Asegura Paoli que Gobernación no vetará "El crimen del padre Amaro"

miércoles, 14 de agosto de 2002
México, DF - El subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación, Francisco José Paoli Bolio, respondió a los ataques que ha recibido la dependencia por parte de la jerarquía católica en torno a la exhibición de la película "El Crimen del Padre Amaro", y señaló que la Secretaría de Gobernación "no es pastor de conciencias, ni de almas" Luego de varios días de intenso debate, en el que se ha acusado al gobierno de entablar una "persecución" contra la Iglesia católica, de fomentar la violencia de feligreses ofendidos y de violar las leyes en materia religiosa, el académico y hoy funcionario manifestó que la tarea de la dependencia no es de carácter espiritual y por ello no vetará la exhibición de la cinta, tal como se le ha exigido En entrevista, tras admitir que tiene intención de acudir a ver la película, misma que se exhibirá a partir del viernes, descartó que la cinta protagonizada por Gael García y Ana María Talancón provoque reacciones violentas en la sociedad "Tenemos una sociedad madura", consideró Y es que el grupo ProVida, a través de su antiguo presidente y todavía líder, Jorge Serrano Limón, ya denunció penalmente a Santiago Creel, titular de Gobernación, por atentar en contra de los derechos religiosos de los católicos Serrano Limón y numerosos jerarcas han llamado a suspender la exhibición de la cinta, pues, según dicen, hace escarnio de símbolos sagrados para los cristianos Además, han presionado para evitar su estreno El martes, por ejemplo, el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, prácticamente responsabilizó al gobierno de cualquier acto de violencia que pudiera generarse a raíz de la exhibición de "El crimen del padre Amaro" "Hace muchos años se presentó una obra de teatro en la que se tocó el tema religioso; en aquella ocasión hasta el cine donde se escenificó la pieza se quemó, porque hubo necesidad de llegar a ello ¿Para qué buscar la violencia?", amenazó Cepeda, en un aparente exhorto Y según el arzobispo de Acapulco, Felipe Aguirre Franco, la cinta "es una bofetada a la mayoría de los mexicanos y a la razón, además de que representa un retroceso cultural tremendo" Dijo que espera que los dueños de los cines no accedan "por unos pesos" a "ofender a la Iglesia católica y a la mayoría del pueblo mexicano" mediante la exhibición de una película "cargada de odio" hacia la religión católica14/08/02

Comentarios