Pone AI en tela de juicio al sistema legal mexicano

sábado, 20 de diciembre de 2003
* Denuncia la detención arbitraria de dos ambientalistas * Se les sembró mariguana para inculparlos México, D F, 19 de diciembre (apro)- Amnistía internacional ha elaborado un nuevo informe sobre un caso en el que el sistema legal mexicano ha sido utilizado para acusar y castigar injustamente a dos activistas de derechos humanos en el estado de Chihuahua y, como consecuencia, evitar que sigan llevando a cabo su labor Isidro Baldenegro López, un líder indígena tarahumara y Hermenegildo Rivas Carrillo, ambos del municipio de Guadalupe Calvo, Chihuahua, fueron detenidos “arbitrariamente” por la policía el 29 de marzo del año en curso Los dos hombres fueron acusados de posesión de marihuana, pero los testimonios de testigos indican que la evidencia fue fabricada Isidro y Hermenegildo permanecen en la cárcel en Chihuahua y están en espera de una sentencia Amnistía Internacional cree que los cargos en contra de los dos hombres tienen motivaciones políticas y tiene como objetivo evitar que continúe la lucha por parte de la comunidad indígena tarahumara para proteger sus derechos y parar la tala de árboles de sus bosques En particular, Isidro Baldenegro parece haber sido acechado por el papel de liderazgo que desempeña dentro de esta campaña y por las actividades que ha llevado a cabo al ser miembro del grupo ambientalista chihuahueño Fuerza Ambiental Ambos han sido adoptados como presos de conciencia por Amnistía Internacional Basándose en la información recibida, Amnistía Internacional cree que se les ha detenido de un modo arbitrario y acusado con pruebas falsificadas Según ambos hombres, que son miembros destacados de su comunidad y de organizaciones locales de derechos humanos, su detención se debe al papel que han desempeñado en la larga lucha de la comunidad indígena rarámuri de Coloradas de la Virgen para proteger sus derechos y detener la tala descontrolada de árboles en zonas forestales Según algunos informes, se escogió en particular a Isidro Baldenegro por su destacado papel en esta campaña pacífica y por sus actividades legítimas como miembro de Fuerza Ambiental, grupo ecologista de Chihuahua Amnistía Internacional considera que ambos hombres son presos de conciencia y pide que se les ponga en libertad de inmediato y sin condiciones Mientras aguardan la sentencia, el Ministerio Público federal responsable de su procesamiento debe retirar los cargos de inmediato por falta de pruebas fiables, demanda el organismo También, señala, debe realizarse una investigación sobre el mal uso que se ha hecho del sistema judicial para asegurar su detención y procesamiento, y debe llevarse ante la justicia a los responsables “Las autoridades federales deben garantizar también la protección de estos hombres y de sus familiares, ya que pueden ser objeto de represalias por atraer la atención nacional e internacional sobre su caso y sobre la difícil situación de su comunidad en Coloradas de la Virgen”, indica Según Isidro Baldenegro, a eso de las ocho de la mañana del 29 de marzo del 2003, unos 10 agentes de la Policía Judicial, bajo la responsabilidad directa de la Procuraduría General de Justicia del estado de Chihuahua (PGJ), llegaron a su casa en tres camiones blancos Algunos de ellos entraron al inmueble sin una orden judicial de registro Según los informes recibidos, el jefe de la Policía interrogó a Isidro Baldenegro sobre un arma y sobre las actividades de la población local que había estado bloqueando el paso de los camiones madereros Al parecer, luego se le informó luego a Isidro Baldenegro de que, dos días después, tenía una reunión con el Ministerio Público1 en la localidad de Baborigame y le sugirió que acudiera a dicha reunión acompañado por la Policía Según parece, Isidro Baldenegro se mostró de acuerdo, pero después de subir a uno de los camiones los agentes lo esposaron, como también hicieron con su vecino Hermenegildo Rivas Los llevaron a Baborigame, y a primeras horas de la mañana del 30 de marzo los trasladaron a la Comisaría de la Policía Judicial de la localidad de Parral Allí, en la tarde de ese mismo día, los hicieron posar con armas y drogas para unas fotografías

Comentarios