Elogia Arizmendi contenido de las Guías de Padres

sábado, 15 de marzo de 2003
Tuxtla Gutiérrez, Chis , (apro)- El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, consideró que la “Guía de Padres” que promueve Marta Sahagún con apoyo de Elba Esther Gordillo, “es un intento por renovar la educación” porque ofrece a las familias valores morales válidos para todas las tendencias, además de que no se contrapone al espíritu del artículo tercero constitucional Lamentó el obispo que “por conflictos sindicales y partidistas, y por rechazo a la esposa del presidente de la República, varios estén expresando recelo y rechazo” a la guía editaba por la fundación “Vamos México”, de Martha Sahún, y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) En un documento enviado este viernes, el obispo sostuvo que sería aún más preocupante si rechazaran la guía porque su conciencia les reprocha y no quieren que alguien recuerde a los padres de familia el buen ejemplo que deben dar a sus hijos “Hay algunos que están tan degradados, que les molesta que se les señale el buen camino”, agregó Con toda seguridad, explicó, todos deben de estar de acuerdo en que para renovar la Patria y no seguir cayendo en precipicios de degradación en las costumbres, hacen falta valores morales, desde la familia y la escuela Fustigó, además, a aquellos productores de programas, editores, pintores y artistas que no obedecen las leyes de Dios y no quieren respetar ninguna norma; “se dejan guiar sólo por sus intereses e instintos, por lo que el cuerpo les pide, por el éxito monetario, por la búsqueda de notoriedad, por hacer y decir algo diferente y llevar la contra a las instituciones” Para el obispo, muchas de estas personas no tuvieron una infancia feliz, sino que crecieron con resentimientos a las figuras paternas y, después, transfieren sus rechazos a toda autoridad, incluso a la divina Estas mismas personas “rebeldes” juzgan un atropello a sus derechos el que, por moral pública, se prohiba la exhibición de sus obras, pues se consideran dioses y que no hay norma superior a ellos Para esas personas, “su ley suprema” es gozar y hacer lo que quieran, añadió “No norman sus criterios por la palabra de Dios No escuchan a Jesucristo Por eso, pervierten a quienes tienen poca formación en su conciencia, se burlan de quienes defienden y protegen la moralidad social y terminan con una confusión y un vacío tales, que con frecuencia se ponen al borde del suicidio”, remató 14/03/03

Comentarios