Sufre Bagdad los más graves bombardeos desde que inició la guerra

jueves, 27 de marzo de 2003
*Los aliados a 140 kilómetros de la capital iraquí *Reporta Irak 350 civiles muertos Bagdad, capital de Irak, y sus alrededores se cimbraron el jueves por las potentes explosiones que sacudieron esta parte del país, a una semana del inicio de los bombardeos por parte de Estados Unidos y sus aliados para derrocar al régimen de Saddam Hussein, en una decisión unilateral que pasó por encima del Consejo de Seguridad de la ONU En este nuevo, intenso bombardeo sobre la capital iraquí –considerado por periodistas en el lugar como el más intenso desde que inició la invasión--, dañó el palacio presidencial Al Salam del presidente Saddam Hussein, ubicado a orillas del río Tigris De acuerdo con cadenas de televisión árabes, las explosiones se escucharon cerca del Ministerio de Información donde se llevaba a cabo una conferencia de prensa televisada Esta siguió su transmisión normal pese al bombardeo La ofensiva de esta octava jornada comenzó a las 23 horas locales Misiles crucero cayeron sobre los objetivos antes mencionados, provocando incendios de gran magnitud, cuyas columnas de humo se alzaban sobre la ciudad Autoridades del Departamento de Defensa Civil iraquí informaron de la muerte de ocho civiles y de 44 heridos, luego de que varias bombas fueron lanzadas sobre una zona residencial al sur de Bagdad Según las fuentes, el complejo era habitado por empleados del Departamento de Ingeniería y Vialidad dependiente del Ministerio de Medio Ambiente Las construcciones, tipo vivienda prefabricada, estaban calcinadas, y entre los escombros se alcanzaban a ver utensilios de cocina La mayoría de las víctimas fueron mujeres y niños, señalaron los funcionarios Pese a las afirmaciones de los líderes de las fuerzas armadas estadunidenses respecto de que no hay cambios en el plan de ataque contra el régimen iraquí, tuvieron que posponer la entrada en Bagdad ante la férrea e inesperada resistencia de fuerzas fieles a Hussein y de la Guardia Republicana iraquí A cambio, los bombardeos en sitios “estratégicos” se han intensificado Luego de que cinco mil elementos de la Guardia Republicana fueron enviados al sur iraquí, el ministro de defensa de Irak, Hachem Ahmed, pronosticó que los aliados llegarán en cinco o 10 días a las cercanías de la ciudad, pues ahora se encuentran a 140 kilómetros de ésta En ese escenario, el ministro de salud iraquí, Umid Mihat Moubarak informó que desde que comenzó la guerra, cuatro mil civiles iraquíes han sido afectados por los ataques de los aliados De éstos 350 han muerto La cifra, indicaron portavoces de la Cruz Roja, no es exagerada “Atacar a los civiles es una agresión salvaje” acusó el funcionario, quien precisó que en los bombardeos del miércoles, 36 civiles murieron, en tanto que 251 resultaron heridos En estas cifras se consideran a las víctimas de la caída de dos misiles en el mercado del barrio residencial y comercial de Al Shaab, en donde perecieron 15 personas y 30 resultaron heridas Midhat Moubarak reiteró que la mayoría de las víctimas son mujeres y niños Por su lado, el Pentágono informó del envío de 100 mil soldados más al sur Irak Entre ellos viajan unidades de la 101 división Aerotransportada de Estados Unidos, en la que participan veteranos de la campaña contra el Talibán en Afganistán Esta división se especializa en asaltos con helicópteros “Apache”, y lo demostró al comenzar sus actividades destruyendo radares iraquíes minutos antes del feroz ataque aéreo Por otro lado, tras la apertura del frente norte, los paracaidistas que llegaron el miércoles por la noche al aeródromo en Bashur, comenzaron a establecer puestos de control de tráfico Se prevé la llegada de más tropas y equipo por aire Entre tanto los combates por tierra continúan en las ciudades sureñas de Irak En Nasiriya, la resistencia sigue impidiendo el paso de las tropas aliadas hacia la capital, y en Al Samawah, una localidad ubicada en una ruta de aprovisionamiento de gran importancia, se suscitó un encarnizado combate cuyos resultados aún no se han dado a conocer A su vez, portavoces de las fuerzas británicas informaron que en Basora se cortó la señal de radio y televisión iraquí Reportaron el control de un contingente militar, integrado por 14 tanques iraquíes que tenían por misión trasladarse al sur, donde se desarrolla la mayor actividad bélica hasta el momento Por su parte, integrantes de la Unión Patriótica de Kurdistán se unieron a los iraquíes y tomaron una posición de este ejército que aparentemente estaba abandonada La posición se encuentra cerca de la ciudad de Kirkur, próximo al puente que hace unos días fue bombardeado por fuerzas de Estados Unidos 27/03/03

Comentarios