"El lío" con Castro, a raíz de la entrevista de Fox con disidentes cubanos: Creel

martes, 23 de abril de 2002
Pachuca, Hgo - Si el presidente cubano Fidel Castro aceptó los términos de su viaje a México en marzo pasado y, además, prometió mantener en privado la conversación que tuvo con el presidente Vicente Fox, no es más que una "manipulación" haber difundido la plática a través de los medios y acusar a Fox de presionarlo para retirarse de la Cumbre de Monterrey, señaló el secretario de Gobernación, Santiago Creel El funcionario aseguró que "el lío" con Castro empezó cuando Fox se entrevistó, en febrero, con un grupo de disidentes cubanos, durante su visita a la isla Cuando se da la palabra, dijo Creel, debe mantenerse lo pactado Y recordó que en la propia charla Fidel Castro acordó que ésta fuera confidencial y que lo negociado quedara entre "amigos y caballeros" Pero, apuntó, alguien que no puede sostener su palabra no es ni una cosa ni la otra Al participar en el evento de Televisa "Espacio 2000", que convoca a diversas personalidades para dar charlas a alumnos universitarios, Creel Miranda fue duramente cuestionado por un estudiante, quien le preguntó qué sentía pertenecer a un gobierno "que le miente a la nación" Molesto y al lado del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, Creel respondió a los asistentes, casi gritando para hacerse oír en el recinto "Los cubanos opositores que vio el presidente Fox, que ahí fue donde empezó el lío, pueden venir a utilizar un micrófono (a México), de eso se trata", dijo, al intentar echar mano del argumento de la falta de libertades en Cuba Siguió, en un tono que fue más semejante al usual en un mitin político: "Miren, aquí hay mucha manipulación Hago preguntas al aire: cuándo se da la palabra ¿se tiene que cumplir o no?, ¿o la palabra no vale? Y si la palabra no vale ¿qué sentido tiene estar aquí con ustedes platicando? ¿Qué le dijo Castro al presidente Fox? Que la conversación iba a ser qué?", preguntó Algunos muchachos aventuraron una respuesta Creel respondió por ellos: "¡Confidencial! ¡privada!, porque todo el mundo tiene derecho a tener sus conversaciones privadas y confidenciales En segundo lugar, ¿le agradeció Castro, sí o no, al presidente Fox por la forma decorosa, y utilizo sus palabras, por la forma decorosa en que lo había tratado? Ahí está la conversación ¿Qué dice Castro? Que quedan como amigos y algo más" Por ello, agregó, alguien que empeña su palabra y no la cumple, y queda como amigo y caballero, no puede ser llamado ninguna de las dos cosas, siguió, intentando imponerse al ruidoso auditorio Creel insistió en lo que es la nueva bandera del gobierno de Fox en materia de política exterior: la defensa de los derechos humanos a nivel universal Para México, dijo, la defensa de los derechos humanos vale tanto en el interior del país como fuera de él Y en alusión al voto mexicano en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, sobre una petición a Cuba para que mejore en dicha materia, manifestó que para el gobierno de Fox la dignidad de un mexicano vale tanto como la de un cubano La semana pasada, Creel señaló que México no se quedaría callado ante lo que considerara necesario criticar En alusión al gobierno castrista, expresó que México no dejará de criticar a las dictaduras, sean del signo político que sean, de izquierda o de derecha De esta manera, el gobierno de Fox se convierte en el primer gobierno mexicano en calificar abiertamente al régimen de Castro como una dictadura y en señalar que se violan en ese país los derechos humanos

Comentarios