"Pobres resultados" en la lucha antidrogas

domingo, 24 de febrero de 2002
Mérida Yuc (apro)- Informes de inteligencia militar de los gobiernos de Estados Unidos y México ?-en poder de Apro-- admiten que, hasta el momento, el combate al narcotráfico ha arrojado "pobres resultados" y que las organizaciones o cárteles de la droga se "han reposicionado y fortalecido", pese a las capturas de algunos de los supuestos principales capos Por ejemplo, la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA), del gobierno de Estados Unidos, señala en su más reciente informe, conocido como el Mapa del flujo de cocaína, que por lo menos 66 por ciento de la droga que ingresa a territorio estadunidense se hace a través de México De esa cantidad, según el reporte, 31 por ciento "es transportada por el llamado corredor del Caribe" Y puntualiza que, con base en tales indicadores, "el programa sellamiento, implantado por el gobierno mexicano, ha demostrado ser un fracaso" Refiere que tan sólo en el 2000, de las aproximadamente 645 toneladas métricas de cocaína que salieron de países de América del Sur (Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador, entre otros) hacia Estados Unidos, el 66 por ciento pasó por México y países de Centroamérica, mientras que 31 por ciento lo hizo por el Caribe y sólo 3 por ciento ingresó directamente a la Unión Americana por "otras rutas" El informe del gobierno estadunidense apunta que el auge del tráfico de estupefacientes se debe en gran medida a que "los cárteles mexicanos son los principales introductores de cocaína a Estados Unidos", que a su vez tienen seis principales "centros de distribución" en territorio norteamericano: Los Angeles, California; Miami, Florida; Puerto Rico; Arizona central y Texas, en ciudades como El Paso y Houston Sin embargo, en el mismo gobierno estadunidense hay quienes difieren en lo que respecta al combate al narcotráfico Por ejemplo, el jefe de la Oficina del Centro de Entrenamiento, Operaciones, Planeamiento y Política del Cuartel General del Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos, en Florida, teniente coronel de la Fuerza Aérea de ese país, Stephen P Howard, en un análisis de su autoría --denominado "La guerra militar contra las drogas"--, asevera: "La lucha militar contra las drogas es una falacia en la que se gasta demasiado y se obtienen muy pocos resultados" Además, reconoce que se trata de una batalla "en la que no habrá victoria", pues admite que se trata de "un enemigo complicado, que ha aprendido a ser más eficiente ante la persecución policial o militar que busca acabar con la producción, tráfico y comercialización de estupefacientes en el Continente Americano" El militar estadunidense señala, entre otras cosas, que el Tratado de Libre Comercio (TLC) y otros acuerdos "han convertido el tráfico ilegal de drogas en algo fácil, más difícil de detectar y más económico para el crimen organizado" Relajamiento antinarcótico en el Caribe Recientemente, Rand P Brees, subsecretario de Estado para Asuntos de Narcóticos del gobierno de Estados Unidos, admitió: "Estoy particularmente preocupado por un notorio descenso en la disponibilidad de recursos para intercepción y vigilancia en la zona de tránsito del Caribe", por donde transita la mayor cantidad de drogas hacia Estados Unidos Y es que varios funcionarios del gobierno estadunidense han reconocido que la guerra contra el terrorismo, a raíz de los atentados del 11 de septiembre, "ha desviado los recursos y atención al combate al narcotráfico" Así, el diario The Washington Post publicó a principios de este mes que "el reatrincheramiento" de las autoridades de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico "ha dejado a la Armada mexicana prácticamente sola ante los narcotraficantes" Ciertamente, informes recientes del gobierno de Estados Unidos admiten que la guerra contra el terrorismo "ha desviado recursos a la lucha contra el narcotráfico, lo que incluye a decenas de agentes de la DEA, cientos de agentes de la Administración de Aduanas, además de aviones -?en particular los Orión P-3 de vigilancia?-, que hasta antes del 11 de septiembre tenían la misión de sobrevolar la región de El Caribe, el Pacífico y la frontera con México, mientras que la Guardia Costera disminuyó sus actividades antidrogas de manera significativa Las "estrategias" de los narcos En un informe confidencial del Ejército Mexicano se reconoce que las acciones de combate al narcotráfico ?por aire, mar y tierra? "son cada vez más complejas, por un lado debido a la falta de recursos financieros y equipo, y por otro ante las estrategias de los narcotraficantes, que combinan su poder económico con la tecnología y el ingenio para poder burlar la vigilancia y corromper a policías y funcionarios" Se destaca que los narcotraficantes "perfeccionan cada vez más sus métodos para introducir cocaína y otras drogas procedentes de Sudamérica" Por ejemplo, se refiere que en el transporte de estupefacientes por mar -?el método más utilizado en la región del Caribe y el canal de Yucatán--, los narcotraficantes aprovechan las condiciones climatológicas para sus cometidos Es decir, optan por enviar la mayor cantidad de cargamentos -?utilizando las famosas lanchas colombianas "Eduardoño"-- cuando hay "mal tiempo, e incluso en épocas de huracanes, pues ante tales circunstancias, a los guardacostas y buques mexicanos de la Armada de México, así como a las aeronaves que rastrean a estas embarcaciones, les resulta prácticamente imposible perseguirlos, y en el caso de los narcolancheros, estos son expertos hombres de mar, que saben ir atrás de las olas, sin importar su tamaño, y pueden navegar en las condiciones más extremas, además que cuentan con decenas de refugios en sus rutas, principalmente arrecifes o pequeñas islas deshabitadas" Otro de los "métodos" utilizados por