Las fiestas del grito, entre la fastuosidad y la política

sábado, 14 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- Calificada por el investigador estadunidense Michael Costeloe como "la festividad secular más importante en el calendario mexicano", la ceremonia de "El Grito" cuenta al menos con 190 años de tradición Fiestas suntuosas como las organizadas por el presidente Porfirio Díaz, quien aprovechaba para festejar también su cumpleaños, o apagadas por la invasión yanqui de 1847, o cargadas de un ambiente político como la última que cumplió Miguel de la Madrid, en la cual los gritos en favor de Cuauhtémoc Cárdenas apenas dejaron escuchar las frases del ritual ceremonioso Las celebraciones para conmemorar el llamado a la lucha armada que el domingo 16 de septiembre de 1810 lanzó el cura Miguel Hidalgo en el pueblo de Dolores iniciaron cuando aún no terminaba la gesta Según consigna la Enciclopedia de México, el general Ignacio Rayón organizó una ceremonia para recordar el aniversario del llamamiento a la guerra el 16 de septiembre de 1812 en Huichapan, en donde descargó artillería, hizo sonar las campanas y se leyó una proclama redactada por Andrés Quintana Roo Por su parte, José María Morelos y Pavón, el llamado cura de Carácuaro, estableció en sus "Sentimientos de la Nación" --firmados el 14 de septiembre de 1813-- que se solemnizara el día 16 de septiembre de todos los años como el aniversario en que "se levantó la voz de la Independencia y nuestra santa libertad comenzó, pues en ese día fue en el que se desplegaron los labios de la Nación para reclamar sus derechos con espada en mano para ser oída, recordando siempre el mérito del gran héroe, el señor don Miguel Hidalgo y su compañero Ignacio Allende" Nueve años después, en marzo de 1822, el Congreso Constituyente declaró el 16 de septiembre como fiesta nacional, y la declaratoria fue ratificada el 27 de noviembre de 1824, tres años después de consumada la Independencia Un año más tarde comenzaron los festejos en forma Costeloe, investigador de la Universidad de Bristol, narra en un ensayo sobre el origen de las celebraciones de "El Grito", que en agosto de 1825 un grupo de residentes de la Ciudad de México se organizó con el fin de conmemorar el aniversario y conformó para ello la Junta Patriótica La organización se encargó de los festejos durante tres décadas, entre los años 1825 a 1855 Una de las acciones que engalanaban las primeras fiestas, que por acuerdo de la Junta comenzaban a partir de las 11 de la noche del día 15 de septiembre, era comprar la libertad de esclavos, hasta que en 1829 el presidente Vicente Guerrero decretó la abolición de la esclavitud en toda la República El investigador estadunidense también relata que como parte de las celebraciones se hacía una procesión hasta el Palacio Nacional, ahí se sumaba el presidente en turno a los festejos, se hacía una misa de acción de gracias en la Catedral Metropolitana y finalmente se dirigían a la Alameda Central, donde el Ejecutivo dirigía un mensaje Hay en esto discrepancia, pues la Enciclopedia de México asegura que la presencia del mandatario mexicano en los festejos por la Independencia fue una iniciativa del presidente Benito Juárez la noche del 15 de septiembre de 1864, en Guanajuato Era el año de la ocupación francesa, así que la ceremonia en la capital del país fue organizada por Maximiliano de Habsburgo, quien comisionó a Joaquín Velázquez de León, entonces director del Colegio de Minería, la creación de un monumento a la Independencia Nacional Así, un día después de la celebración de Juárez en Guanajuato, se colocó en el Zócalo capitalino la primera piedra con un discurso de Velázquez que respondió la emperatriz Carlota El monumento jamás se construyó en ese sitio Fue Porfirio Díaz quien ordenó la construcción de la Columna de la Independencia, en el Paseo de la Reforma, y se inauguró el 16 de septiembre de 1910 Ese año se festejó el centenario de la gesta y se recuerda como una de las celebraciones más fastuosas; se extendieron durante todo el mes, aunque los preparativos comenzaron desde principios de año En un texto titulado "Grito en la noche mexicana", publicado por la revista "Proceso" en septiembre de 1980, el periodista Samuel Máynez Puente relata el ambiente de los festejos del gobierno de Díaz: "? cuando en plena gloria y todavía sin muestras evidentes de disturbio revolucionario, don Porfirio, como un príncipe inconsciente de la miseria de su pueblo, condecorado, solemne y aún con voz de mando, emitía vítores a la Independencia y sus autores, no sin el recuerdo íntimo de que, tal vez por coincidencia del destino nacional --así se lo aseguraban los aduladores--, el cumpleaños de la Patria era también el suyo"