El invierno del patriarca

martes, 13 de agosto de 2002
El tema de la muerte de Fidel Castro ?quien este martes 13 cumple 76 años? dejó de ser tabú en Cuba "Hay que estar preparados", dicen hasta sus más cercanos colaboradores, los cuales han asumido el reto de mantener la máxima obra del comandante en jefe: la revolución Al mismo tiempo, han tomado medidas para cuidar la salud del presidente cubano, quien, con los años, ha abierto el secreto de su vida familiar y cambiado algunas de sus rutinas La Habana- Este martes 13, Fidel Castro cumple 76 años Su cumpleaños lo sorprenderá con una nueva obsesión: establecer de manera simultánea una serie de programas sociales en Cuba Constructores y voluntarios trabajan día y noche en uno de esos programas: la reparación de las escuelas primarias de La Habana Quieren terminar por lo menos varias de ellas el martes 13, como regalo para el comandante Activo, en apariencia incansable, Fidel los visita de madrugada También participa casi a diario en graduaciones de cursos emergentes, cuenta maestros y computadoras para las escuelas, está atento a la instalación de páneles solares en zonas rurales, planifica la distribución de televisores y argumenta sobre programas universitarios municipales "Parece como si fuera a morirse mañana", dijo un diplomático extranjero impresionado por la febril actividad de Fidel, quien no oculta su apuro por concluir sus proyectos urgentes "Está apurado porque quiere avanzar antes que el estancamiento de la economía le impida seguir", argumenta por su parte un académico cubano A estas alturas, Fidel no parece resignado a dejar obra sin concluir, por pequeña que pueda parecer Y es que su muerte, según algunos analistas, definirá la transición cubana Para sus enemigos, la "solución biológica" pondrá fin a sus 43 años de gobierno; para sus partidarios representará el reto de la continuidad de la máxima obra: la revolución En principio, la muerte de Fidel ya dejó de ser un tema tabú: si antes públicamente de eso no se hablaba, ahora lo abordan los propios funcionarios de su gobierno e, incluso, sus más cercanos colaboradores Es, dicen, una posibilidad real y mediata para la que hay que estar preparados En junio último, el canciller Felipe Pérez Roque estremeció a la Asamblea Nacional (Parlamento) al poner descarnadamente el tema sobre la mesa: "La clave aquí y la respuesta que esta Asamblea da hoy es qué haremos nosotros cuando la generación que hizo la revolución y la comanda hoy, la generación de Fidel y Raúl (Castro), ya no esté entre nosotros" Se preguntó qué harán los que tengan las riendas del poder "cuando no esté el magisterio de Fidel, la vista larga, que ve donde los demás no vemos todavía; el instinto, la habilidad y la ética, el rigor y la experiencia, la flexibilidad en lo que puede ser flexible y la firmeza inconmovible en los principios "Cuando ya no esté Raúl para recorrer el país proclamando: ?Sí se puede?, en medio de la parálisis, el estupor lógico por la caída de algunos y la traición de otros ¡Ésa es la clave!", dijo crípticamente Pérez Roque, en una frase que sólo meses después algunos interpretaron como una alusión al excanciller Roberto Robaina, quien fue expulsado "deshonrosamente" del Partido Comunista y acusado de incurrir en prácticas deshonestas Para que no quedaran dudas, el canciller blandió una advertencia fulminante: "Vale recordar que la Unión Soviética fue disuelta, aunque 75% de la población había apoyado en un referéndum su no disolución apenas unos meses antes de que esto se consumara" Por unanimidad, la Asamblea aprobó un proyecto de reforma constitucional para hacer "irrevocable" el sistema socialista de Cuba Fue un "blindaje" para asegurar la continuidad de la revolución tras la muerte de Fidel El "ensayo" Y es que, un año antes ?el 23 junio de 2001?, Fidel sufrió un desmayo de 10 minutos en un acto público Fue una advertencia que encendió las luces de alerta del régimen cubano El propio Fidel reconoció el hecho como un "ensayo": "Cualquiera diría que me hice el muerto para ver el entierro que me hacían", bromeó Desde entonces, preocupados por su salud, los colaboradores cercanos del presidente han puesto límites a su actividad Excepcionalmente acude al aeropuerto a recibir a visitantes distinguidos, como lo hizo en mayo, cuando