Montemayor: De la cumbre al precipicio

martes, 2 de julio de 2002
Amparado por presidentes y jerarcas del PRI, el exgobernador gozó las mieles del oportunismo antes de caer en desgracia política Saltillo, Coah (apro)- Encumbrado en la política nacional bajo la protección de sucesivos presidentes y amparado por jerarcas tricolores, el exgobernador priista Rogelio Montemayor Seguy hizo de Coahuila un estado casi de su propiedad, en el que, ya asentado como político, se enriquecieron tanto él, como familiares y cercanos colaboradores Con pretensiones presidenciales, considerándose sucesor natural de Francisco Labastida si, como esperaba, accedía éste a la Presidencia de México, Montemayor Seguy tuvo en Carlos Salinas de Gortari a su mentor político y formó parte del sindicato de gobernadores que concluyeron sus mandatos, la mayoría de ellos con severos cuestionamientos sobre la honestidad de su gestión En el sexenio de Ernesto Zedillo llegó al puesto más alto de Petróleos Mexicanos: fue nombrado director general Caído en desgracia, fue acusado de desviar recursos de la paraestatal para apoyar la campaña de Francisco Labastida y huyó Hoy reapareció en Houston, donde se entregó voluntariamente sin que fuera detenido La falta de una orden de aprehensión en su contra lo impidió El origen Rogelio Montemayor Seguy nació en la Ciudad de México el 18 de agosto de 1947 Hizo la licenciatura en economía en el Tecnológico de Monterrey y, de manera simultánea, obtuvo la licenciatura en psicología en la Universidad Labastida de la capital de Nuevo León Hizo una maestría en administración por el ITESM, así como una maestría en economía en la Universidad de Pennsylvania, donde, además, obtuvo el doctorado en la misma área Su trayectoria en el servicio público inició a mediados de los 70 cuando ingresó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, donde fue subdirector de Análisis Macroeconómico de la Dirección de Asuntos Monetarios; fue también director general de Crédito y director de Estudios Económicos de la Dirección General de Planeación Hacendaria De igual forma, fungió como subdirector general de Política Económica y Social de la Secretaría de Programación y Presupuesto (SPP), así como director general de Política Económica y Social Por ese entonces, Montemayor, quien llevaba amistad con Luis Donaldo Colosio por afinidad académica --estudiaron en las mismas universidades-- presentó al sonorense con Carlos Salinas de Gortari y de inmediato los nuevos amigos se identificaron El despegue En el sexenio de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, entonces titular de la SPP, llamó a Montemayor para integrarse a su equipo como subsecretario de Planeación del Desarrollo Colosio fue llamado también por Salinas y obtuvo un puesto menor en una dirección de área Fue entonces cuando inició el despegue de Montemayor en la política De Programación y Presupuesto, pasó a la Dirección General del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) Cuando Carlos Salinas de Gortari estaba en campaña para la Presidencia de la República, en 1988, Montemayor fue invitado para acompañarlo en una gira por Coahuila En Monclova, el aspirante tricolor fue requerido por la base priista para que hablara y explicara de qué manera solucionaría la problemática social en la entidad En lugar de responder, Salinas cedió la palabra a Montemayor para que él diera un mensaje a sus paisanos, lo que fue interpretado como un destape anticipado para la gubernatura De su ocupación en el INEGI, Montemayor fue lanzado en el 88 a la diputación federal por el cuarto distrito de Coahuila, estado donde estaba la mayoría de sus familiares Su compañero de fórmula fue el empresario radiofónico Carlos Juaristi Septién, un abogado, periodista, político y empresario, dueño de los periódicos El Zócalo, en Piedras Negras, Ciudad Acuña, y, años después, en Monclova Después de obtener la victoria como legislador y ocupar la presidencia de la Comisión de Programación y Presupuesto de la Cámara de Diputados, en las elecciones intermedias de Salinas como presidente, Montemayor hizo en 1991 el movimiento que ya se anticipaba: se postuló como senador por Coahuila Otra vez obtuvo el triunfo, pero como senador estuvo poco más de un año, ya que renunció al puesto y fue enviado por Carlos Salinas a Coahuila para hacerse cargo de la delegación estatal del Programa Nacional de Solidaridad, convirtiéndose en un gobernador alterno para disgusto y resignación del mandatario Eliseo Mendoza Berrueto Como titular de Pronasol y ya en plena campaña, hizo amarres con grupos políticos, empresariales y sociales, además de la alianza estratégica que hizo con el clero al apoyar con recursos federales el Centro Saulo, edificio plurifuncional y centro de reunión de grupos católicos, una obra impulsada por el obispo Luis Morales Guiado por el dirigente nacional priista de ese entonces, Genaro Borrego Estrada, de nueva cuenta Montemayor obtuvo una cómoda victoria sobre Rosendo Villarreal, quien había sido el primer alcalde panista de Saltillo, pero que abanderó sin fortuna a Acción Nacional en los comicios estatales El 1 de diciembre de 1993 Rogelio Montemayor Seguy tomó posesión como