La venganza de Hacienda

domingo, 15 de diciembre de 2002
Hay una enorme incongruencia entre la política gubernamental dirigida a crear un país de lectores, según la propaganda oficial, y la emisión de una ley que grava el consumo de revistas La aplicación de 15% de IVA a las publicaciones periódicas no diarias violenta el criterio constitucional de equidad en materia fiscal, y agrede directamente a la libertad de expresión escrita Más aún: refleja una actitud discriminatoria e intimidatoria de la autoridad hacendaria contra algunos de los medios escritos que mantienen inalterable una posición crítica ante el gobierno, sea éste de uno u otro signo partidista A partir del 1 de enero, todos los lectores de cualquier tipo de revistas tendrán que pagar 15% de IVA, adicional al precio normal, según lo determinó el Congreso de la Unión Sin hacer distinciones entre las publicaciones de entretenimiento y las de análisis político, cultural, académico o de investigación, diputados y senadores hicieron realidad la pretensión que desde junio último expresó el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, ante el Senado, cuando dijo que debería quitarse la exención de impuestos a libros, periódicos y revistas y no darles más estímulos fiscales En la Cámara de Diputados, el priista Óscar Guillermo Levín Coppel, principal operador político de Gil Díaz, en alianza con el PAN, mediante el diputado Manuel Minjares, aprovecharon el cansancio de los otros 28 integrantes de la Comisión de Hacienda, para quitar en las modificaciones a la ley del IVA la exención a todas las revistas En las primeras horas del viernes 6 de diciembre, Levín Coppel revisó el proyecto de decreto por el cual se reforma, adiciona y derogan diversas disposiciones de la Ley del IVA, y en el artículo 2-A introdujo un nuevo inciso, el i), en el que se establece que tendrán tasa cero los libros y periódicos, exceptuando “aquéllas (sic) publicaciones periódicas”, es decir, revistas de todo tipo Luego lo llevó a la Comisión de Hacienda, donde recibió el apoyo del panista Manuel Minjares La legisladora del PRD, Miroslava García, intentó frenar la reforma y argumentó que era necesario diferenciar el perfil y contenido de cada revista, con base en las claves y registros que les otorgan las secretarías de Educación Pública y de Gobernación PAN y PRI rechazaron la propuesta y no se permitió que participaran en la discusión otros integrantes de la comisión Lo mismo ocurrió en el pleno En entrevista, Levín Coppel argumenta: “Evidentemente no tenemos retraso mental como para perseguir a las revistas fundamentales, este impuesto no tiene dedicatoria Lo que quisimos fue poner un gravamen a las revistas que publican basura, pero como el criterio de la Suprema Corte no nos permite distinguir entre basura y no basura, se tuvo que gravar a todas” Señala que “hay un compromiso del gobierno de aplicar un subsidio a todas las revistas serias y éste es equivalente al impuesto con que se les gravó Si esto le da al gobierno posibilidades de influencia en una revista como Proceso, si ustedes se dejan amarrar en su línea editorial, eso ya es un asunto de la revista, pero no creo que permita un amarre de esa naturaleza en su línea editorial” Sostiene que “95% de las revistas que se editan y publican en México no es positivo sino nocivo para la sociedad mexicana” —¿Este impuesto es un castigo moral? —No Aquí no hay un criterio moral del legislador, eso no nos corresponde a nosotros, pero sí que no estén en tasa cero esas revistas que hacen negocio, el Libro Vaquero, los comics, pornografía” El panista Manuel Minjares, si bien lamenta que haya prosperado esa iniciativa, dice “que es evidente que hay mucha literatura que es basura y es barata y que, lejos de orientar y formar opinión pública, como lo hacen Proceso y otras revistas, sólo sirven para deformar y dañar los hábitos de los mexicanos” Por eso confía en que el público que lee revistas científicas, culturales, académicas y de corte político