llegó el expresidente estadunidense Jimmy Carter Luego, fueron discretamente eliminadas las recepciones oficiales a media mañana, bajo el sol tropical, frente al Palacio de la Revolución Fidel recibe ahora a invitados y colaboradores dentro del Palacio Cuando participa en actos multitudinarios ?las llamadas "tribunas abiertas"? comienzan a horas muy tempranas, casi al amanecer, de manera que terminan antes de que el sol caliente demasiado Así mismo, los encuentros con estudiantes, trabajadores sociales y otros, se programan en teatros o en el Palacio de las Convenciones A veces luce cansado, con ojeras y dificultades al caminar, pero cuando se enfrenta a las multitudes, parece revitalizarse con el fervor del público, y habla durante horas, haciendo derroche de energía Al terminar, sus colaboradores personales le acercan una infusión humeante que Fidel bebe con disciplina Después de su desmayo, ha dejado de practicar uno de sus deportes favoritos: la pesca submarina Y este hombre que antaño comía de manera descomunal ?el escritor Gabriel García Márquez recordó que un "domingo sin freno, después de un almuerzo en forma, se tomó 18 bolas de helado"?, hoy tiene una comida frugal: vegetales cocidos y carnes blandas Ahora, en cenas con invitados extranjeros, se disculpa de no comer lo mismo que ellos Desde hace unos años, Fidel ya usa unos pequeños lentes para leer Y es que diariamente lee unas 200 páginas de noticias de todo el mundo, además de informes oficiales y otros documentos En 1998 ?durante la feria del libro dedicada a México?, confesó que tiene poco tiempo para leer literatura Comentó que prefiere los textos históricos Se sabe que le gustan los libros de Ernest Hemingway y que no se pierde ningún libro de su amigo García Márquez, a quien confesó que "si reencarnara en otra vida, sería escritor" Como no lo hacía en muchos años, Fidel asiste regularmente a actividades culturales, como un apoyo a la "batalla de ideas" Hace poco, asistió a una función de ballet Estuvo sentado en primera fila al lado de la Prima Ballarina Alicia Alonso También asistió a la inauguración de una muestra personal del joven pintor Kcho Y visitó, en su casa, al poeta e intelectual Cintio Vitier, quien acababa de ganar el premio Juan Rulfo y con el que conversó durante horas El velo de la intimidad Defensor a capa y espada de su intimidad durante 40 años, Fidel ha comenzado a descorrer lentamente el velo de su vida familiar Contradice así la imagen del solitario trashumante que han difundido durante años sus adversarios Su esposa Dalia Soto del Valle, una mujer madura, de unos 60 años, rubia y de ojos verdes, aparece cada vez con más frecuencia en actos públicos, sobre todo los de carácter político, aunque nunca en compañía de Fidel, sino con algunos de sus cinco hijos o de sus nietos Fidel y Dalia se conocieron en 1961, durante la campaña de alfabetización que impulsó la revolución Ella era maestra y vivía en el pueblo de Trinidad, hoy provincia de Cienfuegos, donde su familia tenía una finca Por décadas, muy poco se supo de esta relación Era vox populi entre los cubanos que la compañera de Fidel era Celia Sánchez Manduley, la revolucionaria que luchó a su lado en la Sierra Maestra y ocupó varios cargos en el régimen cubano: miembro del Comité Central del Partido Comunista y secretaria ejecutiva del Consejo de Ministros Celia es considerada como la mujer que más influencia tuvo en el comandante en jefe, quien le prodigaba una ilimitada confianza y afecto Murió en 1980 víctima de un cáncer pulmonar Posteriormente, Castro legalizó su relación con Dalia En marchas revolucionarias o tribunas abiertas, Dalia aparece generalmente vestida con un sencillo pantalón de mezclilla y una camiseta con consignas revolucionarias, las mismas que son entregadas a los asistentes a dichos eventos En otros actos ?como el Festival del Puro en La Habana?, Dalia se viste elegantemente, pero su conducta es discreta: siempre cerca, pero nunca al lado del comandante Los cinco hijos de Fidel y Dalia se llaman Alexis, Alex, Antonio, Alejandro y Ángel y se ubican entre los 27 y los 39 años de edad La mayoría de los cubanos no conoce sus identidades, pero los fotógrafos de la prensa extranjera en La Habana almacenan incontables instantáneas de personas de la familia del