los narcotraficantes consiste en "enviar señuelos" Esto significa que con frecuencia mandan una lancha de "avanzada", con un cargamento de droga relativamente "pequeño", de no más de una tonelada, con el fin de distraer a las autoridades e incluso sabiendo que la embarcación y sus tripulantes "serán sacrificados", es decir, detenidos Aprovechando este momento, el Ejército Mexicano estima que por cada lancha "señuelo" que es capturada en aguas mexicanas, por lo menos otras dos sí lograron su objetivo de desembarcar sus cargamentos, que van de 15 a 2 toneladas por embarcación Una "estrategia similar" es la que los narcos utilizan en sus movimientos por vía terrestre, al enviar uno o dos vehículos con pequeñas cantidades de droga, que "sirven para comprobar si hay o no retenes de inspección, así como el nivel de revisión que se está llevando a cabo" Por aire, los narcotraficantes, sobre todo los colombianos, "cuentan con sistemas de alta tecnología, incluso pequeños radares que les permiten saber si están siendo seguidos por algún avión de intercepción Comúnmente utilizan avionetas tipo Cessna adaptadas, que tienen capacidad para transportar hasta 2 toneladas de droga, 3 tripulantes y con una capacidad de combustible que les permite volar poco más de cinco horas ininterrumpidas "Para el caso del transporte de cargamentos fuertes, es decir de más de 2 toneladas, utilizan aviones tipo Grumman y Falcon, que tienen mejores sistemas de vuelo y tecnología" En el mismo informe se reconoce que el gobierno de Estados Unidos ha relajado sus acciones contra el narcotráfico Por ejemplo, en el caso de la ruta del Caribe, actualmente sólo un avión Orión P-3 realiza dos vuelos diarios ?uno por la mañana y otro por la tarde?, entre Florida y Belice, y viceversa Así, se refiere que la Secretaría de la Defensa Nacional pretende adquirir dos aviones Orión P-3, pues en la actualidad las fuerzas castrenses mexicanas no cuentan con una aeronave de ese tipo El Orión P-3 es un avión fabricado en Estados Unidos por la empresa Loockeed Aircraft; cuenta con cuatro motores de turbohélice "Allison T-56-A-14", con una velocidad máxima de 750 kilómetros por hora; está equipado con un armamento consistente en torpedo, misiles aire-superficie, minas y bombetas, y contiene un sofisticado sistema que le permite realizar misiones de inteligencia fotográfica, identificación de buques, lucha antisubmarina y antisuperficie (detección, localización, seguimiento y ataque a buques y submarinos), protección de la pesca, guerra al narcotráfico e inmigración ilegal, así como acciones de búsqueda y salvamento Para este año, la Sedena tendrá un presupuesto de 31 mil millones de pesos y, de acuerdo con los proyectos de los altos mandos castrenses, la mayor parte de esos recursos serán utilizados para el combate contra las drogas, además que ha manifestado que mantendrá la disposición de mil efectivos "dedicados exclusivamente" al combate del tráfico de estupefacientes Y aunque los informes castrenses, tanto mexicanos como del gobierno de Estados Unidos, admiten que van perdiendo la lucha contra el narcotráfico, la Sedena se regodea que durante el 2001 logró la incautación de más de 6 toneladas de cocaína y mil 400 toneladas de mariguana Por su parte, la Secretaría de Marina, que se ha quejado por el presupuesto de 8 mil 500 millones de pesos que le fue asignado para este año, pretende construir en los próximos meses al menos dos patrullas interceptoras PH-90, también conocidas como "Polaris", luego que esa institución pudo obtener los derechos para la fabricación de esas embarcaciones, de origen sueco, y que sirven básicamente para la lucha contra el narcotráfico Se "calienta" la Península Y mientras el tráfico de drogas sigue en pleno apogeo por aire, mar y tierra de México, y sobre todo por la región de El Caribe y la Península de Yucatán, esta región del país vuelve a "calentarse" ?término que se usa en los casos de las ciudades y zonas más violentas?, y empieza a semejarse al norte del país, donde los "ajustes de cuentas" y asesinatos entre narcos son cotidianos En menos de un mes, tres ejecuciones cometidas en Yucatán y Campeche han estremecido a la región y puesto en alerta a las autoridades locales y federales En los primeros días de enero, Arturo Macossay Pérez, un prominente ganadero oriundo de Tabasco, pero radicado en el municipio de Candelaria, Campeche, fue acribillado a tiros en su rancho ubicado en esa región campechana Aunque el asesinato no ha sido esclarecido hasta el momento, las autoridades presumen que el ganadero fue victimado por tener presuntas ligas con narcotraficantes, pues meses atrás, en agosto del 2001, una avioneta colombiana cargada con cocaína aterrizó cerca de su propiedad y se presume que el "enganchador" era Macossay Pérez, quien no pudo "rescatar" el cargamento La mañana del 9 de enero, en la carretera federal Mérida-Cancún, el diputado local priista yucateco, Pánfilo Novelo Martín, su hijo de 19 años y su chofer, fueron ejecutados por sicarios Los tres tenían el "tiro de gracia" El caso aún no se esclarece, y aunque el malogrado legislador tenía una gris carrera política pero una importante trayectoria en el ámbito educativo y cultural, todo apunta a que su crimen fue un "mensaje" del narcotráfico, sobre todo porque en su natal Valladolid se ha confirmado la presencia de una "mini-célula" del cártel de Juárez, en la que sobresale el nombre del capo Ismael "El Mayo" Zambada Y apenas la madrugada del jueves 23 de enero, en un barrio de la ciudad de Campeche, fueron hallados los cuerpos sin vida del comandante de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Alberto Alvarez Andrade, y del agente de la misma corporación ?-dependiente de la PGR--, Florencio Ayala Morales, quienes fueron acribillados por presuntos narcotraficantes Este caso tampoco ha sido resuelto