siga comprándolas, pues no leen éstas por lo barato sino por su contenido Minjares desconoce el compromiso de la Secretaría de Hacienda de otorgar un subsidio a este tipo de revistas y señala que nunca lo sugirieron así los funcionarios de Hacienda, encabezados por el subsecretario Valentín Villa, y el subdirector del Sistema de Administración Tributaria, Rafael Sandoval, quienes estuvieron en todo el proceso de elaboración del dictamen sobre el IVA La perredista Miroslava García expresa su malestar: “Ni esos funcionarios que se hicieron acompañar por un gran número de colaboradores, ni el PAN ni el PRI, quisieron hacer un esfuerzo verdadero por depurar esta iniciativa; se valieron del cansancio y de las maratónicas sesiones para imponernos este impuesto” LA DEDICATORIA El coordinador de la diputación del PRD, Martí Batres, considera que el impuesto de 15% a las revistas es similar al de derechos de autor que se intentó aplicar el año pasado, lo que demuestra “un gran desprecio a la cultura y un enorme temor a los espacios donde se realiza la crítica y el análisis nacional; este impuesto tiene dedicatoria y ustedes saben la actitud agresiva que tienen Fox y su gobierno con la prensa escrita, actitud que se agudizó cuando Proceso empezó a investigar y publicar el origen de los recursos de los Amigos de Fox” Destaca que al igual que su partido dio la batalla en el asunto de los derechos de autor, habrá que hacerlo en este caso para colocar a las revistas en tasa cero: “Ustedes deben hacer su parte amparándose, tienen todos los elementos para ganar” “¡Esto está cabrón!” sentencia por su parte el diputado del PRD, Uuc-kib Espadas Ancona, quien sostiene: “Lo hecho por Hacienda fue quitarse de encima a los periódicos y a las editoriales de libros para irse con todo contra las revistas políticas, introduciendo en la comisión legislativa de manera soterrada este impuesto” Víctor Antonio García Dávila, diputado del PT, asegura que la mayoría de los legisladores que aprobaron esta ley no supo qué contenía “Les pasó de noche” El diputado Jesús Garibay García fustiga la operación Levín-Minjares: “No podemos estar poniendo impuestos en función de lo moral y lo inmoral, la libertad de imprenta y de expresión no tienen por qué ser sancionadas con un impuesto” LA PROFECÍA DE GIL El 20 de junio, Gil Díaz anunció ante los senadores su pretensión de gravar las revistas, sólo que en ese entonces también incluía a libros y periódicos: “Todos sabemos que, con excepción de algunas revistas que son semipornográficas, y que son las de mayor circulación, prácticamente no leemos en nuestro país”, respondió a la senadora Laura Alicia Galindo, del PRI, cuando lo cuestionó sobre los estímulos fiscales que el presidente Fox había anunciado días antes para la industria editorial Según Gil Díaz, los estímulos fiscales a las publicaciones posibilitan los fraudes al fisco, pues se pueden falsificar facturas para reclamar las devoluciones del IVA en efectivo, con lo cual se crean “fábricas de billetes” TABLA RASA El senador del PRD, Demetrio Sodi de la Tijera, justifica el que el Senado haya aprobado el 15% de IVA a las revistas con el siguiente argumento: “No se puede fiscalmente tener un tratamiento distinto para las revistas científicas o políticas y con las de espectáculos, de cosméticos o de sexo Es imposible hacer una distinción fiscal” —¿Los legisladores pusieron en el mismo rango a las revistas científicas, políticas y académicas con las de espectáculos? —Cuando uno legisla, ve que de 100% de las revistas, 95% son de lujo, de sexo y de sociales; nosotros establecimos el impuesto por ese 95% y no en función del 5% restante “Si uno ve las revistas Eres, Hola! o Vanidades, no son culturales ni educativas, sino de sociales, de chismes o de belleza, y sería injusto que esas revistas que son para una clase social acomodada no tuvieran el impuesto de lujo Aquí, desgraciadamente, una revista tan seria como Proceso sale afectada, pero figúrense que nosotros por una