gobernador Constitucional de Coahuila En el acto, el presidente Carlos Salinas reveló que fue Montemayor el que lo presentó con Colosio quien, ya para esos días, estaba en campaña "Si conmigo les fue bien, imagínense cómo les va a ir con Colosio y Montemayor", dijo Salinas Respaldado por el grupo salinista, sonaba fuerte el rumor de que Montemayor estaba sólo de paso por la gubernatura, pues se iría al gabinete de Colosio La muerte en el 94 del candidato le echó por tierra sus planes pero Labastida los revitalizó Cuando el proyecto del político de Culiacán empezaba a perfilarse, Montemayor fue utilizado por algunos grupos de poder priista para atacar al entonces gobernador de Guanajuato Vicente Fox, que ya había develado sus intenciones presidenciales Montemayor lo desacreditó de múltiples maneras, entre ellas endilgándole el epíteto de "ignorante" La riqueza A mitad del sexenio montemayorista, en 1996, fue descubierto el que entonces fue el mayor escándalo en el que estaba involucrado el gobernador Era una grave acusación del pasado Se supo que en junio de 1992, en pleno auge privatizador de Salinas, Rogelio Montemayor, entonces senador, junto con sus hermanos, había adquirido el Complejo Industrial Pajaritos, en Coatzacoalcos, que era una de las plantas de Fertilizantes Mexicanos (Fertimex), a un precio de 143 millones de dólares, apenas 09 por ciento por sobre el valor mínimo que estableció la Secretaría de Hacienda para su desincorporación Grupo Servicor S A, de la familia Montemayor, no tuvo dificultad para ganar la subasta, ya que fue único participante Otra empresa, Química Penwalt, que se descartó al final sabiendo que no podía ganar, se permitió una ironía, al presentar una postulación simbólica de diez pesos Además de adquirir ventajosamente Pajaritos, los Montemayor contaron con beneficios extras del gobierno que asumió en la misma operación dos deudas de Fertimex en Veracruz: una por 400 mil millones de pesos en favor de Banamex y otra de 28 millones de dólares del banco Mundial Es decir, Hacienda determinó que la venta del Complejo fuera efectuada sin los adeudos Desconcertado por la sorpresiva acusación, el gobernador se desmarcó de la compra al señalar que fueron sus hermanos los que la efectuaron la transacción, pero pronto se supo que él y su familia poseían hasta el 40 por ciento de las acciones de la empresa, según consta en documentos en poder de la Contaduría Mayor de Hacienda en la Cámara de Diputados Eran esos días tiempos electorales en la entidad y el daño para el prestigio del gobernador y su partido fue irreversible Días después del escándalo, en las elecciones locales, el PRI perdió las principales alcaldías como Torreón, Saltillo, Monclova, Ramos Arizpe y también cedió el control del Congreso Pero los negocios de Fertimex no eran todo Siendo gobernador, en mayo de 1997 Montemayor acreditó un aval especial a la empresa Gronitrogenados, propiedad de su familia, que obtuvo un crédito de 186 millones de dólares de banca Confía Tres meses después, el banco de Jorge Lankenau fue intervenido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la deuda de la empresa fue absorbida por el Fondo Bancario de Protección al Ahorro No hubo desmentido oficial del señalamiento El 1 de diciembre de 1999 Pocos días después fue designado por Ernesto Zedillo director general de Petróleos Mexicanos, puesto que asumió en enero del año siguiente, lo que revaloró su presencia política a nivel nacional, aunque no contaba con experiencia alguna en el ramo Con la mayor empresa estatal a su disposición, Montemayor Seguy vendió su suerte apostando en favor de Francisco Labastida, apoyándolo presuntamente con recursos de Pemex hasta que fue consolidada la candidatura Los allegados al coahuilense señalan que en la campaña de Labastida, Montemayor se visualizaba como secretario de Hacienda de lo que sería el sexenio del priista Incluso hizo estudios y proyectos hacendarios, anticipándose al triunfo de Labastida Quería estar listo cuando llegara el momento Y de ahí, según decía a sus allegados, lo que seguía para él era la Presidencia de la República Con el nuevo gobierno, las irregularidades del paso de Montemayor por Pemex empezaron a surgir Francisco Barrio, secretario de la Contraloría, confirmó en febrero de este año la existencia de una investigación al interior de Petróleos Mexicanos por desvío de recursos y el presidente Fox anunció por esos días que, en breve, serían atrapados "peces gordos" Sauri salió en defensa de Montemayor Le advirtió a Santiago Creel, secretario de Gobernación, que cualquier acto en contra del exdirector de Pemex sería considerado como un acto en contra del PRI En la elección interna tricolor del 24 de febrero, Montemayor apostó por Beatriz Paredes y perdió Roberto Madrazo, convertido en dirigente nacional del tricolor, dejó a su suerte al exgobernador de Coahuila El 3 de mayo, un juez federal mexicano giró orden de aprehensión en contra de Montemayor por desvío de recursos de Pemex a la campaña de Labastida El lunes 1 de julio, el acusado se entregó en Houston en una corte federal de Estados Unidos y anunció allá que, voluntariamente, solicitará su extradición a México

Comentarios