Acusa Ornelas a reportero de escándalo en el COM

viernes, 14 de noviembre de 2003
* Dice que un periodista paga a supuestos testigos tres mil pesos México, D F, 13 de noviembre (apro)- El jefe de los Servicios Médicos del Comité Olímpico Mexicano (COM), Rafael Ornelas Centeno, comparecerá este viernes ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) por la denuncia de hostigamiento sexual en su contra, presentada el 25 de octubre por dos de sus empleadas, Ivonne Alvarado y Judith Valle Pero en víspera de rendir su testimonio ante la máxima autoridad, Ornelas Centeno anunció en conferencia de prensa tener conocimiento “que un periodista que cubre la fuente del Comité Olímpico Mexicano, ha instigado a diferentes personas que han laborado en el COM, principalmente del sexo femenino y de la dirección médica, y les ha ofrecido la cantidad de tres mil pesos siempre y cuando declaren en mi contra “Conozco el nombre de este reportero, así como de las personas y los lugares en que han sido citadas para recibir esta cantidad”, dijo el médico en su breve monólogo en el pequeño auditorio de los Servicios Médicos del Comité Olímpico Mexicano, donde no dio margen para las preguntas y respuestas, en virtud que ya ha sido citado por la Procuraduría capitalina, “y él tendrá que responder ante las autoridades, según se le ha indicado”, justificó el jefe de prensa del COM, Sergio Lara Prosiguió Ornelas, acompañado en el acto por el secretario del COM, Ricardo Contreras: “algunas de ellas me han informado del ofrecimiento de esta persona Es por ello que he decidido proceder también por la misma vía legal contra esta persona y a quienes se presten a difamar y a calumniar la trayectoria y la imagen de un servidor “Insisto: estas personas se me han acercado y me han informado de este ofrecimiento y de los lugares en que han sido citados” El médico, quien solía presionar a sus trabajadoras para que le “sobaran” la parte lesionada –los testículos, a consecuencia “de golpearse contra una coladera mientras realizaba ejercicios”, a decir de las denunciantes Ivonne y Judith--, sostuvo: “No sé qué fin se persiga, ni quién está detrás de él (el reportero) o quién lo está patrocinando, pero esto me resulta fácilmente entendible Pero pronto, muy pronto, sabrán quiénes la han organizado y qué fines persiguen “El daño moral que ha sufrido mi familia ha sido de consecuencias irreparables: mi madre, mi esposa y mis tres hijas han vivido situaciones terribles por el daño que le han ocasionado con los vecinos, con sus compañeros de escuela, con los amigos y con toda la gente A nadie, absolutamente a nadie, deseo que pase por una situación tan terrible como la que está pasando en estos momentos mi familia y yo mismo “Insisto: no sé qué fin persiga esta persona que en forma cobarde ha emprendido esta campaña Tengan por seguro que estas personas no dan la cara, pero su mano sí es completamente visible” Luego explicó, en aras de su defensa, que durante su actividad profesional y privada desde 1981, como director médico del COM, “han pasado bajo mi custodia y bajo mis cuidados médicos, infinidad de deportistas, campeones panamericanos, campeones centroamericanos, campeones mundiales y medallistas olímpicos, todos ellos de una gran calidad moral Ejemplos podríamos dar muchísimos: Ana Gabriela Guevara, Nancy Contreras, Soraya Jiménez, Fernando Platas y Noé Hernández, sólo por citar a algunos de ellos que pueden dar un testimonio fiel y exacto de mi comportamiento” Lo que fue considerado un acto intimidatorio por Rafael Ornelas contra algunos reporteros que han seguido este escándalo tuvo otro rumbo, en virtud que una de las denunciantes, Judith Valle, retiró la demanda contra el jefe de los Servicios Médicos del COM A Judith se le intentó localizar en su teléfono celular sin respuesta alguna En todo caso, apareció la voz de Marcela Alcázar: “Casualmente Judith olvidó su teléfono”

Comentarios