Por fin obtuvo Blair el apoyo del Parlamento británico a la guerra

martes, 18 de marzo de 2003
Un día después de que el presidente de Estados Unidos, George W Bush, lanzó un ultimátum contra el mandatario de Irak, Saddam Hussein, para que abandone su país o se atenga a las consecuencias, el Parlamento británico aprobó una propuesta que permitirá al primer ministro Tony Blair recurrir “a todos los medios necesarios” para despojar al régimen de Bagdad de las armas de destrucción masiva que según la Unión Americana guarda en sitios ocultos para proveer a los terroristas Tras una sesión de casi diez horas y un discurso de Blair, calificado por analistas como uno de los más elocuentes de su carrera, la Cámara de los Comunes acordó por mayoría dar el apoyo incondicional al primer ministro en su polémica postura respecto del conflicto en Irak Los 412 votos que decidieron la postura de la Cámara de los Comunes en favor de la política de Blair provienen precisamente de los legisladores del Partido Laborista, al que pertenece el primer ministro británico Sin embargo, de los 149 votos en contra, 130 pertenecen al mismo partido del gobernante, los cuales han mostrado una férrea oposición al incondicional apoyo a Bush, porque, sostiene: “la necesidad de la guerra no está demostrada” A pesar del triunfo que representa para Blair la aprobación de esta moción, es al mismo tiempo un revés, pues evidenció la falta de apoyo por parte de legisladores de su mismo partido Esto se suma a la reciente renuncia del ministro de gobierno Robin Cook, muy cercano al premier británico, así como la dimisión de seis altos funcionarios de la Administración en protesta por el apoyo al ultimátum de Bush a Hussein 18/03/03

Comentarios