Guantánamo: las jaulas de los talibanes

sábado, 26 de enero de 2002
Desde la Base Naval de Guantánamo, en Cuba, Proceso reporta en su edición del domingo 27 de enero la situación de los prisioneros afganos que Estados Unidos aprehendió en su defendida "guerra antiterrorista" Son como jaulas para animales los lugares en los que el gobierno de George Bush mantiene a los talibanes que "cazó" durante su embestida contra Afganistán El campamento llamado "Rayos X" hace honor a su nombre ya que está constituido por celdas techadas con madera que tienen por paredes alambres de púas en hilera Ahí, 158 presuntos miembros de la red terrorista Al Qaeda pasan las horas sin ser perdidos de vista por los vigilantes, quienes no parecen tener prisa por construir el penal definitivo Proceso relata en su nuevo número que ha sido el gobierno de Fidel Castro el que ha dado a la prensa las únicas fotografías de la llegada de los presos desde Asia, pues en la zona, a cargo del general Michael Lehnert, rigen estrictas medidas de seguridad Los presos llegan a Guantánamo con los ojos vendados, tapones en las orejas, una máscara que les tapa la cara y guantes Antes de partir de su tierra se les corta la barba y se les rapa la cabeza, aunque Lehnert declaró al semanario que se analiza la posibilidad de permitirles tener bello facial, como es costumbre en su cultura y, de antemano, mediante un cartel se les auxilia para orientarse hacia dónde se encuentra la Meca, para que puedan realizar sus ritos religiosos Sin embargo, detalla Proceso, los prisioneros no han tenido a su alcance su guía religiosa, el Corán En el campamento se han dado pocos incidentes de violencia ---uno de los talibanes mordió a un oficial, aparentemente, sin motivo--, pero las oficiales se mantienen atentas con respecto a los movimientos de quienes las miran con odio y desprecio, comentan en el reportaje que publica el semanario Proceso en su edición que empieza a circular el domingo 27 de enero

Comentarios