WTC: Sigue la corrupción en el gobierno "del cambio"

martes, 30 de julio de 2002
México, D F- Desde hace dos años y medio, el Registro Público de la Propiedad y de Comercio permite al Banco de Comercio Exterior (Bancomext) vender locales del World Trade Center-México (WTC) sin notificar que el inmueble, propiedad del gobierno federal, está sujeto a juicio Aun más, engañó al Juez Segundo de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal haciéndole creer, por escrito, que ya había cumplido con su mandato de poner un aviso en los folios del inmueble para advertir que la propiedad estaba en litigio Con una serie de documentos, Alfredo Suárez Ruiz, hijo de don Manuel Suárez, exdueño del Hotel de México, hoy WTC, asegura que los actos del Registro Público de la Propiedad y de Bancomex son indicativos de complicidad, corrupción y fraude Lamenta, sobre todo, que en el gobierno del cambio, al que apoyó en la campaña presidencial prestando las instalaciones del Polyforum al Partido Acción Nacional, el Bancomext haya recurrido a prácticas propias del viejo sistema En 1999, Alfredo Suárez y sus familiares presentaron una denuncia en contra de Bancomext, la Secretaría de Hacienda y el Grupo Gutsa, de los hermanos Gutiérrez Cortina, por el despojo de más de la mitad de su propiedad en el WTC (pisos de oficinas, un área comercial y el terreno de la calle de Dakota, anexo al WTC) En su denuncia, Suárez Ruiz y sus familiares se refirieron a hechos que ocurrieron en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuyo secretario de Hacienda y presidente del consejo de Bancomext era Pedro Aspe Explicaron que en 1992 Guillermo Ortiz, entonces subsecretario de Hacienda, hoy gobernador del Banco de México, Francisco Gil Díaz, exsubsecretario de Ingresos, hoy secretario de Hacienda, bajo presiones y amenazas, los obligaron a ceder parte de su propiedad del WTC al Grupo Gutsa, que se iba a encargar del proyecto (Proceso 1252) Posteriormente, en octubre de 1999 interpusieron una denuncia penal ante la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal en contra de Guillermo Ortiz, Francisco Gil Díaz y Juan Diego Gutiérrez Cortina, presidente del Grupo Gutsa "Hubo una gran violencia en contra de la familia para que a cambio de nada cediéramos nuestra propiedad", sostiene en entrevista Las mismas presiones, amenazas y violencia sufrió Francisco de Paula León Olea, socio también del WTC, para vender su parte accionaria a Gutsa, e interpuso demandas civil y penal (Proceso 1133) Sin embargo, Alfredo Suárez asegura que el despojo que sufrieron fue nada frente al fraude que se cometió después contra la nación mexicana "A pesar de que se necesitaban 60 millones de dólares para terminar el WTC, bancos del gobierno prestaron a Gutsa 600 millones de dólares, que nunca pagó porque se fueron al Fobaproa Y allí, a través de maniobras, se los terminaron perdonando y Bancomext se convirtió en dueño del WTC", señala Refiere que luego de presentar su demanda en contra de Bancomext, Hacienda y Gutsa por despojo, el Juez Segundo de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal ordenó que se inscribiera en el Registro Público de la Propiedad un aviso de la demanda, para que los posibles compradores de las oficinas y locales del WTC estuvieran enterados de que el inmueble estaba bajo juicio En enero de 2000, el Registro Público de la Propiedad aseguró al Juez Segundo que había cumplido con su ordenamiento Bancomext no podía vender locales y comercializar espacios hasta que se resolviera el juicio Más de dos años después, Suárez Ruiz descubrió que el registro público había mentido al juez El pasado 10 de junio, Alfredo Suárez informó al Juez Segundo: "1- Desde el escrito de demanda (en contra de Bancomext, Hacienda y Gutsa), solicitamos que la misma se inscribiera en el Registro Público de la Propiedad "2- Después de muchos trámites y obstáculos, al parecer interesados, de los funcionarios del Registro Público de la Propiedad, y sólo cuando su Señoría los amenazó de imponerles multas y otras medidas de apremio para que hicieran la inscripción de la demanda, le dijo a usted el Director del Registro que ya había cumplido su orden "3- En efecto, por medio del oficio GDF/IRPPC/DPR/SPRI ?B?