Las contradicciones de Johannesburgo

sábado, 24 de agosto de 2002
* 500 mdd para hablar de pobreza y deterioro ambiental Johannesburgo - Más de 65 mil ciudadanos de todo el mundo participan en la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible (Río +10), que se celebrará del 26 de agosto al 4 de septiembre en Johannesburgo, Sudráfrica Es la mayor conferencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de todos los tiempos y tal vez la más importante para el futuro de un planeta en el que 40% de sus habitantes sufren por la falta de agua En los salones de la ONU delegados de 174 países, incluyendo jefes de Estado, se reclaman unos a otros el combate a la pobreza y el deterioro de los recursos naturales Sin embargo, para financiar la Conferencia se gastarán unos 500 millones de dólares en 10 días La suma incluye los boletos aéreos de primera clase usados por la mayoría de las delegaciones gubernamentales, que también se hospedan en hoteles cinco estrellas, cuyas habitaciones más sencillas tienen un costo diario de 200 dólares en un país donde se mata a una persona para robar 20 También se incluyen los gastos de las organizaciones no-gubernamentales y los de la propia ONU para instalar su sede dentro del distrito financiero de Sandton, el más caro y sofisticado de Johannesburgo, zona de sudafricanos blancos, muy ricos Particularmente vergonzante para la ONU es el hecho de que Sandton está cerca de la pobreza de Soweto, donde sudafricanos negros viven en las peores condiciones Los gastos incluyen también 60 millones de dólares invertidos por Sudáfrica, la mitad de ellos en seguridad: Johannesburgo es una de las ciudades más violentas del mundo 27 mil policías patrullan las calles y cuidan los lugares más importantes Los habitantes de la ciudad están rentando sus casas por 300 dólares la noche, el equivalente a un mes del pago de su préstamo hipotecario Los costos de la construcción del Forum Global de ONGs no se incluyen en estos 500 millones de dólares Después de todo, éste no es el espacio para realizar negociaciones financieras por los corredores Al contrario, es el espacio de los anticapitalistas, donde se critica el dominio de las grandes corporaciones en la economía y su apropiación global del planeta Como siempre, el dinero fluyó más para quien ya tenía bastante En la suma de los 500 millones de dólares, por ejemplo, están comprendidos los eventos paralelos de las grandes organizaciones que cuentan con el apoyo de la ONU Entre ellas, la World Business Action for Sustainable Development, ONG que representa a las multinacionales El sector empresarial organizó el más sofisticado y lucrativo encuentro de la Cumbre Su conferencia --que va a reunir directores y mil representantes de las mayores corporaciones mundiales? se realiza este domingo 25 y abarca todos los salones del Hotel Hilton Irónicamente, es el único evento en el que se cobra por participación Y se cobra bien: son 100 dólares por persona Así, los participantes podrán escuchar a ilustres conferencistas como el presidente mexicano Vicente Fox y el primer ministro inglés Tony Blair El mundo de "regalo" Llama la atención el peso de las corporaciones en esta cumbre A diferencia de la cumbre que la antecedió en Río de Janeiro, en 1992, en la de Johannesburgo no se va a firmar ningún protocolo o acuerdo internacional En esencia, se va a continuar con los compromisos signados en Río y con todo aquello que aún no se ha logrado Falta mucho Para comenzar, está el compromiso de transferir el 07% del Producto Interno Bruto (PIB) de los países ricos hacia los países pobres En 10 años, apenas Dinamarca cumplió con el acuerdo Mientras tanto, los países pobres pasaron la última década cobrando el reconocimiento de los más ricos a la deuda ecológica, y reclamando la mencionada transferencia del 07% del PIB de los países ricos Pero éstos dejaron a las naciones pobres en un plano secundario Su prioridades son otras En primer lugar, las pautas de exportación Secciones enteras del texto sobre el acuerdo de libre comercio fueron copiados para el texto de las negociaciones de la cumbre de Johannesburgo, garantizando que los intereses de las corporaciones fuesen atendidos, no importando los prejuicios causados al medio ambiente Agua, clima, salud y biodiversidad serán ?a decir por las corporaciones? protegidos a través de cuotas entre gobiernos, sociedad civil e industria Y es éste el único resultado previsto de la cumbre de Johannesburgo: 500 millones de dólares y 10 días para crear cuotas para el desarrollo sostenible Cuotas público-privadas, sin ningún instrumento legal que garantice su viabilidad O sea: para proteger el medio ambiente y los recursos del planeta y así evitar su explotación por el capital multinacional, los gobiernos decidieron envolver al mundo en un paquete de regalos y entregarlo a los "cuidados" de las mismas multinacionales La negligencia de los gobiernos llevó a la ONU a permitir que los representantes de las multinacionales secuestrasen las negociaciones y sus resultados Las multinacionales llenaron el vacío dejado por los gobiernos y están, de hecho, liderando la gobernabilidad mundial "Hoy se habla mucho de la rendición de cuentas de las corporaciones: pero deberíamos hablar también de la rendición de cuentas que la ONU le debe a la sociedad mundial, la cual se ha vendido al capital internacional", dice Fatima Jibrell, Premio Goldman de Medio Ambiente 2002, y representante de la organización Horn of Africa Relief, de Somalia "La ONU es vista hoy, especialmente en los países más pobres, de la misma forma que el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio: como un instrumento de poder contra los más pobres", afirma el analista sudafricano George Monbiot Impresiona la energía con la cual la ONU ayuda a los que destruyen los recursos del planeta para construirse la imagen de salvadores Líderes de corporaciones parecen importar más que activistas y ambientalistas Ellos integran delegaciones de varios gobiernos, tomando el espacio antes ofrecido a representantes de la sociedad civil Un ejemplo: La comitiva inglesa no incluía hasta la semana pasada al propio ministro de Medio Ambiente inglés, Michael Meacher, quien goza de gran prestigio entre los ambientalistas de su país Meacher fue incluido después de duras críticas hechas por organizaciones como Greenpeace y Friends of the Earth Pero el primer ministro ingles, Tony Blair, que promete ser el más destacado líder de gobierno de los países ricos --dada la ausencia del presidente estadunidense George Bush-- ya había dado los lugares para que a su lado estuvieran los presidentes de las multinacionales Rio Tinto y Anglo American, empresas de explotación minera culpadas de grandes desastres ambientales en varios países, incluyendo Sudáfrica e Inglaterra La delegación inglesa, inicialmente con 100 representantes, fue reducida a 70 cuando se descubrió que los gastos del grupo sobrepasarían los 300 mil dólares

Comentarios