Abre el PRI sus archivos para la investigación del caso Pemex

martes, 18 de junio de 2002
México, D F- Luego que tres legisladores priistas fueron señalados como supuestos involucrados en el desvío de recursos de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la campaña de Francisco Labastida Ochoa, el dirigente nacional del PRI, Roberto Madrazo, dio instrucciones para que los archivos del Revolucionario Institucional se pongan a disposición de las autoridades federales como parte de las investigaciones sobre el presunto fraude Tanto el Instituto Federal Electoral como la Procuraduría General de la República (PGR) recibieron cartas de la dirigencia nacional priista en las que les notifica de la mencionada decisión, misma que responde a la intención del PRI de sujetarse al escrutinio público, sobre todo en lo que se refiere a los registros de sus ingresos y egresos durante la pasada campaña por la Presidencia, señaló el coordinador de Asuntos Jurídicos del instituto político, Miguel Ángel Yunes "Somos una entidad pública que recibe recursos públicos y creemos que no existe democracia si no existe transparencia", expresó Yunes en conferencia de prensa, durante la cual acotó que los documentos sobre las operaciones financieras del PRI durante los últimos años se darán a conocer a las autoridades judiciales tal como los dejó la dirigencia anterior del partido, que estaba encabezada por Dulce María Sauri No obstante, manifestó que la instrucción del dirigente nacional del PRI involucra a todas las instancias priistas, a cuyos titulares se les ha indicado que deben entregar al IFE y a la PGR los datos que les soliciten como parte de la indagatoria por el desvío en Pemex, caso que Madrazo considera derivado de intereses políticos Pese a esta consideración, los archivos del PRI se abren luego que el diario El Universal reveló el testimonio de un testigo protegido de la PGR en el caso en cuestión, según el cual la diputada Beatriz Paredes y los senadores Humberto Roque y Manuel Bartlett habrían recibido parte de los fondos que se sustrajeron de Pemex en el 2000 Sobre tales "filtraciones", el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, Manuel Bartlett, se defendió al señalar que "son un refrito", porque salen a la luz pública en el momento preciso que la CNBV está negando información al IFE en torno a los recursos que utilizó Vicente Fox durante su campaña por la Presidencia Lo hacen así, dijo, "porque se niega la información en relación con una instrucción de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de que se entregue información sobre el financiamiento extranjero que recibió Fox durante su campaña" Y aseguró que, contrario al caso Pemex, en el que ahora se le involucra, "en el financiamiento extranjero para la campaña de Fox, ahí sí hay pruebas, hay cheques, hay transferencias y una serie de delitos que obliga a entrar al fondo del asunto, sobre todo la resolución judicial" Este tipo de prácticas, apuntó, no son de un "gobierno democrático" es un gobierno que está haciendo uso de la peor de las armas políticas: la manipulación de la opinión pública y el engaño a la sociedad" De acuerdo con la hipótesis de la Procuraduría, más de dos mil millones de pesos fueron desviados para financiar la campaña de Labastida a la Presidencia Asimismo, apunta que el dinero fue disfrazado como un préstamo al Sindicato de Trabajadores Petroleros, cuya dirigencia lo colocó en cuentas en Estados Unidos, de las cuales echaron mano los operadores de la campaña del priista El Universal, en tanto, reveló las confesiones del testigo protegido Melitón Cázares, exempleado de la Secretaría de Administración y Finanzas del PRI, según las cuales los legisladores habrían recibido parte del dinero y lo invirtieron en encuestas y otros mecanismos con fines electorales Tanto la diputada Beatriz Paredes como el senador Humberto Roque Villanueva rechazaron el lunes la veracidad de tal información, y el coordinador de los senadores priistas, Enrique Jackson, defendió el "prestigio y honorabilidad" de aquéllos, al tiempo que legisladores de oposición exigieron a la PGR que ponga un alto a las filtraciones sobre el caso Bartlett, en tanto, exigió al primer mandatario, Vicente Fox, así como al titular de la Contraloría de la Federación, Francisco Barrio, y al procurador General de la República, Rafael Macedo de la Concha, deslindarse de las presuntas filtraciones, pues de no hacerlo así "estarán violando la ley en perjuicio de la sociedad, de instituciones y de la buena fe de los mexicanos" Por otro lado, el presidente del Instituto Político Empresarial del PRI, Rafael Ranero Barrera, en su camino por obtener una candidatura a diputado demandó de Madrazo acciones que lleven al cese de las filtraciones sobre el caso Pemex Y es que, dijo, el único interés de quienes hicieron del conocimiento de la prensa la supuesta participación de Paredes, Roque y Bartlett en el desvío es generar antipatía hacia su partido Consideró que el PRI se reagrupa con miras al proceso electoral del 2003, y es precisamente por ello que han surgido tales filtraciones No obstante, Ranero Barrera negó que haya intereses políticos en lo que se refiere a la investigación que el PRI impulsa sobre el supuesto financiamiento extranjero a la campaña del presidente Vicente Fox Abundó que las filtraciones no son convenientes para nadie, por lo que conminó a Madrazo a adoptar una postura más enérgica 18/06/02

Comentarios