Rebelión de diputados priistas, en Chiapas

martes, 13 de mayo de 2003
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- El lunes por la tarde, los 24 diputados locales priistas se dividieron e incluso hasta se confrontaron con su líder estatal Sami David David, luego que discutieran la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en la que se declaró nula la Comisión de Régimen Interno y regresara a ese partido el control del Congreso local, a través de una Gran Comisión La dirigencia estatal y el enviado nacional amenazaron con expulsar del partido, e incluso fincarles responsabilidades penales a aquellos legisladores locales priistas que no apoyen la integración de la Gran Comisión, con lo que el tricolor mantendría el control total del recinto En lo que fue la segunda reunión para discutir el caso en menos de una semana, los 24 diputados locales y su líder estatal, ahora con la presencia del presidente de la Conferencia Nacional de Legisladores estatales del PRI, Héctor Gutiérrez de la Garza, muchos considerados seguidores de Pablo Salazar se opusieron a “la línea del partido de retomar el control del Congreso, y servir así de contrapeso directo el Ejecutivo estatal” En abril, la SCJN canceló las reformas y ordenó reponer el proceso, los actuales legisladores del tricolor dividieron sus posturas, y mientras algunos abogaron por retomar el liderazgo del órgano, otros se manifestaron en favor de continuar con la nueva ordenación, y sólo reponer las irregularidades que hubo en el proceso para reponer formalizar las mismas Sin embargo, durante la reunión de este día se advirtió que a los legisladores que no estén de acuerdo en reinstalar como órgano máximo del Congreso local, la Gran Comisión, presidida por el PRI, les podría fincar responsabilidad penal y expulsar del partido En la reunión se les advirtió que, de no reponerse el procedimiento y reinstalar la Gran Comisión, los diputados locales priistas podrían ser sujetos a juicio político, desaforados del cargo, y luego se les podría fincar responsabilidad penal con la integración de una averiguación previa, que se sancionaría hasta con la cárcel por desobedecer un mandato de la SCJN; ello, además de ser expulsados de su partido En la reunión de hoy, el dirigente estatal del PRI, Sami David, sostuvo enfático que la postura de su partido es “reafirmar nuestra mayoría priista en el Congreso”, y por ello reinstaurar la Gran Comisión presidida por su partido; además de regresar a este órgano la facultad de auditar a las distintas dependencias de gobierno y los 118 ayuntamientos Sin embargo, el actual coordinador de la bancada legislativa del PRI, Pedro San Cristóbal, sostuvo que “la Comisión de Régimen Interno seguirá funcionando como tal hasta que se realicen las nuevas reformas que ordenó la Corte, por lo que no habrá ninguna objeción de nuestra parte para que el próximo presidente de la CRI asuma su responsabilidad”, lo que sería el próximo 15 de este mes, cuando asuma el cargo el diputado panista Juan Carlos Moreno Guillén Héctor Gutiérrez de la Garza, coordinador de las bancadas locales del PRI, no dudó en señalar que las reformas realizadas por 17 legisladores locales priistas y diputados de oposición “fueron ilegales, y la muestra de esa ilegalidad es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó invalidarlas” En una conferencia de prensa que ofreció, dijo que existe el ánimo del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, el tricolor de Chiapas y la bancada priista del Congreso local, por encontrar mecanismos que permitan sustituir la figura de la Comisión de Régimen Interno La disputa surgió cuando una grupo de legisladores planteó la posibilidad de respetar las reformas instauradas en octubre del 2001, y únicamente reponer el procedimiento para que continúe en funcionamiento la actual Comisión de Régimen Interno, que permitió que los coordinadores de las seis fracciones parlamentarias con representación en el Congreso –algunas como la del Partido Verde Ecologista, con tan sólo uno de los 40 curules-- coordine los trabajos por periodos de seis meses cada uno Las reformas en cuestión se instauraron por la anterior Legislatura, cuando un grupo de 17 priistas –quienes después fueron expulsados de su partido-- convocó a una reunión del pleno a altas horas de la noche del 21 de octubre de ese año, y en confabulación con el resto de los disputados de los otros partidos, aprobó durante la madrugada una serie de reformas que permitieron al titular del Poder Ejecutivo, Pablo Salazar, empujar diversas propuestas que no había podido concretar por la constante oposición de los líderes priístas 12/05/03

Comentarios