Asalto de "primer mundo" a colaboradores de Presidencia en Suecia

lunes, 2 de junio de 2003
En todos lados “se cuecen habas” En el marco de una visita del mandatario Vicente Fox al Instituto Sueco de Asuntos Internacionales, en Estocolmo, donde impartió la Conferencia "Política Exterior de México", integrantes del equipo de comunicación de Presidencia fueron víctimas de un asalto de “primer mundo” No hubo violencia, ni armas, ni palabras altisonantes Los delincuentes, que se identificaron como efectivos de la policía local, abordaron al grupo de integrantes del equipo de la Coordinación General de Comunicación Social de la Presidencia, entre ellos uno de los fotógrafos del presidente, en las cercanías del hotel donde se hospedaban Retuvieron al grupo de mexicanos con el pretexto de que traían dinero falso entre sus pertenencias Una vez que revisaron sus identificaciones y el dinero que portaban, los supuestos policías los liberaron tras asegurarles que “todo estaba bien” Fueron tan hábiles y rápidos los delincuentes que los integrantes del equipo de comunicación del primer mandatario no se percataron de que los habían timado César Lacroix, de la oficina de Logística de la Presidencia, se dio cuenta hasta llegar al hotel de que ya no estaban en su cartera más de mil 300 dólares que llevaba En lugar de estos, descubrió que le habían cambiado sus billetes de 100 dólares por otros de dólar Lo mismo le sucedió al encargado de grabación, Mario Cedillo, a quien de la misma manera lo despojaron de 400 dólares Alfredo Guerrero, uno de los fotógrafos de Fox fue despojado de 400 coronas suecas (unos 80 dólares) que también traía en su cartera Al parecer los delincuentes escogieron a los mexicanos para convertirlos en sus víctimas pues, en otra acción similar, en el centro Suecia, integrantes del Centro de Producción y Servicios Especiales (Cepropie) de la Presidencia también fueron despojados de su dinero de forma similar Las autoridades suecas ya iniciaron las investigaciones En ambos casos, los supuestos policías antes de asaltar a los mexicanos, les pidieron que les tomaran una fotografía con las cámaras de bolsillo que traían consigo Sorprendido, Alejandro Guerrero comentó: “La verdad que no parecía nada raro, pero luego al regresar al hotel nos percatamos que el dinero que traíamos nos lo habían quitado o reemplazado los billetes de 100 dólares por algunos de dólar” 02/06/03

Comentarios