sola revista o dos revistas políticas serias tuviéramos que exentar a todas las demás que son de modas, cosméticos, fotonovelas o de sexo” Se le comenta que la adición no se discutió en las comisiones de ambas cámaras, y responde: “A mí nunca me llegó ninguna inconformidad de los editores de revistas Insisto, 95% de las revistas son de moda, sociales, de entretenimiento, de sexo, ustedes desgraciadamente no están en el rango de los periódicos, sino en el de las revistas; entonces deberían cambiar su régimen hacia periodismo político Por lo pronto esto es injusto, pero no se puede hacer nada” Al Senado, la minuta llegó en la madrugada del viernes 13, se repartió, pero nunca se leyó y mucho menos se debatió, sólo se aprobó El senador del PAN, Javier Corral, lo acepta “Hay tal cúmulo de dictámenes, de bolas rápidas, que así pasan estos asuntos No se analizan ni siquiera a fondo Apenas las comisiones de cada área tienen oportunidad de revisar las cosas” Uno de los diputados involucrados en la comisión que elaboró las modificaciones, Jorge Chávez Presa, del PRI, insiste en que el criterio fue de cantidad y no de calidad de las revistas: “Desafortunadamente, del total de las revistas que se editan, una pequeña parte son serias” Chávez Presa reveló también que la tarde del viernes 13, horas después de aprobada la modificación en el Senado, “se buscó la manera de que estas revistas serias (como las políticas, culturales, académicas, de investigación y económicas) tuvieran tasa cero, pero finalmente no se pudo porque habría iniquidad y el resto se ampararía” Mario de Constanzo, asesor económico del PRD, sostiene que en un afán recaudatorio, el gobierno federal trata de cobrar impuestos y que en este caso la Cámara de Diputados usó ese pretexto para aprobar el 15% a las revistas Sin embargo, Javier Corral y el asesor perredista sostienen que de los 225 mil millones de pesos que el gobierno federal obtendrá por el Impuesto al Valor Agregado, (IVA), el 15% de las revistas representa apenas 01% Corral considera que ese impuesto debe ser eliminado, no sólo porque afecta la industria editorial, sino porque “tiene un grado de selectividad impresionante, ya que los periódicos quedan fuera del pago de dicho gravamen” El especialista en materia fiscal Jorge Martínez destaca que uno de los requisitos de validez formal de la aplicación del IVA es que debe ser equitativa: “gravar igual a los iguales y desigual a los desiguales” Precisa que la iniquidad del IVA en el derecho positivo mexicano se aprecia de manera permanente, ya que “tenemos tasas distintas para la misma actividad, diferenciadas por la ubicación territorial, más no por ser actividades distintas” Destaca que desde hace tiempo se han efectuado varios intentos por gravar la creatividad intelectual en un país donde la institución gubernamental “ha limitado y reprimido en algunas ocasiones de manera abierta o velada dicha creatividad” Al hablar de la iniquidad que generará esta nueva medida, Martí Batres adelanta la posibilidad de que los editores de revistas se puedan amparar y explica el funcionamiento de la Ley del IVA: “Existen tres regímenes; el general, que es el pago de 15%; la tasa cero, mediante la cual los editores pueden exigir la devolución del IVA al fisco cuando así resulten sus cuentas Y el tercero es la exención de impuestos, donde no se transfiere el IVA a Hacienda” En este apartado se encuentran “libros, periódicos y revistas”, según establece el artículo 9 fracción III de la Ley del IVA, artículo que los legisladores olvidaron modificar y razón por la cual, sostiene Batres, procederían los amparos La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Beatriz Paredes Rangel, acepta haber perdido la batalla: “Por una cuestión de convicción, busqué a toda costa exceptuar de este gravamen a las revistas culturales, académicas, científicas y de análisis político, sin embargo, perdí el debate interno con quienes dominan el lenguaje técnico en la Comisión de Hacienda”

Comentarios