Persiste la crisis en el Poder Judicial de Quintana Roo

viernes, 14 de noviembre de 2003
Cancún, Q R, 13 de noviembre (apro)- Empeñado en reformar al Poder Judicial, el gobernador Joaquín Hendricks no escuchó recomendaciones de diputados y magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que le advirtieron de que su iniciativa podría ser inconstitucional, de manera que su propuesta, aprobada en el Congreso por una alianza entre los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), fue “congelada” por una controversia constitucional, aunque se generaron otros actos que alteraron la vida interna de ese órgano de gobierno Apenas el jueves la iniciativa del gobernador recibió otro golpe cuando, un magistrado removido y designado al Consejo de la Judicatura, obtuvo un amparo definitivo para recuperar sus prerrogativas A este nuevo incidente en la pugna que desató el gobernador con el Poder Judicial, se añade el hecho de que el miércoles, los magistrados recién electos por el Congreso en el marco de esa iniciativa del gobernador, fueron desconocidos por la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Lizbeth Loy Song Encalada Y es que, al asumir el encargo, los nuevos magistrados –todos identificados con el gobernador-- pretendieron “mayoritear” al pleno del TSJ, enviando a un magistrado al Consejo de la Judicatura y solicitando de inmediato una auditoría al ejercicio de ese órgano, así como al llamado Fondo de Mejoramiento del Poder Judicial Cuando las fracciones de PRI y PAN aprobaron la iniciativa de reformas del Poder Judicial enviada por Hendricks, a principios de mes, el gobernador se apresuró a mandar sus ternas para nombrar nuevos magistrados, los cuales fueron aprobados en 48 horas Tras tomar protesta, los nuevos miembros del Poder Judicial relegaron de ese pleno al magistrado Arturo Isidro Pacheco Montalvo, a quien designaron miembro del Consejo de la Judicatura, de modo que los jueces ligados al gobernador sumaron, de inmediato, mayoría Pacheco Montalvo se amparó, y el jueves el Juzgado Primero de Distrito, con sede en Chetumal, le concedió la suspensión definitiva de los actos, aunque tampoco podrá regresar al pleno del Poder Judicial porque, a su vez, la controversia contra la iniciativa del gobernador dejó el asunto “en suspenso”, según explicó la presidenta del TSJ, Song Encalada No obstante, el magistrado recuperó las prerrogativas y otros derechos administrativos Con base en ese fallo, los magistrados decidieron desconocer también a los nuevos miembros del TSJ ligados al gobernador, de manera que se registra, hasta hoy, una pugna entre miembros de ese poder Song Encalada dijo que el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no tiene un plazo para ser emitido, de manera que esta situación podría prolongarse indefinidamente “tres meses, ocho meses, dos años; no hay plazo” No obstante, dijo que la atención a la ciudadanía está salvaguardada “con otros mecanismos contemplados en la Constitución… de momento esta diferencia de opiniones se limita a la vida interna del TSJ”

Comentarios