El aumento a tarifas eléctricas, un golpe a las clases populares: AMLO

martes, 29 de enero de 2002
México, D F- Por más que se intente poner disfraces, la decisión del Gobierno federal de disminuir el subsidio al servicio eléctrico tendrá un impacto negativo, sobre todo en las clases más pobres, evidenció el jefe del gobierno de la ciudad, quien ya analiza las consecuencias de la medida --que la administración de Vicente Fox dio a conocer el lunes-- en su programa de austeridad "Nosotros pagamos más de mil millones de pesos al año a la Compañía de Luz y Fuerza y, desde luego, no estamos contemplando ningún aumento en el pago de la energía eléctrica", comentó el mandatario local, quien desde el inicio de su administración, el año pasado, ha reducido considerablemente los gastos del aparato de gobierno López Obrador señaló que, por concepto de electricidad, este año pensaba ahorrar unos mil 500 millones de pesos en el gobierno capitalino, lo cual ya no será posible a raíz de la decisión federal --admitida el mismo lunes por el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz-- de recortar el subsidio a las tarifas residenciales de servicio eléctrico Los clientes que consuman más de 125 kilowatts mensuales serán los más afectados, con lo que 70 por ciento de la población quedará fuera de la medida No se afectará a los sectores más desprotegidos, garantizó Gil Díaz la víspera Pero el jefe de gobierno, que consideró erróneo dicho planteamiento, comentó que determinaciones como esta corresponden a la política económica que se aplica desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari Es lo que los tecnócratas llaman "realismo económico", señaló el funcionario, quien advirtió que no se detendrá para criticar disposiciones como la que se dio a conocer el lunes Pero, aclaró, una cosa es dar un punto de vista, "subrayar que debe cambiar la política económica", y otra es "optar por desestabilizar" Por eso, López Obrador aseguró que sus manifestaciones no están encaminadas a socavar la figura presidencial El mandatario local también criticó el hecho de que no se dé a conocer las identidades de todas las personas que participaron en el fraude contra Petróleos Mexicanos Esto demuestra que el gobierno de Vicente Fox, al destapar el escándalo, sólo buscó adjudicarse cierta autoridad moral, apuntó El asunto fue "pura bulla" y no va a pasar nada, consideró en torno al caso que fue dado a conocer por el secretario de la Contraloría, Francisco Barrio, quien informó que se investigan indicios de que los recursos desviados de Pemex fueron a parar a manos de priistas 29/01/02