presidente Además, Fidel tiene otros tres hijos: el mayor es Fidel Castro Díaz-Balart, de 52 años, ingeniero experto en energía nuclear y producto de su relación con su primera esposa, Mirta Díaz Balart, quien actualmente reside en España Los dos siguientes ?producto de relaciones extramaritales? son: Jorge Ángel Castro y Alina Fernández Revueltas; esta última se "fugó" de Cuba a mediados de los años noventa e hizo de la mala relación con su padre un éxito editorial: La hija rebelde de Fidel Castro En febrero, la prensa cubana ?otrora discreta con la vida familiar de Fidel? se sumó al "descorrimiento" de la cortina Los diarios Granma y Juventud Rebelde publicaron una reseña de un libro de ciencias, cuyo autor es Fidel Castro Díaz Balart: "Una obra de reflexión sobre ciencia y humanismo", tituló Granma la información sobre el libro Cuba Amanecer del tercer milenio, una compilación de trabajos de destacados autores, de la cual Fidel Castro Díaz Balart aparece como coordinador-editor Por su parte, el semanario Trabajadores publicó el trabajo "Entre el diamante y el quirófano", referido a la pasión por el beisbol (deporte nacional) de otro hijo de Fidel, el médico cirujano Antonio Castro Soto del Valle, "quien se desempeña como especialista de primer grado en ortopedia y traumatología en el complejo científico Ortopédico Internacional Frank País, de esta capital Para este joven de 33 abriles, a quien el profesor Rodrigo Álvarez Cambra califica como un excelente doctor, dedicado a su trabajo, preocupado, paciente y serio, hasta su vida se ha ligado sentimentalmente al deporte la atleta de clavados del equipo nacional Yolanda Ortiz comparte sus sueños, anhelos e inquietudes" Todo el poder Siguiendo patrones de dirigentes políticos que han estado largo tiempo en el poder, los adversarios de Castro han especulado sobre su fortuna personal La revista Forbes ubicó a Fidel como uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna personal de mil 400 millones de dólares En La Habana pocos lo creen Están convencidos de que a Fidel le interesa el poder, no el dinero Su vida austera ?casi espartana? parece desmentir las versiones de su enriquecimiento: Sus muebles de oficina son sobrios: escritorio amplio de madera, sillones de piel sin curtir, estantes cuadrados con libros ordenados Sus uniformes y sus botas son unos cuantos Ha agregado a su calzado unos tenis que usa para las "marchas revolucionarias" Los trajes sastres ?que ahora usa para ocasiones especiales? no abundan en su armario Él mismo se burla de las versiones de que es rico: "No poseo ni cuento en mi haber con un solo dólar", aseguró el 26 de junio último en un discurso ante el Parlamento cubano, respondiendo jocosamente a acusaciones del presidente estadunidense George W Bush "Toda mi fortuna, señor Bush, cabe en el bolsillo de su camisa" Con los años, Fidel ha abandonado parte de la prudencia política al hablar y a veces se deja llevar por los impulsos El 29 de junio, en un discurso público, acusó a Rusia de "traicionar" a Cuba después de la desintegración soviética "No puedo usar otra palabra, aunque no pretendo culpar a ningún dirigente en particular" Durante algunos discursos (en radio y televisión), sus ayudantes le recuerdan que "está en vivo" para que lo tome en cuenta si decide salirse del guión Pero la desaparición física de Castro preocupa tanto a seguidores como a sus adversarios "Es un factor de equilibrio", opina un académico cubano El gobierno ha reconocido públicamente y más de una vez a su hermano Raúl, segundo secretario del Partido Comunista, vicepresidente de los Consejos de Estado y Ministros, ministro de las Fuerzas Armadas, como el sucesor de Fidel Pero el tema es el futuro mediato, cuando desaparezca la generación fundacional de la revolución Dos de los hombres que intentaron ser figuras para ese momento han pasado al ostracismo político: primero Carlos Aldana, quien fue defenestrado en 1992, cuando era considerado el tercer hombre de la jerarquía cubana Uno de sus colaboradores de confianza, Alcibiades Hidalgo, llegó a Miami hace pocas semanas tras una dudosa aventura marina El otro candidato, el excanciller Roberto Robaina, fue recientemente expulsado del PCC El "relevo" para algunos, la "transición" para otros, sigue siendo una incógnita

Comentarios