"Razones Humanitarias"

viernes, 9 de noviembre de 2001
La decisión presidencial de Vicente Fox de ordenar la liberación de los campesinos ecologistas de Guerrero Teodoro Cabrera y Rodolfo Montiel -presos desde mayo de 1999--- fue tomada cuando todavía prevalece la indignación sobre el asesinato de quien era su asesora legal, Digna Ochoa, integrante de la barra de abogados del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, organización que llevaba el caso de ambos ecologistas, detenidos y torturados por militares test El asesinato de Diga Ochoa, desencadenó la condena nacional e internacional al gobierno de Fox, al que se culpó de no haber proporcionado protección a la abogada, aún después de que ya había sido varias veces amenazada de muerte e incluso secuestrada e interrogada por militares, según señalamientos de la propia abogada Al homicidio, diversos sectores reaccionaron de manera inmediata Entre tantos pronunciamientos, el gran ausente fue el de Vicente Fox El mandatario expresó su "enérgica condena" cuatro días después del hecho La Comisión Nacional de Derechos Humanos alertó que con la muerte de Digna Ochoa "se proyecta una perniciosa sombra de amenaza , no sólo contra todas aquellas personas que buscan impulsar el avance de la justicia y el imperio de la legalidad en nuestro país" Tres días después del asesinato, un grupo encabezado por el excandidato presidencial perredista Cuauhtémoc Cárdenas y por dirigentes del "Miguel Agustín Pro" se manifestaron frente a la Secretaría de Gobernación para demandar el esclarecimiento del "primer crimen político de este sexenio", en una concentración que reunió a 24 organizaciones no gubernamentales Las expresiones de repudio al homicidio de la activista no quedaron a nivel nacional El gobierno de Francia y Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas también se pronunciaron Y más: el gobierno "amigo" del presidente George Bush, emitió su primera condena a la administración de Fox El Departamento de Estado de Estados Unidos, se hizo escuchar: "Ochoa era conocida y elogiada en todo el mundo por su dedicación, la que frecuentemente le ocasionaba gran riesgo personal para promover los derechos humanos de todos los mexicanos", dijo su vocero, Philip Reeker "Esperamos que el gobierno de México investigará plenamente este asesinato y castigará a quienes resulten responsables" La consigna del gobierno estadunidense surtió efecto y unas horas después Fox rompió el silencio Hasta entonces, Presidencia emitió un comunicado "urgente" sobre el hecho que "agravia al conjunto de la sociedad mexicana y no debe quedar impune" Al repudio del homicidio cometido, se sumó la crítica a las acciones del gobierno de Fox y apenas el sábado 3 de noviembre, el presidente tronó en su programa de radio "Fox en vivo, Fox contigo" Arremetió contra la prensa a la que acusó de distorsionar las noticias, de calumniar, engañar y mentir Con la condena encima de un asesinato artero e impune todavía, las críticas sobre su desempeño y la baja de popularidad entre la población -en encuestas de Berumen la población lo calificó en julio pasado con 75 y ya para octubre le dio 68--, Fox anuncia la liberación de los ecologistas presos, cuando apenas el 10 de julio pasado su gobierno solicitó ratificar las sentencias de seis años ocho meses para Rodolfo Montiel -premio Golman de Ecología- y de diez años para Teodoro Cabrera Aún así, la justicia no se asoma en el caso de los ecologistas pues no fueron excarcelados por reconocer su inocencia Su liberación, según lo anunció Fox fue decidida "tomando en cuenta las peticiones de diversas organizaciones sociales () así como las condiciones de salud de los sentenciados Montiel y Cabrera" El secretario de Gobernación ratificó lo dicho por Fox no sin antes descartar que la decisión sea populista: "Vamos a demostrarle a México y al mundo que aquí en nuestro país se cumplen y se protegen los derechos humanos a toda costa, en todo el territorio y respecto de todas las personas" La libertad de Montiel y Cabrera es "una excarcelación por razones humanitarias"

Comentarios