Extradición de Cavallo pondrá pasado argentino ante justicia extranjera

miércoles, 11 de junio de 2003
La extradición a España del exrepresor Ricardo Miguel Cavallo implicará que todo el pasado de Argentina sea puesto bajo los ojos de jueces extranjeros, consideró el vicepresidente del Partido Justicialista, en Tierra de Fuego, Daniel Oscar Gallo En declaraciones al diario argentino “La Nación”, consideró esa situación como una consecuencia de la inconsistencia de las leyes argentinas para establecer medidas de castigo a exrepresores refugiados en el extranjero Consideró que el caso Cavallo es un claro ejemplo de la imprevisibilidad de los mandatarios argentinos y sus respectivos parlamentos para armar estrategias que hicieran olvidar los años de violencia vividos por esa nación Por ejemplo, abundó, Raúl Alfonsín (1983-1989) promovió leyes para exonerar a los dictadores, en tanto que Carlos Menem (1989-1999) suscribió indultos para algunos militares A su vez, los exmandatarios Fernando de la Rúa (1999-2001) y Eduardo Duhalde (2002-2003) buscaron impedir que los dictadores fueran juzgados en el extranjero Es decir, añadió, ninguno de ellos hizo algo concreto en torno al ajusticiamiento de los represores argentinos y ahora quienes gobernaron Argentina desde que concluyó la dictadura militar en 1983 y no lograron ponerse de acuerdo, no podrán hacer nada ante la decisión de México, la cual ya no tiene “marcha atrás” Gallo criticó que “a Argentina le cuesta mucho fijar políticas de Estado que trasciendan al circunstancial humor presidencial”, pues luego de más de dos décadas de indulto y mano suave para los represores, ahora Néstor Kirchner hizo saber que aceptará pedidos de extradición para militares, a pesar de que esto lo prohíben las leyes de Punto Final y Obediencia Debida que rigen en Argentina “El gobierno lanzó prácticamente una invitación pública a recibir pedidos de extradición Por coincidencia o no, la justicia mexicana resolvió ayer un caso que tiene en sus manos desde el 24 de agosto de 2000”, lamentó el analista Consideró que la sociedad argentina deberá efectuar un debate que trascienda las decisiones del gobierno en turno, de modo que se vuelva “previsible este futuro aún atascado en el pasado” Cavallo, fungía como director del Registro Nacional de Vehículos (Renave) en México donde fue detenido en agosto de 2000 cuando se disponía a abandonar el país a bordo de un avión que lo trasladaría a Argentina, luego de que medios impresos revelaron su identidad Fue hasta el 10 de junio de 2003 cuando la Suprema Corte de Justicia mexicana aprobó con diez votos en favor y uno en contra, que el exrepresor argentino sea extraditado a España, que lo reclama por los delitos de tortura, terrorismo y genocidio La decisión del máximo tribunal del país, significó un hecho sin precedentes, pues nunca se había aceptado deportar a un presunto delincuente extranjero hacia un país que no sea el de su origen Además de Cavallo, hay otros 48 militares argentinos diseminados por el mundo cuya extradición ha sido solicitada por el juez español Baltasar Garzón, que los acusa de terrorismo, tortura y genocidio 11/06/03

Comentarios