Fox hacia la Presidencia: mil 91 días de marketing

martes, 2 de julio de 2002
Hace poco más de cuatro años -mayo de 1998-, Vicente Fox ya levantaba los dos pulgares y hacía la "V" de la victoria, y desde entonces pronosticaba: "¡Este arroz ya se coció! Vamos por la Presidencia de la República" Para ganar la elección, Fox empleó mil 91 días desde su autopromoción como presidenciable Factor decisivo en su triunfo fue contar con la asesoría de especialistas en mercadotecnia, con la cual colocó varias veces a sus adversarios políticos contra la pared y logró ubicarse al frente de varias encuestas Así, este el 2 de julio de 2000, justo al cumplir 58 años de edad, Fox celebró el mejor cumpleaños de su vida A las siete de la mañana, en su rancho San Cristóbal, sus cuatro hijos lo despertaron entonando "Las Mañanitas" Salió a votar enfundado en su clásica camisa azul, pantalón negro, botas y en el cinturón la hebilla con la palabra "Fox" En medio del kiosco, rodeado por la banda de viento del lugar, el candidato pidió que le tocaran "Camino de Guanajuato", una canción que le gustaba mucho a su padre Y a las 8:30 acudió a votar a la escuela que está frente a la plaza Después, algunas vecinas del rancho prepararon un desayuno para festejar al candidato, que Fox compartió con los numerosos reporteros, fotógrafos y camarógrafos que estuvieron siguiéndolo hasta las 10 de la mañana, cuando salió al aeropuerto para abordar un avión privado que lo llevó a la Ciudad de México Tan pronto llegó a la capital, Fox se acuarteló en el nuevo edificio de la sede nacional del PAN, una mole de concreto de cuatro pisos, inconclusa aún, que fue inaugurada ese mismo día Fox permaneció encerrado en el primer piso, custodiado por guardias de seguridad que restringían el acceso Desde esas horas, cientos de colaboradores de Fox, reporteros, fotógrafos y camarógrafos deambulaban expectantes por los pasillos del inmueble En un amplio salón se colocaron dos pantallas gigantes a través de las que se transmitieron, paso a paso, los pormenores de la jornada electoral Un grupo de mariachis llegó por la tarde a cantarle, otra vez, "Las mañanitas"; Fox se asomó desde un balcón interior para agradecerles el festejo Algunas personas le llevaron regalos El entusiasmo empezó a desbordarse después de las seis de la tarde, cuando Televisa y Televisión Azteca comenzaron a dar a conocer sus encuestas de salida, que favorecían por amplio margen a los candidatos a gobernadores del PAN en Morelos y Guanajuato El frenesí aumentó cuando a las ocho en punto Televisa dio a conocer su encuesta de salida, que otorgaba amplia ventaja a Fox, misma que fue confirmada poco después por la correspondiente de TV Azteca A partir de ahí, todo fue felicitaciones, abrazos, palmadas en la espalda y gritos de "¡ya ganamos!" Después, cuando José Woldenberg, presidente del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), apareció en las pantallas para confirmar esta ventaja, la euforia fue total y se disipó la incertidumbre de quienes aún dudaban A esa hora, las nuevas oficinas del PAN estaban ya atiborradas de gente No daban crédito los foxistas cuando oyeron al presidente Ernesto Zedillo reconocer la victoria de Fox, y cuando vieron a Francisco Labastida aceptando su derrota Se desbordaron Muy distinto al tono, incluso insolente, que utilizó durante su campaña, Fox dirigió la noche del domingo un mensaje conciliador: "A mis adversarios en esta contienda les extiendo la mano para que con la misma determinación con que competimos, demos paso a la transición en la concordia y en la renovación de las instituciones nacionales" En el presidente Zedillo vio al "hombre de Estado que supo entender los signos de los tiempos y facilitó la transición democrática" Y llamó a "todos a deponer sus hostilidades para recorrer el virtuoso camino de la paz y el diálogo" La cúpula panista de ese entonces lo escuchaba con atención: Luis Felipe Bravo Mena, líder nacional de ese partido; Luis H Álvarez, exdirigente nacional; Carlos Medina Plascencia, coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados; Francisco Barrio, exgobernador de Chihuahua; Felipe Calderón, también exdirigente nacional El gran ausente fue Diego Fernández de Cevallos, el anterior candidato presidencial El festejo terminó la madrugada del lunes en el Ángel de la Independencia, donde se congregaron alrededor de 10 mil simpatizantes para celebrar, pero también para exigirle: "¡No nos falles!" Rompiendo esquemas Hijo de madre española y hombre preparado en las escuelas para las faenas de la agroindustria y para la dirección de empresas, Fox cambió de giro en 1988 luego de que el excandidato presidencial del PAN, Manuel J Clouthier, lo atrajo a las filas del blanquiazul, y fue diputado federal en la LIV Legislatura Después de