Sinuoso camino a la victoria

viernes, 2 de agosto de 2002
Los ejidatarios de San Salvador Atenco cantaron victoria Y al grito de "sí se pudo, sí se pudo", celebraron la decisión del gobierno de Vicente Fox de cancelar la construcción del aeropuerto en Texcoco, Estado de México, después de nueve meses de marchas, plantones y protestas de quienes se les había expropiado sus tierras para ese fin El motivo de la decisión gubernamental es diferente para las partes Para el gobierno federal, lo que propició que se cancelara el proyecto fue que los atenquenses "decidieron rechazar la nueva oferta del gobierno" de pago por hectárea de sus tierras expropiadas el 22 de octubre del 2001, por lo que consideraba "otras alternativas" viables para llevar a cabo este proyecto Para los atenquenses, lo que persuadió al gobierno federal de cancelar la edificación de la terminal aérea, fueron las constantes marchas en la ciudad de México, y los plantones en Gobernación o en Comunicaciones y Transportes, así como los enfrentamientos con granaderos y policías, del 14 de noviembre y 11 de julio Sobre el sinuoso camino que recorrieron los ejidatarios por conservar sus tierras, que para muchos de ellos son su único medio para sobrevivir, Procesocom presenta una serie de textos acerca de la gestación, los motivos y el climax del movimiento encabezado por los ejidatarios de San Mateo Atenco