Recuerdan a Genaro Vázquez sin hostigamiento, por primera vez en 31 años

martes, 4 de febrero de 2003 · 01:00
San Luis Acatlán, Gro (apro)- Como hace 31 años, Consuelo Solís Morales caminó las calles polvorientas de San Luis Acatlán para dirigirse al panteón municipal donde están los restos de su compañero en la Escuela Normal Superior y padre de sus seis hijos, Genaro Vázquez Rojas Como entonces, la mujer de 65 años de edad, dio pasos fuertes al frente de cientos de personas que la siguieron en el trayecto para homenajear al guerrillero de finales de la década de los sesenta La breve incursión de Váquez Rojas en el movimiento armado, lo colocó en la historia de Guerrero como “comandante” de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), dejando a un lado la década de encabezar actos de resistencia civil en defensa de la universidad, para derrocar al gobernador Raúl Caballero Aburto; por el respeto del voto; contra la imposición de Raymundo Abarca Alarcón como gobernador, y en la creación de organizaciones de productores de maíz, café y copra, todo ello antes de que en 1968 fuera arrestado en la Ciudad de México y trasladado al penal de Iguala, en donde un comando de sus seguidores lo liberó De ahí a la clandestinidad, hasta su muerte el 2 de febrero de 1972 “Genaro se convirtió en un hombre peligroso para el sistema Antes de morir, lo perseguían por Guerrero, Michoacán y Oaxaca”, recuerda Consuelo Solís en entrevista, al encabezar la marcha que año con año organiza en San Luis Acatlán, tierra natal del guerrillero Convencida de haber conocido el ideal de su compañero, con el que vivió 12 años, afirma que “Genaro Vázquez nunca buscó el poder, aunque haya quienes digan que se levantó en armas porque no le dieron una diputación o un cargo importante en el gobierno; lo que Genaro quería era justicia y democracia” Seguida por, al menos, un millar de personas, entre ellas cientos de estudiantes de la Preparatoria 14 de la Universidad Autónoma de Guerrero, que lleva el nombre del guerrillero, la maestra jubilada no escucha la “grilla” en busca de las candidaturas a diputados federales que detrás hacen los líderes perredistas encabezados por el presidente estatal Martín Mora Aguirre, políticos que se sumaron a la movilización a la que tradicionalmente no asistían En 1999, siendo presidente nacional del PRD, Andrés Manuel López Obrador acompañó a Consuelo Solís y a su hijo, Genaro Vázquez Solís, actual alcalde de San Luis por el PRD Fue el primer líder político que lo hizo, pero los siguientes dos años, todo volvió a la normalidad, hasta ahora que el PRD es gobierno en este municipio ubicado en la paupérrima Montaña guerrerense “En los primeros años, esta caminata la hacíamos sólo amigos muy cercanos y familiares, dispuestos a enfrentar una detención, si se daba, porque éramos muy vigilados, piquetes de militares se apostaban en las esquinas, la gente tenía miedo y cerraba puertas y ventanas “En el quinto aniversario, los militares nos cerraron el camino en Jolotichán (a diez minutos por carretera de la cabecera municipal), y con mis seis hijos atravesamos la Montaña, sobrevolada por helicópteros, para llegar; ya en el pueblo, los militares retiraban los carteles de invitación al evento, quitaban las fotos de Genaro del altar de la iglesia y luego llegaban al panteón a orinarse sobre la tumba Ese acoso durante los primeros 15 aniversarios”, recuerda A 31 años “no puede haber perdón ni olvido y porque no queremos que esos años terribles de represión se repitan”, dice la maestra que colabora en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, hace dos semanas interpuso junto con su hijo, una querella en la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) Ante Ignacio Carrillo Prieto, la viuda del guerrillero denunció los secuestros que sufrieron ella y sus hijos Genaro y Berta, esa última una de sus 12 hijos adoptivos, vástagos de guerrilleros que siguieron al profesor alzado en armas La queja, informa, está en proceso de ser integrada, porque para ello falta que presente los testimonios de los aquéllos que vieron a Vázquez Rojas por última vez En recuerdo de los 31 años de la muerte de su compañero, algunas lágrimas y oraciones frente a su tumba, y en la plaza cívica, rodeada ahora por cientos de personas que lo vitorean Entre los oradores, Martín Mora, reconoce que “Genaro Váquez, el grande, sentó las bases de la democracia que hoy vivimos” Lamenta que “por desgracia, los motivos que lo llevaron a tomar las armas todavía sigan vigentes; la pobreza que lastima, el hambre y la injusticia, ahí siguen, sólo que ahora tenemos un TLC” Con su hijo como cabeza del ayuntamiento, Consuelo Solís admite que este es el primer año que no tienen “contratiempos ni vigilancia de militares, aunque sea de inteligencia militar, en el acto” Elegido como candidato del PRD por asambleas en las comunidades indígenas, Genaro Vázquez encabeza lo que ha llamado un “gobierno comunitario” En el ambiente, musicalizado por viejas canciones de José de Molina y Víctor Puebla, el recuerdo del guerrillero tiene un sabor a esperanza, de que su heredero sea fiel a lo que el guerrillero aspiraba para sus paisanos 03/02/03