concluir en 1991 su gestión como legislador, por primera vez se lanzó como candidato al gobierno de Guanajuato, elección en la que Carlos Salinas de Gortari le cerró el paso y se dio cauce a la llamada concertacesión en la que su compañero de partido, Carlos Medina Plascencia, fue nombrado gobernador interino y se sacrificó al priísta Ramón Aguirre Velázquez A pesar de su primer tropiezo político, a Fox le comenzó a sonreír la suerte cuando la bancada de Acción Nacional en la Cámara de Diputados y la dirigencia nacional, como parte de las negociaciones con Carlos Salinas de Gortari, aprobó, en septiembre de 1993, la modificación al artículo 82 de la Constitución para permitir que los hijos de extranjeros puedan aspirar a la Presidencia de la República, precisamente a partir de 2000 En 1994, Fox logró convertirse en gobernador de Guanajuato, y años más tarde, el 6 julio de 1997, abrió su juego político: "Quiero ser candidato a la Presidencia" Sin nadie que le hiciera sombra en el PAN, comenzó, primero, por romper los tiempos a su propio partido, y empezó a recorrer el país para obtener la candidatura del PAN, situación que provocó escozor entre panistas que ya tenían, por lo menos en mente, a prospectos como Francisco Barrio Terrazas, Ernesto Ruffo y Diego Fernández de Cevallos Fox construyó en febrero de 1998 una estructura paralela al PAN, la asociación civil "Amigos de Fox", con dos objetivos: formar una base social y conseguir recursos económicos y materiales para su campaña En apenas cuatro meses, contaba con casi 2 mil miembros Para finales de ese año eran ya, según sus promotores, alrededor de 15 mil, y se encontraban en proceso de registro 80 mil Para entonces, Fox había aumentado su optimismo: "Estamos en primer lugar en la carrera a la Presidencia" En una entrevista con Proceso, a finales de 1998, recordó que en julio de 1997 menos de 18% de los mexicanos en edad de votar decía conocerlo, mientras que año y medio después ese porcentaje había llegado casi a 70% Ya para finales de mayo de 1999, el número de "amigos" registrados oficialmente ascendía a 206 mil, y en marzo de 2000 se informaba que ya eran 3 millones El objetivo era que cada "amigo" convenciera por lo menos a otras cinco personas para entrar a la organización y, desde luego, votar por el candidato de la Alianza por el Cambio Un ejército ciudadano, pues, lo suficientemente amplio y con los recursos necesarios que a lo largo de la campaña le garantizó a Fox actos nutridos, y para ello se valieron de trucos como retirar o colocar más sillas, según la asistencia, y reubicar mamparas para que el escenario fuera impactante, de acuerdo con el tamaño del acto Un truco más que se hizo común fue "encajonar" espacios físicos en exteriores, principalmente en plazas públicas con el fin de que el efecto visual fuera contundente, así como montar estrados bajos para que nunca se viera en las fotos el límite de la concentración Luego de rendir protesta el 13 de noviembre de 1999 como candidato presidencial del PAN en la Plaza de toros México y de registrarse oficialmente el 10 de enero ante el Instituto Federal Electoral por la coalición PAN-PVEM, denominada Alianza por el Cambio, finalmente Vicente Fox logró su propósito de "mandar de vacaciones a los principios y doctrina del PAN" y comenzó, como lo describió Carlos Monsiváis (Proceso 1234), a recibir "bendiciones y centellas", a "minimizar a los panistas, a seducir por su seguridad, a demostrar su verdadero discurso sustentado en su lenguaje corporal y a incorporar izquierdistas", todo con el fin de capitalizar al máximo el hartazgo por los 71 años del PRI en el poder La estrategia obtuvo resultados sorprendentes: la "foximanía" se extendió por todo el país y se multiplicaron los actos con asistencias multitudinarias Y pronto todo eso se reflejó en las encuestas, en las cuales, poco a poco, Fox redujo la distancia que lo separaba del candidato del PRI Los frentes abiertos En ese colmar plazas de seguidores, al cielo blanco y azul de Fox le salieron nubarrones que amenazaron su codiciado sitio en la preferencia de los electores "Muchas gracias a nombre de los mexicanos por mantenerse de pie, a pesar del error de diciembre Error que no fue de los banqueros ni de los empresarios ni de los ciudadanos ¡Que no quieran ahora pasarnos la factura", sostuvo en su discurso ante los banqueros el 4 de marzo durante la pasarela que organizaron éstos en su 63 Convención Bancaria Las críticas de sus opositores le llovieron largo rato "Testarudo, caprichoso, intolerante", fueron calificativos que el candidato de la Alianza por el Cambio también se ganó luego de que el 23 de mayo, en la casa de campaña de Cuauhtémoc Cárdenas, se negó una y otra vez con un "hoy, hoy, hoy", a cumplir su compromiso de participar en un segundo debate