Al asalto del IPAB (Segunda y última parte)

miércoles, 12 de noviembre de 2003
* La remoción de los “vocales incómodos” México, D F, 11 de noviembre (apro)- El 20 de marzo del 2002, el hoy excontralor del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), Fortunato Álvarez, documentó irregularidades de los bancos y el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), en el Programa de Compra y Capitalización de Cartera (PCCC), y a los pocos días renunció de manera inexplicable al cargo Su lugar lo ocupó Arturo Villaverde Lazo, gente cercana al entonces titular de la extinta Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), Francisco Barrio, y hasta el momento nada se sabe del trámite que se le dio a dicho informe Lo mismo sucedió, una renuncia inexplicable, con la directora general de Supervisión del IPAB, María Fernández Ugalde, y quien participaría, junto con Fortunato, en la documentación de las irregularidades En la intentona fallida del convenio entre bancos y el IPAB, hubo tres funcionarios del instituto que se inconformaron por el contenido: el secretario ejecutivo, Julio César Méndez; la secretaria adjunta jurídica, Margarita de la Cabada, y el director de Finanzas, Alfredo Vara; incluso pusieron su renuncia sobre la mesa del secretario de Hacienda, Francisco Gil, pero no se las aceptó El malestar continuó La encargada jurídica del IPAB, Margarita de la Cabada, apoyaba las tesis de los “vocales incómodos” del instituto, como los llama Mario Di Constanzo: ellos son Adalberto Palma y Bernardo González Aréchiga; este último renunciaría también al cargo al llegar como vocal Héctor Tinoco, exfuncionario de Banco de México en los años 96 y 97, y por lo cual intervino como miembro del Comité Técnico del Fobaproa Después fue vicepresidente de Normatividad en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), cargo que dejó al ocupar la vocalía del IPAB Pero no fue sino hasta que se presentó una nueva diferencia de opiniones entre Francisco Gil y Margarita de la Cabada, en septiembre pasado, cuando la directora jurídica adelantó otra vez su renuncia El 9 de septiembre se concretó su separación y, en su lugar, la Junta de Gobierno del IPAB puso a Lucía Villalón Trujillo, quien hasta ese momento se había desempeñado como gerente de Normatividad de la CNBV, bajo las órdenes de Héctor Tinoco Este cargo es clave en el IPAB, ya que desde ahí se elaboran los argumentos jurídicos contra los amparos que interpusieron los bancos para no ser auditados Con todos estos movimientos, Hacienda y la CNBV han copado los principales puestos del IPAB, tomándolo por asalto, consideran la diputada perredista Dolores Padierna y el exsecretario técnico de la primera Comisión para Investigar el Funcionamiento del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (Cifipab), Mario Di Constanzo Detallan que las maniobras de ambas instancias no han parado ahí, incluso revelaron que el pasado 31 de octubre se realizó el último movimiento cuando, también de manera inexplicable, renunciaron cuatro colaboradores de Margarita de la Cabada, de la secretaría jurídica del IPAB, y los cuales se desempeñaban en el área de “lo contencioso” “Tinoco, que estaba en la CNBV, y Lucía Villalón, que también estaba en la CNBV, fueron impulsados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que llegaran al órgano de gobierno del IPAB Así, Hacienda logró un espacio más en la Junta de Gobierno del IPAB y, por el otro lado, provocaron la renuncia del vocal verdaderamente independiente e incómodo, Bernardo González Aréchiga, y quien no estuvo de acuerdo en convalidar el conflicto de intereses que generaba para la institución el que un exmimbro del Comité Técnico del Fobaproa formara parte ahora del organismo público que tiene como mandato sancionar el rescate bancario”, explica Di Constanzo Mario Di Constanzo y Dolores Padierna aseguran que la renuncia de Margarita de la Cabada se debió a presiones, y que lo mismo ocurrió con las separaciones de sus cuatro principales colaboradores, el pasado 31 de octubre “Con ello prácticamente cedió la secretaria adjunta Jurídica del IPAB a los intereses de