"Crímenes contra la humanidad", en la invasión a Irak

miércoles, 9 de abril de 2003
Boca del Río, Ver (apro)- Al carecer del aval de la comunidad internacional, la acción bélica en Irak “todo el tiempo estuvo fuera de la legalidad”, subrayó el juez de la Audiencia Nacional Española, Baltasar Garzón Real, quien consideró que la Corte Penal Internacional (CPI) tendrá que valorar en cualquier momento la posibilidad de fincar responsabilidades por “crímenes contra la humanidad” Ante la invasión, opina el jurista español, “ya es hora de que los países del mundo pongan un alto a las decisiones unilaterales de Estados Unidos y le exijan al gobierno norteamericano que por una sola vez en la historia cumpla con la legalidad internacional” En su intervención dentro del foro Espacio 2003, organizado por el consorcio Televisa, Baltasar Garzón, luego de recibir una emotiva ovación por parte de los estudiantes universitarios asistentes a este encuentro, subrayó que con esta guerra la defensa de los derechos básicos del ser humano “saltó por los aires”, desde el 20 de marzo, tras la invasión de Estados Unidos a Irak Desde el centro de convenciones del World Trade Center de esta región costera veracruzana, el reconocido jurista de origen español hizo público su reconocimiento, admiración y respeto por la postura que mantuvo el gobierno de México frente a esta situación También opinó que ante la unilateral acción de intervención militar en Irak por parte de Estados Unidos, apoyada por España y Gran Bretaña, la administración de los yacimientos petroleros y la reconstrucción del territorio iraquí deberán ser controladas por la Organización de Naciones Unidas (ONU), “para evitar que se convierta en un negocio de empresas norteamericanas” En torno a la posición de su país en este conflicto bélico, Baltasar Garzón señaló que los españoles desempeñan un papel contradictorio frente a la intervención militar en Medio Oriente, porque por un lado está la postura oficial que se suma a la contienda armada y, por otro, “está el rechazo de 91 por ciento de la sociedad en contra del ataque militar en Irak” Sin embargo, consideró que desgraciadamente, por primera vez, se le darán bases objetivas al integrismo fundamentalista islámico para actuar, porque hasta ahora solamente había referencias hacia el imperialismo estadunidense, a las críticas sociológicas y religiosas de Occidente, empero, “a partir de ahora hay una base objetiva que justificará esas agresiones” Al mismo tiempo, lamentó que la intervención militar haya eliminado de raíz los intentos del Consejo de Seguridad de la ONU para preservar la paz Igualmente, el jurista español cuestionó la forma en que la comunidad internacional logrará restablecer ese quebranto de la legalidad y la forma en que podrá recuperar el consenso en el futuro inmediato porque, desde luego, precisó, “no será en la forma en que pretenden hacer ahora, con el reparto de los despojos Rechazó la postura que se pretende hacer adoptar a la ONU, en torno a asumir sólo un “papel humanitario” frente al problema, cuando se supone que el organismo multinacional debería encargarse por recuperar la legalidad perdida, “para que nadie pudiera decir que aquí hay intereses particulares sobre los generales” En este contexto, se preguntó, “¿por qué no someter al petróleo a un control internacional de Naciones Unidas?, para así poder creer que realmente se actúa de buena fe, y que la reconstrucción de Irak, en lugar de distribuirla entre grandes corporaciones norteamericanas, también quede en manos de la ONU, que es lo único que tenemos y es el organismo que debe estar presente allí” Desde su punto de vista, explicó que cualquier acción militar después del 20 de marzo, se halla bajo el “halo de la ilegalidad” y, por lo tanto, la expresión de la Corte Penal Internacional, que habla de crímenes de guerra cuando se mata intencionalmente, “deberá valorar en algún momento si la acción bélica fue ilegal y si cualquier muerte en Irak pueda calificarse como crimen de guerra o atentado contra la humanidad, porque tiene un plus de dolo” Lo esencial, apuntó, “es que todo el mundo esté contra la guerra y que cuando termine no se olvide lo que sucedió” allí 08/04/03

Comentarios