Y -azares de la vida y la política- la asociación Amigos de Fox, su creación, le provocó un escándalo en el tramo final de la campaña Desde la tribuna del Senado, durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el 21 de junio, el PRI presentó cheques y otros documentos para comprobar una cadena "truculenta" de transferencias de recursos provenientes del exterior por más de 300 mil dólares que fueron a parar a la campaña foxista Para colmo, los hermanos de Fox, Juan Pablo y Cristóbal, fueron involucrados en transferencias financieras que podrían estar relacionadas con delitos bancarios en México, por un total de 1 millón 958 mil 96362 dólares, a través de la Consultoría Internacional Casa de Cambio, entre agosto de 1997 y mayo de este año, según autoridades fiscales estadunidenses citadas por La Jornada en su edición del 24 de junio Sin embargo, esas aparentes fallas en la estrategia foxista no hicieron mella alguna en su carrera hacia la Presidencia Como tampoco, según los resultados, le afectó que no se lograra la gran alianza opositora, es decir, entre él y Cuauhtémoc Cárdenas A finales del año 1999, después de que la mayor parte de los partidos de oposición se habían puesto de acuerdo en una plataforma de gobierno común, no lograron definir el mecanismo para elegir al candidato a la Presidencia de esa incipiente alianza Mientras el PAN propuso que fuera mediante encuestas de opinión, el PRD se manifestó a favor de una elección abierta Y hasta ahí llegaron las negociaciones Así, tanto Fox como Cárdenas iniciaron sus respectivas campañas y muy pronto el candidato de la Alianza por el Cambio superó en las encuestas de intención del voto al perredista Conforme esa tendencia se hacía cada vez más favorable a Fox, comenzaron a surgir voces que pidieron a Cárdenas que declinara Apareció entonces el concepto del "voto útil", es decir, que para lograr sacar al PRI de Los Pinos se votara por Fox, el candidato que tenía mayores posibilidades de triunfo La idea del voto útil tuvo éxito en ciertos sectores de la sociedad, sobre todo entre el intelectual y algunos grupos de izquierda, inclusive se sumaron a Fox personajes ligados al PRD Fox pidió una y otra vez a Cárdenas la unión de fuerzas Y aunque Cuauhtémoc respondía que no, durante un buen tiempo se mantuvo abierta la posibilidad de la gran alianza opositora Sin embargo, con motivo de la discusión sobre el segundo debate entre los tres principales candidatos a la Presidencia, etapa durante la cual Cárdenas y Labastida parecieron formar un frente común ante Fox, éste comenzó a lanzar acusaciones contra el perredista, en el sentido de que finalmente se había aliado con el PRI, por lo que lo llamó traidor A partir de ese momento, desapareció toda posibilidad de declinación de Cárdenas a favor de Fox Finalmente, las palabras de Vicente Fox en mayo de 1998 se convirtieron en profecía: "Este arroz ya se coció" El viejo sueño Luis H Álvarez, candidato presidencial del PAN en 1958, consideró la victoria de Fox como la realización del viejo "sueño" que acariciaron los fundadores de su partido: "Este triunfo hace realidad el sueño de millones de mujeres y hombres que nunca perdieron la fe Y más que un triunfo del PAN, es un triunfo del pueblo de México y de la democracia" Con 45 años de militar en ese partido, dijo que estaba seguro de que Fox no traicionaría la doctrina de Acción Nacional, puesto que "es más panista que muchos panistas" -¿Y qué pasará con el PRI? -Ojalá y tenga la disposición de ser un partido abierto a la competencia Por lo pronto, el señor Zedillo pasará a la historia como el presidente que abrió las puertas a la democracia Con el viejo panista coincidió Porfirio Muñoz Ledo, quien de militar en el PRD se pasó al PARM y terminó apoyando a Fox: "Ciertamente, Zedillo actuó con madurez porque se convenció de que era imparable la victoria de la oposición Tenía en las manos una paloma: O la entregaba viva o la entregaba muerta a la nación Optó por lo primero" El politólogo Jorge Castañeda, asesor de Fox, tuvo una opinión semejante: "Éste es un hecho histórico Para América Latina, México pasa finalmente al bloque de países en el que ya está predominando la alternancia, la democracia plena Y Zedillo aquí jugó un papel muy importante, y lo seguirá jugando en los próximos meses" Carlos Medina Plascencia dijo: "El mérito no es de Zedillo, sino de todo el pueblo de México" Felipe Calderón no tuvo ninguna duda de que el 2 de julio se llegó finalmente a la democracia: "Los últimos años han sido de cambio y de transformación Hoy termina la transición a la democracia Y el camino lo abrieron las decisiones políticas del PAN Ahora están puestas las condiciones para que, sin sobresaltos, se dé una reconstrucción institucional" (Proceso 1235, 3 de julio de 2000)

Comentarios