la SHCP y de la CNBV” Con todos estos movimientos, consideran los entrevistados, la Junta de Gobierno del IPAB se conforma en su mayoría por incondicionales de Hacienda y la CNBV, es decir, Jonathan Davis, Héctor Tinoco, Lucía Villalón, Francisco Gil Díaz y Carlos Isoard Todos ellos serán los que argumenten para ganar los juicios que interpusieron Banamex, Bancomer, Banorte y Bital IPAB ‘encapsula’ información Las irregularidades cometidas por el Comité Técnico del Fobaproa, y donde participaron de manera activa quienes hoy toman por asalto el IPAB, se plasmaron en por lo menos quince actas donde se dio cuenta de las autorizaciones sobre dichas operaciones Estas actas, junto con las de las sesiones que ha realizado la Junta de Gobierno del IPAB, se mantienen hoy en secreto Di Constanzo, exsecretario técnico de la Cifipab, solicitó los documentos al IPAB; al serle negados, recurrió el pasado 17 de junio ante el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAIP) El asunto aún se encuentra en litigio Cuando el IPAB negó las actas, su argumento fue que se trataba de información reservada, “cuya difusión puede comprometer la estabilidad financiera y económica del país” Pero lo que no detalló el IPAB fue que su Junta de Gobierno, pasando por encima de la Ley de Acceso a la Información Pública, tomó el 15 de octubre del 2003 un acuerdo mediante el cual toda la información quedará reservada durante doce años y por tanto no se hará pública hasta entonces Apro tuvo acceso al acuerdo IPAB/JG/03/4810, y en él se detalla que nadie podrá disponer de dichos documentos para su difusión Hasta el momento dicho acuerdo no se ha hecho público pero con el mismo queda nulificada toda posibilidad de que cualquier ciudadano se entere de qué movimientos se operan en el Instituto para concluir el proceso de rescate bancario, y tampoco sobre cómo van los amparos entre los bancos y el IPAB El acuerdo, a todas luces contrario al espíritu de acceso a la información, según Di Constanzo, se elaboró justo después que sale Margarita de la Cabada del área jurídica y llega Lucía Villalón Esto dice, es una muestra de cómo están cerrando todos los caminos para no transparentar el proceso de liquidación del Fobaproa y cómo están tratando, desde Hacienda y la CNBV, ayer y hoy y desde el propio IPAB, de no sancionar a quienes avalaron operaciones irregulares Padierna sostiene que no sólo se está ubicando a gente en posiciones estratégicas para evitar transparentar lo que a todas luces fue un fraude a la Nación, sino que además están tratando de sepultarlo, de darle carpetazo desde otro poder, el Judicial Pero en este tramo, dijo, la Cámara “dará la batalla a través de la respuesta a la controversia constitucional que interpuso el Ejecutivo federal contra nosotros” Sin embargo, acepta Padierna, en la propia Cámara han encontrado obstáculos, principalmente del vicecoordinador de la fracción del PRI, Roberto Campa Cifrián Narra Padierna que durante el proceso de recolección de firmas de los diputados, para lograr de nuevo la creación de la comisión para investigar el IPAB, fue presionada por el priista para que esto no se concretara Describe cómo el día que la presentó ante tribuna, el mismo Campa Cifrián, detrás de las banderas, discutía con el presidente de la Mesa Directiva, Juan de Dios Castro, e incluso le alegaba que no contaba con las firmas que prevé la ley “Llegué justamente en el momento en que se lo decía a Juan de Dios, por lo que tuve que mostrarle los originales de todas las firmas recolectadas Subí a tribuna y se autorizó para que la comisión se integrara este 10 de noviembre”, dice “Pero al llegar a mi curul –recuerda--, Campa Cifrián se acercó conmigo y, señalándome con el dedo, me dijo retador: ‘¡Es la última vez que me lo haces, porque no acudiste a mí ni a Elba Esther, que somos los que mandamos en el grupo del PRI Y cuando nos vuelvas a saltar, no tengas dudas de que eso va a funcionar!’ “Incluso me amenazó con retirar todas las firmas de sus compañeros del PRI, pero hasta el momento sólo dos lo han hecho, y tengo por lo menos 30 firmas más de las que se requieren”, concluyó

Comentarios