/0223/00 que lleva el rubro de ?SE COMUNICA CUMPLIMIENTO?, el 14 de enero de 2000, se le dijo a usted textualmente que: ?en estricto cumplimiento a lo ordenado con fecha trece de enero del año en curso, QUEDO ANOTADA EN LOS FOLIOS REALES NÚMEROS: 44200, 44300 AUXILIAR 1, y 44200 AUXILIAR 2? "Este oficio aparece tanto en la página 2250 como en la 2,300 del Tomo II del expediente en ese Juzgado "Posteriormente, el 26 de enero de 2000, el Registrador envió a usted el oficio CJSL/RPPC/DJ/SCA/256/2000, que aparece en la página 2297, del Tomo II, y en él, le reitera el Registrador que ya cumplió con la inscripción de la demanda, y textualmente expone que: ?se cumplió con lo ordenado; motivo por el cual solicito a su Señoría se deje sin efecto la multa impuesta a esta autoridad? "5- A pesar de esas protestas de haber cumplido con la orden de usted, de que se inscribiera la demanda, ello no se ha hecho, y siguen sin inscribirse, engañando al parecer a su Señoría "6- Se han pedido varias veces al Registrador, copias certificadas de la inscripción, y curiosamente siempre se ha negado, o ha dado largas de que el folio está en uso o reservado, y ya en cambio, por otro lado, se ha denunciado a su Señoría que se siguen haciendo operaciones de ventas del inmueble conocido como WTC, y no se les anota la inscripción de la demanda, a dichos actos "Pero en cambio sí se anotan en el Registro esas operaciones posteriores a la supuesta inscripción "7- Acompañó a éste, copia que obtuve después de múltiples esfuerzos, y en forma de consulta, de los folios reales 44200-1 y 44200-2, y en donde, en el primero de los citados, aparece en la última página una inscripción del 7 de noviembre de 2001, y antes no hay inscripción de la demanda" Alfredo Suárez Ruiz solicitó al Juez Segundo lo siguiente: "I- Girar atento oficio al Director del Registro Público de la Propiedad del Distrito Federal, para que le remita a usted copia certificada de los folios 40200-1 y 40200-2, en donde conste que está inscrita, efectivamente, dede enero de 2000, la demanda con que se inició este expediente "II- Exigir que se lo envíe con carácter de urgente, y sin excusa ni pretexto, pues se siguen haciendo operaciones respecto del inmueble que se ampara en esos folios, y sin las anotaciones del caso, burlando así la determinación de su Señoría "III- De lo que resulte de ese oficio que le mande el Registrador, reservar mis derechos, para en su caso formular las denuncias penales del caso, y las demandas por responsabilidad civil de ese funcionarios" Alfredo Suárez sostiene que "el gobierno hace todo tipo de maniobras sucias cuando se pelea con un ciudadano Aquí hay corrupción, de otra manera no se entiende por qué el Registro Público de la Propiedad o no obedeció el ordenamiento del juez o lo acató y luego borró la inscripción, en beneficio de Bancomext y en perjuicio de la familia Suárez, tanto en el sexenio pasado, como en el actual "El Registro Público cubrió a Bancomext durante dos años y medio, para que los afectados, la familia Suárez, no pudieran tener acceso a esos folios Este acto de corrupción tuvo que ser auspiciado o propiciado por Bancomext, para que pudiera seguir vendiendo, por varios millones de dólares, propiedades del World Trade Center, como lo demuestran las copias de los folios reales que finalmente logramos obtener"

Comentarios