Ejecución de González Calderoni, obra de profesionales

viernes, 7 de febrero de 2003
Autoridades de McAllen, Texas, en Estados Unidos, reconocieron que tienen pocas pistas para resolver el crimen del excomandante de la Policía Federal de México, Guillermo González Calderoni, quien fue ejecutado a bala el 5 de febrero en esa ciudad estadunidense Sin embargo, consideran que el asesinato estuvo bien planeado El jefe del departamento de Policía de McAllen, Texas, Víctor Rodríguez, señaló que el plan fue llevado a la práctica a la perfección y cumplió de sobra el objetivo de eliminar a la persona que se quería, y eso sólo lo hacen los profesionales Indicó que entre las pruebas que han arrojado las pesquisas está la descripción de los presuntos asesinos, uno de ellos de origen afroamericano y el otro es de piel oscura También fue encontrado un vehículo que coincide con las características del utilizado por los sicarios para huir, según la descripción de testigos Se trata de un automóvil que de acuerdo con Rodríguez pudo haber estado en México, pues encontraron una calcomanía pegada al parabrisas de la Cruz Roja Mexicana Sin embargo, el automotor tiene placas de Louisiana especiales para personas con alguna incapacidad física Sin embargo, según las autoridades, es posible que tales placas hayan sido alteradas o sobrepuestas Peritos del departamento de la ciudad texana realizan diversos exámens al auto en busca de posibles huellas dactilares Sin embargo, admitió el jefe policial, las pruebas son hasta ahora pocas, y “sería irresponsable por nuestra parte decir algo ahora sin estar basados en hechos” Calderoni fue baleado a quemarropa la mañana del miércoles 5 de febrero, cuando salía de las oficinas de su abogado Robert Yzaguirre, por dos sujetos hasta ahora no identificados El proyectil entró por el lado izquierda de la cabeza, y aún con vida fue trasladado al Centro Médico de McAllen, donde hora y media después del atentado, murió El expolicía federal tenía 54 años de edad y fue uno de los comandantes más poderosos de la Policía Judicial Federal de México durante el gobierno de Carlos Salinas De Gortari Se le atribuye la captura de Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Chao López, Frank Miller, y al exlíder del Sindicato de Trabajadores de la República Mexicana (STRM) Joaquín Hernández Galicia (La Quina) Huyó del país cuando fue acusado de vínculos con el narcotráfico, y de enriquecimiento ilícito Se refugió en Texas, y en los días previos a su muerte se dijo dispuesto a regresar a México y contar su verdad 07/02/03

Comentarios