparación anual de las pistas, como la que realizará a partir del próximo día 5 de noviembre y hasta el 17 del mismo mes La última obra similar de ICA, el reencarpetamiento asfáltico de la pista 05 derecha-23 izquierda, coincidió en los meses de marzo y abril pasados con la presentación de las dos propuestas para el nuevo aeropuerto, obra que provocó un caos de saturación de vuelos y pérdidas que las aerolíneas estimaron en nueve millones de dólares

Comentarios