Fallo oficial: la Guadalupana es de origen divino

sábado, 12 de octubre de 2002
Como si fuera suya, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, ha hecho de la imagen de la Virgen de Guadalupe un negocio redondo, en el que lo mismo le da violar leyes federales que el propio catecismo de la Iglesia Católica En su edición del próximo 13 de octubre, Jesús Ferral Novoa, director de Cronopolis --organización social dedicada a defender el patrimonio cultural--, asegura que por ser un bien nacional, la explotación comercial de la Guadalupana está prohibida Como ejemplo pone la lotería manejada desde hace años por el cardenal Rivera Carrera, cuyas ganancias se desconoce a cuánto ascienden o a que obras se destinan, una vez que ya se cumplió el principal objetivo por el que fue creada: la construcción de la Casa del Peregrino, inaugurada en diciembre de 2000 El director de Cronopolis, en la edición del domingo 13 de octubre de Proceso, coloca al arzobispo primado de México al mismo nivel de los grandes magnates mexicanos del juego, como Justo Fernández, Ramón Aguirre Velázquez y la familia Hank Rhon, permisionaria de las casas de apuesta Caliente