La jerarquía católica mexicana, en el Vaticano

jueves, 16 de octubre de 2003
* Ventilarán sus problemas: Sandoval, Arizmendi y Morales Reyes México, D F, 15 de octubre (apro)- Con motivo de la celebración de los 25 años de pontificado del Papa Juan Pablo II –festejos que enmarcarán la beatificación de la madre Teresa de Calcuta y la realización de un consistorio del Colegio Cardenalicio--, la alta jerarquía católica mexicana viajó ya a Roma, no sólo para felicitar al pontífice, sino también para tratar los diversos problemas que aquejan a la Iglesia del país El pasado domingo 12, el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara, partió al Vaticano para ventilar allá la acusación que tiene en su contra por presunto lavado de dinero Poco antes de emprender el viaje, y en medio de la polémica, indicó que la Procuraduría General de la República (PGR) ya lo había exonerado “Ese asunto ya está arreglado Ya se hizo la investigación Ya se tienen resultados”, dijo --¿Y son favorables a su persona? --Totalmente, totalmente Sin embargo, al día siguiente, la PGR desmintió al cardenal; señaló que continúa en sus investigaciones para determinar si, efectivamente, el prelado tiene nexos con el narcotráfico, lo mismo que su amigo José María Guardia, dueño de casas de juego y del hipódromo de Ciudad Juárez Ese mismo día, el empresario Guardia –ferviente devoto de Santa Rita de Casia-- también viajó al Vaticano para asistir a los festejos papales y tratar el problema ante la cúpula eclesiástica Por su lado, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Luis Morales Reyes, abandonó todos sus pendientes en la arquidiócesis de San Luis Potosí y se fue a Roma Otros son los asuntos que preocupan al máximo dirigente del clero mexicano: el próximo mes de noviembre dejará la presidencia del episcopado, luego de seis años de tener el cargo, por lo que deberá tratar los cambios que se avecinan Entre ellos está el perfil de la persona que lo relevará en el puesto, así como las características de quienes estarán al frente de las 25 comisiones de la CEM Por lo pronto, ya se mencionan a los más probables sucesores de Morales Reyes, como el propio Sandoval Iñiguez; el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de la Ciudad de México; Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia; Martín Rábago, obispo de León; y Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de Las Casas Éste último lleva bastantes días en el Vaticano Y no está precisamente tratando el asunto de la sucesión en el Episcopado Mexicano, sino el grave problema que tiene la diócesis de su cargo relativo a la ordenación de diáconos indígenas Resulta que, desde hace dos años, el Vaticano le ordenó a monseñor Arizmendi que dejara de ordenar más diáconos indígenas, puesto que éstos se apartaban de la ortodoxia católica Fiel al Papa, Arizmendi ha cumplido con la medida Sin embargo, la suspensión ha levantado fuertes protestas al interior de su diócesis Y no sólo eso, se sabe que varias comunidades zapatistas están ordenando a sus propios diáconos, en franca rebeldía y totalmente al margen de la Iglesia de San Cristóbal Algunos calculan que hay alrededor de cien diáconos zapatistas que están usurpando estas funciones Todavía hoy, los sacerdotes de la diócesis sostuvieron una reunión para abordar el problema que amenaza con convertirse en un “cisma” Tan privado fue el encuentro, que lo hicieron no en la ciudad de San Cristóbal, como correspondía, sino en la Casa San Marcos, de Tuxtla Gutiérrez Así, Felipe Arizmendi no está en Roma sólo para homenajear al viejo pontífice El Vaticano lo mandó llamar, con antelación, para tratar el espinoso asunto del diaconado indígena La salida que ve Arizmendi es que se le permita ordenar más diáconos, puesto que la diócesis requiere de sus servicios en las zonas indígenas Antes de partir al Vaticano, reveló el obispo: “Conversaré con los colaboradores del Papa sobre algunas situaciones de nuestra diócesis, seguiré dialogando de los diáconos”Aunque también dijo que asistiría al aniversario de Juan Pablo II, que se realizará este jueves 16 de octubre, y a la ceremonia de beatificación de la madre Teresa de Calcuta, el próximo domingo 19 La reunión del Colegio Cardenalicio será dos días después, el 21 Ahí, el Papa le pondrá el capelo cardenalicio al mexicano Javier Lozano Barragán, cuya designación como cardenal fue dada a conocer en días pasados

Comentarios