IVA a revistas, zarpazo de los brutos

viernes, 13 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- El "reformón" que Vicente Fox propuso al país apenas comenzó su gobierno, que fue repudiado por su propósito de cobrar IVA a alimentos y medicinas, tuvo este miércoles un éxito parcial e infame: las revistas deberán pagar 15 por ciento de este impuesto a partir del primer día del 2003 Oculta la maniobra perversa en la Ley del Impuesto al Valor Agregado, que Fox envío al Congreso como parte del paquete económico para el 2003, la Cámara de Diputados la convalidó con su aprobación y es previsible que, salvo que impere la inteligencia, algo muy remoto, el Senado la ratifique en las siguientes horas Es, en efecto, un éxito parcial, porque desde que en marzo del año pasado el cobro del IVA era no sólo a alimentos y medicinas, sino también a periódicos y revistas, tal como lo han hecho los gobiernos que son incapaces de innovar mecanismos recaudatorios Se trata de un impuesto que, necesariamente, repercutirá en el precio que paguen los lectores de revistas --no de periódicos, que se quedaron exentos-- y es obvio que, por la sorda crisis económica que padece con mayor agudeza el país, implicará un abatimiento en las ventas y en consecuencia en los tirajes Hasta un neófito se percatará de esta ecuación elemental, como también de que esta medida, urdida por el gobierno de Fox, si bien tiene un propósito recaudatorio --en tanto que el IVA es el segundo impuesto mediante el cual se allega de recursos--, el fin es eminentemente político En un contexto en el que el gobierno del cambio hacia atrás ha alentado medios escritos que le sirvan como vehículo de propaganda y ha hecho arreglos con los empresarios de la radio y la televisión, que actúan tal como lo hacían con el PRI en el poder, la crítica debe ser combatida Y el único medio escrito que ha ejercido a plenitud su responsabilidad con la sociedad frente al gobierno de Fox, ha sido el semanario "Proceso", tal como lo hizo desde 1976 en los gobiernos priistas Las asechanzas a "Proceso" desde el inicio del régimen de Fox son numerosas, precisamente por no serle incondicional y convalidar su incompetencia, que es una manera de corrupción El propósito, exitoso, de cobrarle impuestos a las revistas se enmarca, por supuesto, en este contexto Mientras el grueso de los diarios ha guardado un sospechoso silencio sobre las corruptelas de los Amigos de Fox durante la campaña, "Proceso" las ha documentado, del mismo modo que lo ha hecho con el desvío de recursos a las campañas, en plural, del PRI La maniobra del gobierno foxista dejó fuera a los diarios, justamente porque nada harán para solidarizarse en un medio de por sí mezquino y acostumbrado a cuidar exclusivamente sus intereses, muchos de ellos bastardos Ningún funcionario de la Secretaría de Hacienda justificó, técnicamente, por qué era preciso gravar a las revistas, muchas de las cuales son de difusión científica y cultural, y dejaron correr la versión que México es un país que lee, sobre todo, las del corazón o de chismes de la farándula Los legisladores, que en el caso de la actual Legislatura de la Cámara de Diputados nadie los extrañará por su incompetencia sólo comparable con la del Ejecutivo, simplemente aprobaron lo que les fue enviado, salvo voces aisladas que no fueron capaces de combatir la artera decisión Seguramente habrá de procederse jurídicamente, vía el amparo, contra esta decisión que refleja la inteligencia tan limitada de los funcionarios del gobierno, no sólo para prohibir la difusión y la crítica, sino para generar recursos para beneficio de los mexicanos La decisión al respecto, entonces, corresponderá al Poder Judicial, que ha dado muestra de ya no dejarse presionar e intimidar por el Ejecutivo, donde prevalece la razón de los brutos Comentarios: delgado@procesocommx