En Tabasco, escandalosos sueldos de primeras damas municipales

miércoles, 19 de noviembre de 2003
* Reciben hasta 82mil pesos mensuales; PRD exige su devolución Villahermosa, Tab , 18 de noviembre (apro)- Aun cuando la Ley del Sistema Estatal de Asistencia Social prohíbe que las presidentas del DIF cobren salarios, escandalizan en Tabasco los sueldos de hasta 82 mil pesos mensuales que cobran las llamadas “primeras damas” municipales Ante la polémica, la esposa del gobernador Manuel Andrade, Elvira Pola, salió al paso y rechazó que cobre algún salario o prestación económica por encabezar la presidencia estatal del DIF “Para mí ha sido un honor estar acompañando a Manuel (Andrade) en mucho de lo que está haciendo Es un gran honor, lo hago con mucho cariño y me deja mucha satisfacción poder hacer algo sin recibir nada a cambio”, indicó Sin embargo, dejó a criterio de cada esposa de los alcaldes determinar si cobran o no salarios, aunque manifestó la necesidad de legislar sobre cuál debe ser el papel de las presidentas del DIF “en torno a este trabajo” “Creo que no está mal recibir algo por el tiempo que se invierte en los lugares que se tienen que estar visitando constantemente”, manifestó El escándalo lo reventó el diputado perredista Enrique Fernández Valdez al denunciar y exhibir en la tribuna la lista de los altos salarios que los actuales alcaldes tabasqueños asignaron a sus esposas para encabezar las presidencias del DIF Puso como ejemplo a la señora Rosalba Iparrea Roche, esposa del edil del municipio de Huimanguillo, Manrique Dagdug Urgel, quien “indebidamente” percibe un sueldo mensual de 82 mil 186 pesos En casi un trienio –las actuales presidentas del DIF dejarán sus cargos el 31 de diciembre-- la primera dama de Huimanguillo ha cobrado “ilegalmente” dos millones 958 mil 709 pesos, a razón de 986 mil 236 pesos por año, “lo cual representa un quebranto a las finanzas del municipio”, acusó el perredista Le sigue la señora Concepción Rodríguez Cajal, del DIF municipal de Jalpa de Méndez (gobernado por el PRD), con un salario de 70 mil pesos; Ana Lilia Díaz de Filigrana, del municipio de Jonuta (también del PRD), con 64 mil 886 pesos; y Cristel Hernández Pérez, del municipio de Macuspana (gobernado por el PRI, igual que Huimanguillo), con 58 mil 461 pesos El salario de las otras presidentas del DIF, oscila entre 12 mil a 45 mil pesos Todos estos sueldos multiplicados por los últimos tres años rebasan los 25 millones de pesos, expuso el diputado Fernández Valdez, quien exigió que todo ese dinero sea reintegrado a las haciendas municipales Manifestó que de acuerdo con la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, las esposas de los alcaldes “tienen la obligación moral y jurídica de devolver íntegramente los sueldos que han percibido en estos tres años” Pidió a sus compañeros diputados de la 57 Legislatura –que concluirá su periodo el 31 de diciembre-- sancionar administrativamente a los ayuntamientos para que las primeras damas reintegren “los sueldos millonarios que han recibido de manera ilícita”, con el fin de sentar un precedente “para que no se repita nunca más este robo descarado al erario de Tabasco” Manifestó que la Ley Estatal de Asistencia Social prohíbe que las presidentas del DIF cobren salarios, por ser éste un cargo “honorífico”, además, el artículo 51 de la Ley Orgánica Municipal impide también que los alcaldes contraten a sus esposas y familiares en la administración municipal Finalmente, exhortó al Congreso no aprobar ninguna cuenta pública de los 17 ayuntamientos relativa al 2002, si las presidentas del DIF “no devuelven el dinero ilícitamente cobrado” Ante el escándalo, tres presidentas municipales del DIF hablaron a noticieros de radio para anunciar su disposición a devolver el dinero cobrado, en tanto que la primera dama del municipio de Cárdenas, Luz del Alba Ortiz, defendió su salario porque, afirmó, fue una decisión del cabildo “no lo pedí yo”

Comentarios