Lo dicho por Castro, "un ataque desmedido del exterior", dice Castañeda

martes, 23 de abril de 2002
México, D F- Las declaraciones del presidente de Cuba, Fidel Castro, contra el gobierno mexicano son "un ataque desmedido del exterior, de un gobierno extranjero, (para) ofender e insultar al presidente de México (Vicente Fox) y por lo tanto, a todos los mexicanos, aseveró el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G Castañeda En México no se graban las conversaciones entre mandatarios, porque es ilegal, aunque la legalidad en la isla caribeña podría ser "la última de las preocupaciones del presidente Castro", arremetió el titular de la SRE, a un día de que el presidente cubano divulgó una comprometedora conversación telefónica con su homólogo mexicano, Vicente Fox, en la que condiciona a Fidel su participación en la Cumbre de Monterrey, y le pide que no se quede más de 24 horas, de acuerdo con la denuncia pública de Castro Con sus declaraciones, el líder cubano quiere "desviar la atención de sus problemas internos, inventando o agudizando o acrecentando un asedio o un cerco eso es lo que ha hecho siempre y lo está volviendo a hacer, y es muy probable que surta el mismo efecto interno en esta ocasión", comentó el funcionario, aunque no quiso entrar en detalles sobre sus revelaciones Al presentar a la prensa su conversación telefónica con Fox, Fidel Castro comentó que no habría divulgado esa plática entre presidentes si México se hubiese abstenido de votar contra Cuba en la conferencia sobre derechos humanos organizada por la ONU; en esto coincidió este martes el canciller mexicano, aunque consideró esa actitud como "un chantaje" "Si hubiéramos aceptado el chantaje cubano de cambiar nuestro voto en nuestra decisión en Ginebra, bajo esta amenaza, pues tal vez no se hubiera vuelto a hablar del incidente", subrayó el funcionario, en respuesta a la actuación del comandante Castro Para el funcionario federal --que se ha caracterizado por los constantes roces diplomáticos con el régimen cubano? Fox no presionó a Castro para que éste le diera informes detallados sobre su asistencia a la Cumbre de Monterrey; "sólo negoció la agenda de un Jefe de Estado", dijo Fue una petición, no una presión, sostuvo el canciller en entrevista radiofónica, tras destacar que la actitud del presidente mexicano fue lógica, pues su homólogo cubano le confirmó su presencia en la Cumbre de Monterrey 24 horas antes de que comenzara el evento Respecto a la petición de Fox de pedir a Castro "básicamente no agredir a Estados Unidos o al presidente Bush" en la conversación telefónica entre ambos mandatarios, Castañeda sostuvo que esa misma petición la hizo Fox a los estadunidenses A pesar de la magnitud del escándalo internacional por la divulgación de esta cinta, y a las diferencias en los argumentos sobre el contenido de la charla entre mandatarios, Castañeda sostuvo que con este incidente el gobierno mexicano no rompe las relaciones diplomáticas con Cuba Después de explicar lo que platicaron Fox y Castro, el canciller criticó la difusión de la grabación Consideró que ese hecho "es inaceptable (porque) viola las normas de comunicación y de interacción entre Jefes de Estado" 23/04/02

Comentarios