Fox-Korrodi: Adiós a un dulce negocio

sábado, 9 de noviembre de 2002
Un amargo sabor podrían paladear Vicente Fox y su amigo y asesor Lino Korrodi Cruz, en los próximos meses, cuando las autoridades jurisdiccionales resuelvan en favor de los dueños de los 27 ingenios azucareros --expropiados en septiembre del 2001 por el gobierno federal-- el amparo que interpusieron para revertir dicha orden presidencial Desde sus años mozos, Fox y Korrodi han estado metidos en el negocio del azúcar, primero como empleados de la Coca Cola y después como comercializadores del endulzante Mucho se ha escrito sobre los recursos que Fox recibió en su camino a la Presidencia de funcionarios vinculados con la transnacional, una de ellas, Purita Leonor Guillermo Prieto, concesionaria de Coca Cola en Morelos, Guerrero y parte del Estado de México, y parece ser que la tinta continuará corriendo, pero hoy ante la duda de por qué fueron expropiados 27 ingenios constituidos en diversos grupos de reconocidos simpatizantes priistas Hace un año, en septiembre, Vicente Fox decidió expropiar 27 ingenios azucareros bajo el argumento de que no pagaban a los productores de caña; algunos como el grupo Machado, encabezado por Teresa Machado, sí habían liquidado su adeudos con los productores, sin embargo, también le expropiaron sus siete ingenios Llamó la atención en ese entonces que los dos ingenios del grupo Piasa y que forman parte del grupo cocacolero Continental (donde trabajaron Korrodi y Fox en su juventud), no fueran expropiados, bajo el argumento de que ellos no tenían deudas con el gobierno federal, pero más suspicacias creó cuando se descubrió que Piasa le vendía su azúcar a una comercializadora de Lino Korrodi, que a su vez se la vendía al grupo Continental, es decir, su dueño original En el camino de la intermediación el único que salía y sale ganando es Lino Korrodi Pero qué importancia tiene hoy la expropiación de los 27 ingenios y por qué sale a colación después de un año del decreto presidencial, en realidad la respuesta es simple: existen dos razones, la primera es que tan sólo uno de los grupos expropiados produce el 22 por ciento de toda el azúcar que se genera en el país y, segunda, hasta el momento el gobierno federal no ha informado qué hizo, a quién le vendió y a cuánto, la producción de la zafra 2000-2001, que tenía en aquel momento un costo de venta de 11 mil 500 millones de pesos y se encontraba toda en bodega Pero tampoco ha informado qué se hizo con la zafra 2001-2002, que suma 12 mil millones de pesos En el búnker de los priistas en la Cámara de Diputados, y en el Senado, se insiste en la especie de que el artífice de la expropiación fue Lino Korrodi, a quien le incomodaban los dueños de ingenios con filiación tricolor, y quienes muchas veces tuvieron que negociar el precio del azúcar con el entonces secretario de Agricultura, Francisco Labastida Ochoa Por ello se habla también de la urgencia que tenía el gobierno de controlar toda el azúcar, incluyendo a estos ingenios; no hay que olvidar que México tiene un compromiso de venta de excedentes con Estados Unidos El último punto que llama la atención es cómo hoy, la Secretaría de Economía quiere controlar el fideicomiso que maneja los 27 ingenios azucareros expropiados, y hacer a un lado a Sagarpa, que por su naturaleza debía tener todo el manejo de producción, pignoración, zafra y comercialización El dinero que está en juego por la comercialización es mucho, también lo que podría llamarse el primer rescate financiero de la era de Vicente Fox, quizá por ello el interés de la Secretaría de Economía por manejar los hilos de los ingenios expropiados Tan sólo como dato, el actual oficial mayor de dicha dependencia, Pablo Gómez Domínguez, fue socio de Lino Korrodi en una de las empresas que participaron en la triangulación de dinero para la precampaña de Vicente Fox, y también forma parte de la firma comercializadora de Korrodi, de nombre WW and Korrodi Pero el azúcar y sus mieles parecen derramársele al gobierno federal, pues los dueños de los ingenios expropiados interpusieron un amparo y las primeras resoluciones están saliendo en su favor, lo que obligará a Fox a solicitar el recurso de revisión ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación Hasta el momento, los beneficiados por los amparos son los grupos Santo, Azucarero de México, Machado y Caze De seguir las resoluciones en su favor, Lino Korrodi habrá metido a su amigo en un grave aprieto, pues no sólo no habría hecho a un lado --de la comercialización y del esquema político-- a sus rivales azucareros, sino que además los habría beneficiado al absorber una deuda por más de 15 mil millones de pesos, al sanearlos, para a final de cuentas tener que regresarles el negocio Detrás de este nuevo dulce capítulo no hay que perder de vista al hombre que despacha en la exoficina de Vicente Fox, Lino Korrodi Cruz

Comentarios