Fox ante Cuba: la política de "doble pista"

sábado, 9 de febrero de 2002
La relación entre México y Cuba tomó un rumbo diferente, a raíz de la visita de Estado de 24 horas que realizó el presidente Vicente Fox, el domingo 3 de febrero "Es el fin de la relación epopéyica", sostuvo en ese momento el canciller Jorge G Castañeda Y es que anteriores gobiernos de filiación priista siempre trataron al gobierno de Fidel Castro como producto de la Revolución Cubana Pero el pasado 4 de febrero, Fox y su canciller sostuvieron una reunión con la disidencia cubana, a quienes prometieron una comunicación constante y fluida Esto, de acuerdo con el especialista en relaciones diplomáticas, Rafael Rojas Gutiérrez, "es algo realmente insólito" En entrevista con Proceso, publicada en su edición que comienza a circular el domingo 10 de febrero, Rojas habla sobre la primer reunión que sostiene un presidente mexicano con opositores al gobierno de Castro en la embajada de México en la isla Profesor del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), se refiere también al posible significado del término que utilizó Castañeda para referirse a dicho encuentro, cuando el canciller enfatizó que los disidentes representaban a la "república de Cuba" Asimismo, comenta sus impresiones respecto a la relación entre los gobiernos priistas y el gobierno de Castro, la cual, a su parecer, convenía a las dos partes, pues mientras Castro se comprometía a no fomentar guerrillas en México, como lo hacía en muchos países de América Latina, las administraciones priistas tomaban distancia de Estados Unidos en materia de política exterior

Comentarios